Anuncios

Profesores de Harvard respaldan a la atribulada presidenta de la universidad

FOTO DE ARCHIVO: Audiencia de la Comisión de Educación y Formación Profesional de la Cámara de Representantes en el Capitolio, en Washington

Por Brad Brooks

10 dic (Reuters) - Varios cientos de profesores de la Universidad de Harvard firmaron el domingo una petición pidiendo a los administradores de la escuela que no cedan a la presión política para despedir a su presidenta por su testimonio ante el Congreso sobre el antisemitismo en el campus.

Al menos 570 profesores firmaron una petición redactada en términos concisos, que fue entregada el domingo por la tarde a la Corporación de Harvard, compuesta por 13 miembros y facultada para despedir a la presidenta de la universidad, Claudine Gay. Según un coautor de la petición, más profesores manifestaron su deseo de firmarla.

La presión sobre Gay ha aumentado durante el fin de semana, después de que la presidenta de la Universidad de Pensilvania, Liz Magill, dimitió el sábado.

Gay, Magill y la presidenta del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Sally Kornbluth, testificaron la semana pasada ante una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos sobre el aumento del antisemitismo en los campus universitarios tras el estallido de la guerra entre Israel y Hamás en octubre.

Las tres no quisieron dar una respuesta "sí" o "no" a la pregunta de la representante republicana Elise Stefanik sobre si hacer un llamamiento al genocidio de los judíos violaría los códigos de conducta de sus escuelas en relación con la intimidación y el acoso, diciendo que tenían que considerarlo tomando en cuenta las protecciones a la libertad de expresión.

Más de 70 legisladores estadounidenses firmaron una carta exigiendo que los consejos de administración de las tres universidades destituyan a los presidentes, alegando su descontento con su testimonio.

Pero Alison Frank Johnson, profesora de historia de Harvard y coautora de la petición entregada a la corporación de la universidad, rechazó las peticiones politizadas de destitución de Gay.

"Tengo la impresión de que mucha gente no sabe cuánto apoyo tiene, como académica, colega y administradora, dentro de la universidad, incluso de personas que a veces no están de acuerdo con ella", escribió Frank Johnson en un correo electrónico. "No queremos perderla por una maniobra política".

(Reporte de Brad Brooks en Longmont, Colorado; edición de Javier López de Lérida)