López Obrador escoge por primera vez a una mujer como secretaria de Seguridad México

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, da un discurso en Nava, Coahuila, México
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, da un discurso en Nava, Coahuila, México

CIUDAD DE MÉXICO, 30 oct (Reuters) - El presidente de México propuso el viernes, por primera vez en la historia del país, a una mujer como secretaria de Seguridad, mientras el Gobierno sigue tratando sin éxito reducir las cifras de homicidios dolosos, una promesa del mandatario al llegar al poder en 2018.

Andrés Manuel López Obrador informó que Rosa Rodríguez, actual coordinadora general de Puertos y Marina Mercante, relevará a Alfonso Durazo, quien anunció su salida días atrás para ser candidato a gobernador del estado norteño Sonora en unas elecciones previstas para mediados de 2021.

"Tengo que elegir al nuevo secretario de Seguridad Pública y, de una vez, porque ni ella lo sabe, va a ser una mujer", dijo el mandatario, al revelar el nombre de Rodríguez y aclarar que ella aún no ha aceptado el ofrecimiento.

Periodista de profesión, Rodríguez es una antigua colaboradora de López Obrador. Tuvo a su cargo varias direcciones de la Secretaría de Gobierno (Interior) de Ciudad de México cuando el actual presidente fue alcalde de la capital, entre 2000 y 2005.

En julio, el mandatario le encomendó tomar las riendas de la coordinación de puertos marítimos del país como parte de una estrategia de lucha contra el narcotráfico, el contrabando y la corrupción en las aduanas, que incluye entregar a la Secretaría de Marina el control de las terminales.

"¿Así o más improvisación en la seguridad pública del país?", se preguntó el senador independiente Emilio Álvarez. "¿Rosa Isela Rodríguez no iba a salvar los puertos? Sin cuadros, López Obrador se niega a escuchar a especialistas sobre los perfiles necesarios para contener la mayor violencia en la historia de México".

Rodríguez se pondrá al frente de una de las carteras más calientes del gabinete, en un país que sufre desde hace años altos índices de violencia por la acción de los cárteles de la drogas y otros grupos del crimen organizado.

En su primer año de gestión López Obrador detuvo el ritmo de crecimiento de los homicidios dolosos, pero no pudo evitar que 2019 fuera el año con mayor cantidad de esos crímenes con casi 35,000.

(Reporte de Raúl Cortés; Editado por Diego Oré)