Presión: Horacio Rodríguez Larreta dijo que Fernández se comprometió a reiniciar las clases dentro de 15 días

·1  min de lectura
Conferencia de prensa del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta
Captura

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró hoy durante la conferencia de prensa brindada luego de su encuentro con el presidente Alberto Fernández que el primer mandatario se “comprometió” a que la suspensió de clases presenciales dure “solo” hasta el 30 de abril. “A los 15 días, en cualquier caso, vuelven las clases presenciales”, reforzó.

El Presidente se comprometió a que esta decisión de que no haya clases presenciales sea solo por estos 15 días. A los 15 días en cualquier caso vuelven las clases presenciales”, dijo Larreta, y explicó que le expresó al primer mandatario su desacuerdo con la medida porque en educación “cada día vale”.

Los dichos del jefe de Gobierno porteño contrastan con lo sostenido horas antes por Fernández, quien tras finalizar su encuentro con Rodríguez Larreta no aseguró el reinicio de las clases presenciales transcurridos los 15 días, sino que su objetivo, según dijo, es “reducir drásticamente la circulación para reducir drásticamente los contagios”. Además, dijo que realizará “todos los esfuerzos para que si esto que estamos planteando funciona, en 15 días la presencialidad pueda volver con más garantías y más cuidados”. De esta forma el Presidente ató el retorno a las aulas al éxito de la medida adoptada.

Según el Presidente, que los chicos estén en los colegios no es problema, sino el movimiento que hay alrededor de la presencialidad. “No es solo que se mueven alumnos. Se mueven también docentes, no docentes, padres y madres, un número muy importante de gente que representa un tercio de la circulación presente”.

Horacio Rodríguez Larreta refutó a Alberto Fernández: “El Gobierno no cumplió con las vacunas que prometió”

“No queremos frenar la presencialidad, pero no podemos no hacerlo en las condiciones que estamos”, puntualizó Fernández y señaló al AMBA como “el foco infeccioso de la Argentina”.