El programa PPP estuvo plagado de fraude. Ahora un prestamista podría enfrentar un ajuste de cuentas

·9  min de lectura

El Programa de Protección de Nómina (PPP) fue una de las principales medidas federales de asistencia económica en los primeros días de la pandemia del COVID-19, ofreciendo a las pequeñas empresas préstamos de hasta $10 millones que eran condonables si se usaban para pagar nóminas y otros gastos aprobados.

Pero el programa, que encargaba a los bancos y a otros prestamistas privados la tramitación de las solicitudes, se vio acosado por el fraude desde sus primeros días, en la primavera de 2020, y algunos cálculos recientes sugieren que más de $117,000 millones de los $780,000 millones en préstamos federales se destinaron a empresas no elegibles.

Cientos de deudores han sido procesados por presentar solicitudes fraudulentas al PPP, pero pocos prestamistas han rendido cuentas por su papel en la aprobación de estos préstamos fraudulentos.

Ahora, gracias a una oscura presentación en uno de los muchos casos de fraude del PPP en el sur de la Florida, se reveló que uno de los mayores prestamistas en el primer año del programa podría enfrentar pronto las consecuencias.

El prestamista en línea Kabbage reveló en un caso de la Florida que está siendo investigado por los fiscales federales en Massachusetts y en el Distrito Este de Texas por sus prácticas de préstamos del PPP. Esas investigaciones están siendo coordinadas por la División Civil del Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ), según la presentación. Ni el distrito ni el Departamento de Justicia respondieron a las solicitudes de comentarios.

“Cada vez que hay dos fiscalías que llegan por separado a las mismas conclusiones sobre la base de la evidencia que les llegó de fuentes independientes, no es una buena señal”, dijo Ben Curtis, ex jefe adjunto de la Sección de Fraude de la División Penal del DOJ y socio de la oficina en Miami de McDermott Will & Emery.

La revelación en sí fue inusual, dijo Curtis, ya que las investigaciones civiles no suelen ser públicas.

“Si soy un cliente, no quiero que eso sea nunca de dominio público”, dijo.

La presentación se produjo en medio de un esfuerzo de Kabbage para rechazar una citación de los fiscales federales en el Distrito Sur de la Florida para testificar en un caso de fraude del PPP debe escucharse el próximo mes en un tribunal de Fort Lauderdale.

Kabbage no es un objetivo del caso, pero argumentó que su testimonio en el caso pudiera ser usado en su contra en las otras investigaciones federales, que describió de “financieramente ... una amenaza existencial para Kabbage”. Pero ese argumento no convenció al juez de distrito William P. Dimitrouleas, quien negó la petición de Kabbage, por lo que el prestamista en línea pudiera ser llamado a declarar en el juicio penal contra Luke Joselin, cuyo inicio está previsto para el 15 de agosto.

Kabbage es también una de las varias empresas de tecnología financiera investigadas por la Subcomisión Selecta de Supervisión de la Cámara de Representantes sobre la Crisis del Coronavirus, por su papel en el fraude del PPP.

El programa PPP rescató al prestamista en línea con sede en Georgia, que pasó de despedir a sus empleados en marzo de 2020 a ser un atractivo objetivo de adquisición en cuestión de meses gracias, en parte, a los $7,000 millones en préstamos del PPP que la compañía dijo haber procesado ese año.

Esos $7,000 millones en préstamos le valieron al prestamista, fuertemente respaldado por la firma de inversión japonesa SoftBank, cientos de millones de dólares en comisiones, y ayudaron a atraer la atención de American Express, que adquirió la empresa en octubre de 2020 por $850 millones, de acuerdo con los rumores.

Pero la velocidad característica de la empresa —se basaba en algoritmos más que en personas para aprobar los préstamos— ha planteado dudas sobre cómo investigaba a los solicitantes.

Cuando American Express adquirió Kabbage, no se hizo cargo de su cartera de préstamos, que incluía los préstamos del PPP, dejándolos en una sociedad de cartera llamada KServicing. El gigante de las tarjetas de crédito ha tratado de distanciarse de la actuación de Kabbage en el programa PPP, pero estas múltiples investigaciones pudieran hacer imposible seguir evitando preguntas difíciles.

“¿Qué sabía AMEX, si es que sabía algo, y cuándo?”, dijo Jim Richards, ex alto funcionario de riesgos financieros de Wells Fargo y Bank of America y ex fiscal.

Laquisha Milner, directora general de KServicing, no respondió a las múltiples solicitudes de declaraciones y los dejados en el número de medios de comunicación de la empresa no fueron respondidos.

American Express tampoco respondió a las múltiples solicitudes de declaraciones . La empresa ya ha insistido en que American Express y KServicing son entidades separadas.

‘Obviamente fraudulento’

El programa de asistencia por el COVID-19 para pequeñas empresas, aprobado como parte de la Ley CARES en marzo de 2020, encomendó a los prestamistas la tarea de examinar y aprobar a los solicitantes del programa, y el efectivo era reembolsado en última instancia por el gobierno federal.

El programa, gestionado por la Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos (SBA), salvó sin duda a muchas empresas que luchaban contra los cierres obligatorios y la incertidumbre en los primeros meses de la pandemia del COVID-19, pero también estuvo plagado de fraudes. La Oficina del Inspector General de la SBA estimó que solo en el primer año del programa se aprobaron préstamos fraudulentos por valor de $4,600 millones. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas en Austin estimó que el fraude en el programa ascendió a algo más de $64,000 millones, según una métrica y a más de $117,000 millones usando diferentes mediciones, incluyendo casos en los que el número de beneficiarios del sector en algunos condados superaba el número de empresas de ese tipo en esos condados. Tanto los $64,000 millones como los $117,000 millones son cálculos conservadores, según los autores del documento.

El dinero de los préstamos sería reembolsado en última instancia por el gobierno federal y las normas del programa permitían efectivamente a los prestamistas tomar la palabra de los deudores sobre si sus empresas eran elegibles. Artículos del Herald encontraron previamente a empresas que fueron aprobadas a pesar de no cumplir con las reglas del programa, que requerían que las empresas existieran al menos desde el 15 de febrero de 2020, y prohibían a los propietarios de negocios que estuvieran enfrentando cargos penales por delitos graves o que hubieran sido condenados recientemente por fraude financiero. Kabbage aprobó una parte desproporcionada de los préstamos del PPP cuestionables señalados por el Herald.

Si bien se ha informado anteriormente que Kabbage y otras empresas de tecnología financiera (FinTech) estaban bajo investigación del DOJ, la presentación de la Florida ofrece muchos más detalles sobre las investigaciones que enfrenta el prestamista en línea.

Kabbage reveló que ha estado bajo investigación durante más de un año por parte de la Fiscalía Federal en Massachusetts según la ley de reclamaciones falsas, que previene contra el fraude gubernamental, “bajo la teoría de que Kabbage aprobó indebidamente préstamos del PPP que eran obviamente fraudulentos o no estaban dentro de los parámetros de la Administración de Pequeñas Empresas (‘SBA’)“. La compañía también reveló que la Fiscalía Federal en el Este de Texas está investigando,“la idoneidad de los controles de fraude y contra el lavado de dinero de Kabbage en el mismo período”. Kabbage indicó que la división civil del DOJ está coordinando ambas investigaciones. Las fiscalías de Massachusetts y del Distrito Este de Texas no respondieron a las solicitudes de declaraciones.

La investigación de Texas es significativa, dijo Richards, porque el programa PPP requería que los prestamistas, incluso aquellos que como Kabbage no eran bancos, establecieran robustos programas contra el lavado de dinero y de diligencia debida sobre los clientes.

“Ahí es donde creo que Kabbage tiene probablemente su mayor exposición”, dijo.

Richards, quien ahora dirige la consultora de riesgos financieros Regtech Consulting, ha estado rastreando los casos de fraude del PPP y descubrió que Kabbage ha estado vinculada a casi uno de cada cinco juicios federales por fraude al PPP hasta la fecha.

Los bancos recibían comisiones según una escala móvil basada en el tamaño del préstamo, lo que hizo que Kabbage ganara cientos de millones de dólares en comisiones por los préstamos que aprobaba directamente y los que aprobaba a través de sus bancos asociados Cross River Bank y Customers Bank. Kabbage presentó recientemente una demanda contra Customers Bank alegando que el banco con sede en Pennsylvania debía a Kabbage “decenas de millones” en comisiones de la PPP que el banco y Kabbage habían acordado distribuir. Customers Bank declinó hacer declaraciones, citando la acción legal pendiente.

Préstamos no condonados

El posible fraude no es el único problema con el desempeño del PPP de Kabbage.

El Herald informó anteriormente sobre las dificultades para obtener la condonación a las que se enfrentan muchos propietarios de pequeñas empresas que obtuvieron sus préstamos del PPP a través de Kabbage. Según las normas del programa, los préstamos serían perdonados si se usaban para pagar las nóminas y otros gastos aprobados. Aunque la gran mayoría de los préstamos aprobados en el primer año del programa ya han sido condonados, Kabbage, conocida como KServicing desde la fusión con American Express, tuvo la tasa de condonación más baja entre los principales prestamistas durante el primer año del programa.

Actualmente enfrenta una demanda colectiva interpuesta por varios deudores que alegan que el proceso de condonación de préstamos de KServicing ha sido un “fracaso total y continuo” y describen a la empresa como “uno de los aprovechados más oportunistas que han surgido de la pandemia mundial del COVID-19”. KServicing argumentó que la demanda debería ser desestimada porque los préstamos se aprobaron a través de la Ley CARES, que, según argumenta, “no contempla un derecho de acción privado” que permita a los particulares demandar.

En un principio, Kabbage se jactó de su éxito en la aprobación de préstamos del PPP para las empresas más pequeñas y las empresas propiedad de mujeres y minorías que históricamente han tenido dificultades para obtener créditos de los bancos tradicionales. Eso ha supuesto que esas mismas empresas hayan tenido ahora más dificultades para conseguir la condonación de sus préstamos del PPP.

La estilista Vicki LeMaster, quien no ha podido conseguir la condonación de sus préstamos del PPP a través del prestamista en línea Kabbage, está entre los muchos propietarios de pequeñas empresas que esperan la condonación dos años después, en su salón de belleza en Miami, Florida, el 1 de marzo de 2022.
La estilista Vicki LeMaster, quien no ha podido conseguir la condonación de sus préstamos del PPP a través del prestamista en línea Kabbage, está entre los muchos propietarios de pequeñas empresas que esperan la condonación dos años después, en su salón de belleza en Miami, Florida, el 1 de marzo de 2022.

“Ha sido ridículo”, dijo al Herald en marzo Vicki LeMaster, una estilista de Miami. LeMaster ha luchado durante meses para intentar infructuosamente que le condonen su préstamo de algo más de $3,000.

“Como no tenemos un banquero de nuestra parte, somos nosotros los que tenemos que lidiar con toda la basura”, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.