Presidente México definiría el viernes asistencia a polémica cumbre continental

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, asiste a una conferencia de prensa en Ciudad de México.

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) -El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, espera definir el viernes si asiste a la Cumbre de las Américas que se celebrará a inicios de junio en Estados Unidos, amenazada de boicot por algunos países que han puesto como condición para participar que no se excluya a nadie.

El mandatario mexicano ha advertido que si algún país no es invitado, enviaría en su lugar a su canciller, Marcelo Ebrard. Más temprano, la administración de Joe Biden informó que no invitó a ningún representante del gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro ni del de Nicaragua, sus adversarios ideológicos.

"Mañana (viernes), es probable, no lo aseguro, vamos a definir la situación sobre la cumbre (...) porque estamos valorando una serie de factores", dijo López Obrador a los periodistas sobre la cita multilateral, que se celebrará en Los Ángeles del 6 al 10 de junio.

Como el mexicano, el mandatario boliviano Luis Arce ha puesto como requisito para estar presente en la reunión que se invite a todos los gobiernos de la región. También son partidarios de que no se excluya a nadie los gobiernos de Argentina, Chile y Honduras.

La mayoría de los países miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom) prevé asistir a la Cumbre de las Américas, señalaron a Reuters esta semana dos fuentes conocedoras de la situación, pero algunos líderes pidieron un boicot si Washington excluye a sus adversarios ideológicos en la región.

Los líderes de los tres países que el gobierno estadounidense había anticipado hace algunas semanas que no invitaría, Cuba, Nicaragua y Venezuela, tienen previsto reunirse en La Habana el viernes, en una sorpresiva cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró el miércoles en Twitter que no acudirá "en ningún caso" a Los Ángeles y dio las gracias a las naciones que "han levantado su voz contra las exclusiones". López Obrador lo hizo un día después de regresar de un viaje al país caribeño.

El gobierno de Estados Unidos ha intensificado en los últimos días las gestiones diplomáticas para asegurar la presencia de los mandatarios del continente. El brasileño Jair Bolsonaro, que había anunciado que no iría, lo hará finalmente tras recibir a un enviado especial de Biden.

(Reporte de Raúl Cortés Fernández; Editado por Lizbeth Díaz y Diego Oré)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.