La prueba de Octavio Ocaña salió negativa "por contaminación de sangre", según la Fiscalía

·2  min de lectura

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx., noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- La prueba de radizonato de sodio practicada al actor Octavio Ocaña salió negativa, porque la sangre que el joven tenía en las manos nulificó la prueba que determinaría si él disparó un arma de fuego, señalaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, al responder a los cuestionamientos de la familia del actor y de sus abogados.

Desde el 5 de noviembre, el personal de la Fiscalía se ha reunido en más de tres ocasiones con familiares del actor y sus abogados, para mostrar el resultado de decenas de peritajes en materia de balística, química, fotografía, criminalística, mecánica de hechos y lesiones, entre otras, informaron autoridades mexiquenses.

Entre los cuestionamientos expuestos por la familia del actor y sus abogados están el que el joven no pudo dispararse porque la prueba de radizonato de sodio salió negativa y esto ocurrió así porque la sangre que Octavio Ocaña tenía en sus manos nulificó esta sustancia que deja un disparo, la cual sí estaba presente en su ropa y gorra, señalaron fuentes de la Fiscalía.

La sangre igual que la orina y el amoníaco, entre otras sustancias, nulifican las pruebas de radizonato de sodio, que demuestran si una persona disparó un arma de fuego, indicaron fuentes cercanas a la investigación por la muerte del actor, quien de acuerdo a imágenes difundidas en un video, luego de recibir el impacto de bala tenía sangre en sus manos.

El perito contratado por la familia Pérez Ocaña, informaron autoridades de la Fiscalía mexiquense, va a entregar un peritaje al Ministerio Público de la Fiscalía, no obstante este personal privado tendrá que acreditar sus credenciales y certificaciones así como el método científico que utilizó en cada una de sus pruebas, para que su informe sea integrado a la carpeta de investigación por la muerte del joven actor conocido por su personaje de “Benito”.

Cabe recordar que el 31 de octubre, Ocaña de 22 años de edad falleció luego de una persecución de policías municipales de Cuautitlán Izcalli, quienes ordenaron detenerse a los tripulantes de una camioneta tipo Jeep de color plata, que era conducida por Octavio Ocaña quien iba acompañado de dos amigos. 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.