Preocupación ante brotes de enfermedades infecciosas en el condado de Orange

·7  min de lectura

La propagación de las tres enfermedades infecciosas por todo Florida Central llevó al representante Carlos Guillermo Smith a unirse al Director de Salud del Condado de Orange, el Dr. Raúl Pino, Alvina Chu, epidemióloga del Departamento de Salud del Condado de Orange, y George Wallace del LGBTQ+ Center Orlando en una discusión virtual.

Smith y Pino han sido vocales sobre el tema para resaltar la importancia de conocer la situación, cómo puedes estar vulnerable a las mismas y sobre todo, cómo protegerte a ti y a los tuyos.

Los casos de enfermedades de meningitis meningocócica, la viruela del mono y la hepatitis A están aumentando en toda la región, particularmente entre hombres jóvenes gay y bisexuales, según alertaron líderes comunitarios.

El legislador destacó cómo los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) han declarado al condado de Orange un epicentro de los brotes en el estado y recomiendan “que todos los hombres gay/bi de Florida se vacunen contra la enfermedad meningocócica”.

Smith lamentó cómo a la fecha ya se han reportado muertes a la vez que Orlando se ha convertido en el epicentro de lo que catalogó como uno de “los peores brotes en la historia de Estados Unidos” al menos específicamente para el brote de la enfermedad meningocócica.

Los CDC de EE. UU., junto con el Departamento de Salud de Florida, encontraron 26 casos y siete muertes por enfermedad meningocócica en el estado, dijo. De estos, 24 casos y seis muertes fueron hombres que tuvieron relaciones sexuales con otros hombres.

Según Chu, hay 14 casos confirmados o probables de enfermedad meningocócica y cinco casos confirmados o probables de viruela del mono en el Condado de Orange.

Chu destacó que aunque puede parecer que estos casos no son determinantes y no hay gran efecto, las consecuencias pueden ser graves. “Todos estos casos han sido hospitalizados y, lamentablemente, tres de estos pacientes han muerto”, destacó la epidemióloga.

Todas las enfermedades tienen consecuencias diferentes, dijo Pino. “La enfermedad meningocócica es una enfermedad infecciosa agresiva que en muchos casos, si no se trata, puede desarrollar un mal resultado de salud y muerte y en muchos casos las personas que sobreviven pueden tener consecuencias a largo plazo”.

El experto en epidemiología dijo que la buena noticia es que de ser tratado correctamente y a tiempo se pueden evitar esos resultados negativos.

El problema con la enfermedad meningocócica, dijo Pino, es que cuando se propaga, incluso en personas asintomáticas, la bacteria puede desarrollarse en las vías respiratorias superiores y se transmite por gotitas. La misma se desarrolla “en tres a cinco días presentando fiebre, dolor de músculos, dolor de cabeza y el cuello se puede poner bien tieso. Algunos también pueden desarrollar sensibilidad a la luz”.

El departamento ha administrado más de 600 dosis de vacunas meningocócicas en eventos comunitarios a la fecha.

La enfermedad es altamente prevenible a través de la vacunación, dijeron los expertos quienes exhortaron a quienes quieran tomar precauciones o viajen a Florida a que consulten con su médico para recibir la vacuna MenACWY.

La enfermedad meningocócica puede provocar una infección del torrente sanguíneo o meningitis, una inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Más de una de cada 10 personas que contraen la enfermedad morirá, incluso con tratamiento, y una de cada cinco puede enfrentar complicaciones como daño cerebral o pérdida de una extremidad, dicen los CDC en su sitio web.

Las personas que experimentan estos síntomas o que creen que han estado expuestas a la enfermedad meningocócica deben buscar atención de inmediato como lo hacen normalmente.

Aunque no es tan contagioso como los gérmenes que causan el resfriado o la gripe, aún puede propagarse a través del contacto cercano o prolongado, especialmente en áreas cerradas como las viviendas de los campus universitarios y las comunidades de personas mayores.

El LGBTQ+ Center Orlando y Savoy Orlando se asociaron con el FDOH para ofrecer la vacuna meningocócica y, aunque se ha recalcado que es más propensa entre la comunidad LGBTQ+,  Wallace dijo que es importante eliminar el estigma y la percepción de que las enfermedades solo ocurren entre las personas gay cuando se habla de estos brotes.

“Siete muertes, siete podrían convertirse en 70 podrían convertirse en 700 y no queremos ver eso”, dijo Wallace. “Si la crisis del SIDA nos enseñó algo es resiliencia y nuestra comunidad es extremadamente resistente. Por eso, parte de nuestra misión es servir a nuestra comunidad y a nuestros aliados”.

Otra de las enfermedades que se ha popularizado y causa preocupación entre los epidemiólogos es el caso del Monkeypox o la viruela del mono. Ninguno de los cinco casos de Mokeypox en el condado de Orange ha provocado hospitalizaciones hasta el momento, dijeron.

Estos dos brotes han afectado de manera desproporcionada a los hombres gay, dijo Chu, “así que hemos estado colaborando con nuestros socios comunitarios para brindar educación sobre la salud sobre el brote, las enfermedades y las vacunas para la prevención en eventos comunitarios”.

Pino resaltó que se ha visto mayormente en hombre teniendo sexo con hombres pero enfatizó que “no son enfermedades de los gay, son solo enfermedades que cualquiera puede contraer”

La vacuna contra la viruela del mono es un poco más restrictiva, dijo Pino, ya que solo se distribuye a personas que tienen un alto riesgo o exposición conocida a un caso confirmado del virus.

“Esperamos que el suministro pronto esté más disponible para que podamos continuar ofreciendo la vacuna a quienes están en alto riesgo”, dijo Chu.

La viruela del mono es una enfermedad rara que anteriormente se encontraba principalmente en África cuando se descubrió por primera vez en 1958. Este año, sin embargo, el virus comenzó a propagarse a otras áreas del mundo.

El síntoma principal es una erupción dolorosa que puede convertirse en ampollas y dura varias semanas. Puede aparecer en la cara, dentro de la boca o en otras partes del cuerpo, según los CDC. Una persona infectada también puede sentir síntomas similares a los de un resfriado o gripe.

El virus puede propagarse de un individuo a otro al entrar en contacto directo con erupciones, costras o fluidos corporales. También puede propagarse a través de superficies o contacto prolongado cara a cara.

“La viruela del mono rara vez es mortal”, dijo Pino. “Aunque a las personas les molestan los problemas de la piel que pueden desarrollarse, no son tan infecciosos ni tan mortales”.

Aquellos que piensan que han estado en contacto con una persona infectada o creen poder estar infectados, “deben buscar atención de inmediato. Puede ser el ER, puede ser una clínica, puede ser llamar a tu proveedor y dejarle saber que estuviste expuesto o tienes síntomas”.

Si decides ir a una sala de emergencias y crees que has estado expuesto a la viruela del mono, siempre es mejor llamarlos primero, dijo Pino. Esto para que estén preparados para tratarte y recibirte porque tienen que tener precauciones especiales.

En la discusión que duró poco más de 30 minutos, Smith también quiso llamar la atención sobre otra enfermedad que afecta al Condado de Orange.

Chu hizo referencia al 2018 y 2019 cuando hubo un brote a nivel nacional que ocurrió primordialmente en personas sin hogar o personas que usaban drogas. Antes de eso, el promedio de cinco años de casos de hepatitis A en el condado de Orange era de 1.4. Actualmente hay 59 casos asociados con brotes aquí en el condado de Orange, dijo Chu.

Este pico, que dijo sí se puede considerar como un brote, “está afectando a una población muy diferente [que en 2018 y 2019]”.

Casi el 80% de esos casos han sido hospitalizados y el 95% de los casos son en hombres y más del 60% en aquellos que se identifican como hombres que tienen sexo con hombres, según Chu.

“Si bien la hepatitis A no ha estado al frente de la conversación recientemente, es un tercer brote simultáneo que está ocurriendo en el condado de Orange en este momento”, dijo.

Wallace hizo hincapié en la importancia de tomar control de la situación y no tomarlo a la ligera.

“Si crees que esto no te puede afectar, una de las tres personas que murió aquí en el condado de Orlando, yo lo conocía. Era un amigo de un amigo, pero igual. Yo estaba en el evento en Savoy durante la vacunación con el Departamento de Salud y una persona en fila comenzó a hablar conmigo y me dijo ‘mi primo murió’”, dijo Wallace. Este le mostró una foto en Facebook y “de inmediato sabía quien era”, lamentó.

“Quiero ver a mis amigos y a mis seres queridos protegidos así que por favor, ve y ponte la vacuna. Yo me la puse, un poco de dolor en el brazo, pero mucho mejor que morir”, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.