Provincia: una por una, las claves del retorno a las clases presenciales

·3  min de lectura
En la Provincia, las clases presenciales están suspendidas desde el 15 de abril pasado
Tomas Cuesta / LA NACION

Los alumnos de las escuelas bonaerenses volverán a las aulas a partir de mañana. Será un regreso gradual, según informaron las autoridades de la Provincia, en los niveles inicial, primaria y secundaria. El gobernador Axel Kicillof, dijo la semana pasada en una conferencia de prensa que la medida tiene su fundamento en que todo el territorio dejó de ser zona de “alarma epidemiológica”. Según sus datos, se logró reducir los contagios a una incidencia menor a los 500 por cada 100.000 habitantes.

Córdoba: Manejaba alcoholizado, tenía Covid-19 y, en un control, les tosió en la cara a los policías

No obstante, la medida se anunció en medio de los reiterados reclamos y la fuerte presión social que las organizaciones civiles, como Padres Organizados, hacen desde hace ya dos meses, cuando el DNU presidencial anunció un nuevo cierre de los colegios, el 15 de abril pasado.

Una por una, las nueve claves del regreso a la presencialidad:

  • A partir de mañana, los alumnos de las escuelas en los municipios bonaerenses que integran el AMBA comienzan a volver a la presencialidad, en los niveles inicial, primario y secundario

  • En el retorno, confirmado por la Dirección de Cultura y Educación bonaerense, se replicará el mismo esquema de “presencialidad administrada” que estaba vigente antes de la última suspensión, el 15 de abril pasado

  • Durante ayer y hoy, los equipos directivos organizaron las actividades educativas y convocaron a sus estudiantes para comenzar mañana. Sin embargo, LA NACION recibió esta tarde la inquietud de muchas familias que aún no tenían la confirmación por parte de los establecimientos. Fuentes del gobierno bonaerense insistieron en que se trata de un regreso progresivo, y que “las escuelas irán convocando a sus estudiantes para retomar de manera gradual la presencialidad”, a partir de mañana

  • El regreso a las aulas no es para todos en el territorio provincial. En total, son 74 los distritos que quedaron fuera del alcance de esta medida y que, de acuerdo con el semáforo sanitario, están en situación de “alarma epidemiológica”, en fase 2. Por ese motivo, las clases presenciales no están permitidas. Sin embargo, hay algunas excepciones para siete de esos distritos: algunas localidades y parajes ubicados en Alberti, Chacabuco, Chivilcoy, Coronel Suárez, General Villegas, Rauch y Tandil podrán acoplarse al regreso. De acuerdo con los datos oficiales, esta vuelta a las aulas beneficia a 3.260.000 alumnos y alumnas.

Estudio local: Aconsejan que las mujeres embarazadas se vacunen contra el coronavirus

  • Los días y horarios en los que los estudiantes deberán concurrir a partir de mañana serán informados por cada establecimiento educativo. Pero según los directores de algunos colegios consultados, la mayoría optó por conservar la misma agenda y modalidad que tenían previos a la suspensión

  • La carga horaria de presencialidad tiene un máximo de 4 horas diarias. En líneas generales, la mayoría de las escuelas dividió al alumnado en dos grupos. En los colegios de doble jornada, una de las burbujas de cada año o grado va cuatro horas por la mañana, y la otra asiste por la tarde. En los de jornada simple, algunos estudiantes asistirán tres veces por semana, mientras que los otros dos días que restan se quedarán en casa, y así sucesivamente en alternancia con el segundo grupo. También están los que ya habían optado por la bimodalidad semanal: cinco días presencial, y la semana siguiente, virtual.

  • La vuelta a la presencialidad, según establece el Plan Jurisdiccional, exige el cumplimiento estricto de los protocolos: el uso correcto de tapaboca, los agrupamientos de estudiantes para respetar el distanciamiento, los ingresos y egresos escalonados para evitar la concentración de personas y la alternancia de clases presenciales y no presenciales.

  • Desde la Provincia, según se informó, se reforzaron las medidas de cuidado con 33.000 medidores de CO2 para las escuelas de gestión estatal. “Con esta medición podrán regular la apertura de puertas y ventanas necesaria para una adecuada ventilación que mitigue el riesgo de contagio y la mayor comodidad térmica posible ante las bajas temperaturas”, detalla el comunicado difundido por las autoridades bonaerenses.

  • También se puso en marcha un “Plan de vigilancia epidemiológica activa”, con testeos muestrales a docentes y auxiliares en las escuelas para la detección de casos asintomáticos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.