Anuncios

Previsibles toma de ganancias marcan trayectoria de plaza financiera argentina

Vidriera comercial con tipos de cambio en centro financiero de Buenos Aires

BUENOS AIRES, 21 feb (Reuters) -Los principales referentes del mercado financiero de Argentina operaron el miércoles en rojo ante reacomodamientos de carteras por toma de utilidades cortas tras recientes firmes alzas, en medio de expectativas sobre los próximos pasos que dará el Gobierno para sanear las cuentas del país.

El presidente libertario Javier Milei asumió en diciembre pasado con la promesa de ajustar las cuentas públicas, dar lucha a una creciente inflación, dolarizar la economía y eliminar el banco central, entre otros puntos.

En las últimas semanas los bonos soberanos mostraron fuertes alzas, el peso en las plazas alternativas se fortaleció ante el dólar y las acciones mantuvieron un leve sesgo alcista, lo que abre las puertas a caídas para ajustar carteras de inversión, comentaron operadores.

La deuda soberana mostró una caída promedio del 1,1%, lo cual se reflejó con un alza de 49 puntos en el riesgo país que se ubicó en la zona de 1.787 unidades, manteniendo asimismo niveles mínimos en casi dos años.

"El precio promedio ponderado (de los bonos Globales) quedó en 39,45 dólares alcanzando niveles que no tocaba desde mediados de noviembre de 2020", dijo Portfolio Personal Inversiones, y señaló que "es lógica una pausa a la espera de nuevas novedades tras el clima constructivo de las últimas semanas".

Por su parte, en la plaza bursátil el índice accionario líder S&P Merval cayó un 1,77%, luego de iniciar en alza y retroceder un 1,17% en la víspera.

La mayoría de los funcionarios de la Reserva Federal se mostraron preocupados en la reunión de enero por los riesgos de recortar las tasas de interés demasiado pronto, con incertidumbre sobre cuánto tiempo deberían permanecer los costos de endeudamiento en su nivel actual, mostraron las minutas.

En la plaza cambiaria local, el peso interbancario cedió un 0,07% a 837,9 unidades por dólar, con un 'crawling peg' del 2% mensual establecido por el banco central (BCRA).

Analistas estiman que la devaluación controlada del peso induce a un rápido atraso cambiario dada la alta inflación que golpea la economía.

Por su parte, las operaciones realizadas en las rondas alternativas de cambio, dados estrictos controles vigentes, se pactaron mejoras a 1.127,2 unidades en el bursátil 'contado con liquidación' (CCL), a 1.072,2 en el denominado dólar MEP y estable en 1.115 unidades en la referencial plaza marginal o 'blue'.

"Parece que el mercado le empieza a creer (al Gobierno)", dijo el analista Mariano Sardans, y expresó que "ojalá le sigan creyendo porque eso permitiría liberar el tipo de cambio, y si se sigue apreciando (...) ahí podrán liberar el cepo".

La absorción de pesos del circuito mediante licitaciones de bonos le quitan presión al mercado de cambios y le permiten al banco central recomponer reservas mediante compras de divisas en la plaza mayorista.

La entidad monetaria realizará en breve una licitación de bonos Bopreal, destinado a importadores, por unos 560 millones de dólares.

(Reporte de Walter Bianchi;Editado por Jorge Otaola)