La provincia inauguró casi 100 nuevos kilómetros de autovía para llegar a la costa

·3  min de lectura
La 11 es una de las dos rutas en las que se inauguraron nuevos tramos
Mauro V. Rizzi

MAR DEL PLATA.— El lanzamiento oficial de la temporada de verano en la provincia llegó con la inauguración de nuevos tramos de obra que a partir de hoy permitirán recorrer las rutas 11 y 56 en formato de autopista en casi toda su extensión.

El Gobierno bonaerense confirmó que, con una inversión que ronda los 20.000 millones de pesos, en distintas etapas se sumaron 96 kilómetros de pavimentación para que ambas vías de comunicación tengan calzadas con único sentido de circulación, lo que debería asegurar una disminución importante del riesgo de accidentes de tránsito.

A la par se anunció la finalización de obras de señalización horizontal y vertical en la autovía 2, principal ruta que vincula a la ciudad de Buenos Aires con el principal destino turístico estival del país y que mantiene por ahora daños importantes con baches y grietas en gran parte de sus 404 kilómetros de extensión.

El Caribe patagónico, la costa agreste con playas solitarias y aguas cálidas

El gobernador Axel Kicillof encabezó el acto que se realizó esta mañana en el partido de General Conesa, en la intersección de ambas rutas, con presencia de intendentes de la región que son parte del corredor atlántico bonaerense. “Estamos preparados para una temporada despampanante, espectacular en la provincia de Buenos Aires”, aseguró, con un pronóstico de “100% de ocupación en los destinos bonaerenses”.

El último tramo incorporado a autopista había sido en agosto último, previo al fin de semana largo, cuando se abrieron al tránsito vehicular otros 21 kilómetros, entre General Conesa y San Clemente. Un mes antes ya se habían sumado 37 más desde San Clemente hasta Mar de Ajó.

Esta ruta interbalnearia, que permite llegar a las principales playas de la costa norte y centro de la provincia, solo le quedan dos sectores de pocos kilómetros con única calzada de doble circulación: entre Villa Gesell y Mar Chiquita y desde Mar del Plata hasta Miramar.

“Rutas de la muerte”

La ruta 56 tiene 62 kilómetros que nacen en la intersección con la ruta 11, en General Conesa, y llegan hasta General Madariaga. Allí enlaza con la ruta 74, que lleva a Pinamar. A partir de hoy todo ese recorrido (en total 86 kilómetros) se podrá realizar por autopista.

Era la 56 una de las señaladas “rutas de la muerte” por la gran cantidad de accidentes de tránsito fatales que se registraban de manera periódica, varios de ellos frontales favorecidos por la calzada angosta y la escasez de banquinas. Su versión actual exhibe dos rutas paralelas, con 62 kilómetros nuevos que estrenarán quienes viajen en sentido sur-norte.

Ricardo Lisalde, titular de Autopistas de Buenos Aires (Aubasa), firma concesionaria de las rutas del corredor atlántico, confirmó en este mismo acto que mañana se completará la obra de señalización emprendida en toda la autovía 2. Anunció que se colocó cartelería nueva y se pintó el pavimento.

La única obra pendiente en este denominado corredor vial atlántico afecta a la ruta 63, que conecta a la autovía 2 con la interbalnearia. Si bien todo su recorrido es de doble mano tiene pendiente la finalización de su pavimentación ideal, por lo cual todavía existen sectores muy deteriorados que demandan circular a baja velocidad y con extremo cuidado.

Desde Aubasa confirmaron a LA NACION que así como se completa este fin de semana la señalización de la ruta 2, también se hará lo propio en próximos días sobre la ruta 63.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.