Las principales ciudades de Bolivia deciden mantener la cuarentena estricta

Agencia EFE

La Paz, 7 may (EFE).- Las principales ciudades de Bolivia anunciaron este jueves su decisión de mantener la cuarentena estricta contra el coronavirus SARS-CoV-2 que rige en el país desde fines de marzo, ante la posibilidad abierta por el Gobierno interino de flexibilizarla por zonas o regiones desde el próximo 11 de mayo.

Las autoridades municipales de las ciudades de La Paz y El Alto, que juntas superan el millón y medio de habitantes, resolvieron mantener la cuarentena estricta, tras una reunión con representantes de diversos sectores y del Gobierno nacional.

El alcalde paceño, Luis Revilla, dijo a los medios que si bien La Paz no está viviendo la situación de otros departamentos que tienen un desbordamiento de casos, es necesario "cuidar a la gente y la salud", por lo que se definió mantener la cuarentena en ambas ciudades "como municipios de alto riesgo".

El Gobierno interino dispuso la ampliación de la cuarentena hasta el próximo 31 de mayo, pero con la posibilidad de que a partir del día 11 se aplique con flexibilidad y de forma diferenciada según el avance de la enfermedad en los municipios y regiones, estableciendo las categorías de riesgo alto, medio y moderado.

"Sería muy riesgoso que el municipio de La Paz o El Alto cambiaran de estatus a medio en un momento en que pueden dispararse los contagios y podría ser muy peligroso para buena cantidad de la población", advirtió Revilla.

El alcalde insistió en que no se flexibilizará ninguna medida hasta tener una nueva evaluación la próxima semana respecto a la preparación de los sistemas de salud en ambos municipios, que aguardan, además, la llegada de 500.000 pruebas para detectar la enfermedad.

El gobernador del departamento de La Paz, Félix Patzi, se reunió por separado con otros sectores y determinó flexibilizar la cuarentena en esta región, aunque dando a los municipios paceños la posibilidad de mantener las restricciones aplicadas hasta ahora.

Las autoridades del departamento central de Cochabamba resolvieron mantener la cuarentena estricta en el llamado "eje metropolitano", que incluye a la capital regional y otros seis municipios, ante un latente riesgo de propagación de la enfermedad.

La región sureña de Tarija también decidió prolongar la cuarentena rígida al menos hasta contar con un laboratorio departamental para hacer las pruebas correspondientes, al igual que la ciudad andina de Potosí, que tiene un pedido similar y prevé un repunte de casos hacia fin de mes.

Las autoridades de la región oriental de Santa Cruz, la más grande del país y que concentra la mayoría de los casos del COVID-19, se reunirán este viernes para definir una eventual flexibilización de la cuarentena, anunció su gobernador, Rubén Costas.

Con cerca de once millones de habitantes, Bolivia registra 91 fallecidos, 1.886 casos confirmados de COVID-19 y 198 personas recuperadas, según datos oficiales.

El cierre de fronteras y del espacio aéreo, salvo algunas excepciones, y la prohibición de eventos masivos son algunas medidas que permanecerán vigentes en todo el país hasta fin de mes.

(c) Agencia EFE