Anuncios

Preocupa estado de salud de Kate Middleton; lleva más de un mes alejada del público

Preocupa estado de salud de Kate Middleton; lleva más de un mes alejada del público

El 16 de febrero, se cumplió un mes desde que el Palacio de Buckingham, en Reino Unido, informó de la cirugía abdominal a la se sometió la princesa de Gales, Kate Middleton, esposa del príncipe William.

Middleton fue intervenida de manera quirúrgica por médicos sin revelar el padecimiento que tenía. Solo se prevé que, hasta después de la Semana Santa, haga apariciones públicas, revelaron fuentes al interior de la monarquía.

Desde entonces, no se ha revelado mayor información respecto a su estado de salud. Uno de los últimos detalles acerca de la princesa de Gales, es que se trasladó a una finca para estar rodeada de la naturaleza junto a sus hijos.

En días recientes, The Daily Mail dijo que la princesa viajó a Sandringham para reunirse con su esposo, el príncipe William, y sus hijos George, Charlotte y Louis; mientras que la Familia Real permanece en una finca de Norfolk para acompañar al rey Carlos III durante su estancia prolongada por motivos de salud relacionados con un cáncer recién diagnosticado.

El rotativo agregó que Middleton “está recuperándose bien” y que ella, al igual que su familia, querían cambiar momentáneamente de los aires de Norfolk, “mientras los niños se desahogan con William”, dijo.

Y, aunque pareciera que todo iba viento en popa, la periodista Concha Calleja, especializada en la Familia Real, contó este fin de semana en el programa Fiesta que “hay cosas que no las podemos contar todavía”; afirmando que Middleton “evoluciona” pero “no es del todo favorable como la casa real británica querría que fuera”.

Calleja ya habla de un posible “coma inducido” a Middleton: “La operación fue grave en sí misma. Las complicaciones fueron severas, y los médicos tuvieron que tomar una decisión rapidísima, que fue inducirla al coma. Y eso fue así. La princesa no entró en un coma, fue inducida”.

Según revelaron algunas fuentes, la Familia Real está tratando de mantener privado el asunto para proteger a los hijos del príncipe William.