Provocó un accidente mortal y así lució en la foto policial

La sonrisa de la reclusa, Agenette Marie Welk, fue imborrable a pesar de que protagonizó un evento que le perseguirá de por vida. Quizás el haber doblado la dosis de alcohol permitida en el estado de Florida y provocar un accidente mortal no fue suficiente para borrar su amplio gesto de regocijo mientras se realizaba la foto policial en la comisaría del condado de Marion.

Agenette Marie Welk sonrió en la foto policial tras provocar un accidente mortal. Foto: Policía Condado Marion.

Welk conducía ebria durante le mediodía del 10 de mayo. Se dirigía de un hotel cercano a su domicilio cuando se le cayó el teléfono. Lo recogió y cuando miró al frente tenía otro auto encima. No le dio tiempo a reaccionar y provocó un accidente en el que la conductora del otro auto, Shiyanne Kroll, de 18 años de edad, y su madre, Sandra Clarkson, de 60 años, resultaron heridas, ésta última de gravedad. El coche de ambas acabó empotrado contra un camión que transportaba caballos.

Cuando la policía se personó en el lugar de los hechos, se percató de que la culpable del accidente tenía claros síntomas de embriaguez y en el momento en que le realizaron las pruebas comprobaron que duplicaba la tasa de alcohol permitida para manejar (1.72, cuando el límite en Florida es de .08). Fue arrestada por conducir bajo los efectos y le impusieron una fianza de 10,000 dólares.

Shiyanne Kroll y su madre Sandra Clarkson, quien falleció como consecuencia del accidente. Foto: Twitter.

Cuando la trasladaron a la comisaría, Welk, de 44 años de edad, no dudó en sacar la mejor de sus sonrisas en la foto policial. En ese mismo instante, Clarkson luchaba por su vida justo un día después de celebrar su 60 cumpleaños. Cuatro después, acabó falleciendo como consecuencia del accidente.

En el momento de su detención, Welk pagó la fianza y quedó en libertad, aunque tras el fallecimiento de Clarkson, las autoridades procederán a acusarla por homicidio imprudente

La foto de Welk indignó más aún si cabe a la familia de la víctima.

“Me da asco porque significa que no tiene ningún remordimiento por lo que hizo. Espero que el juez vea la foto y piense lo mismo”, expresó Kroll, quien salió con pequeñas heridas sin consideración del accidente.

Clarkson sufrió un ataque al corazón en el momento de la colisión que la dejó paralizada y con muerte cerebral. Según confirmó la familia, fue desconectada de la respiración artificial este lunes.

Nuestras vidas cambiaron para siempre, no de manera temporal. Lo que hizo (Welk) es algo permanente”, sostuvo otra de las hijas de la fallecida.

También te interesará: