¿Qué preocupa a los enfermeros escolares? Empecemos por la salud mental y la violencia armada

·5  min de lectura

Shirley Plantin se pasea por un auditorio con un micrófono en la mano. Una pantalla con fotos de niños flotaba detrás de ella.

Algunos eran niños, otros adolescentes. Algunos sonreían, otros fruncían el ceño. Algunas imágenes eran en blanco y negro, otras en color.

Pero todas eran de vidas jóvenes perdidas.

Shirley Plantin habla sobre la violencia con armas de fuego en una conferencia sobre seguridad escolar y bienestar mental en la Preparatoria Ronald W. Reagan Doral, en Doral, Florida, el miércoles 3 de agosto de 2022. Plantin es la principal consultora ejecutiva de U-Turn Youth Consulting Firm.
Shirley Plantin habla sobre la violencia con armas de fuego en una conferencia sobre seguridad escolar y bienestar mental en la Preparatoria Ronald W. Reagan Doral, en Doral, Florida, el miércoles 3 de agosto de 2022. Plantin es la principal consultora ejecutiva de U-Turn Youth Consulting Firm.

“Quiero que entiendan que estos no son rostros de Wisconsin”, dijo Plantin. “No son de Massachusetts. Ni siquiera son de Orlando. No son del Condado Broward.

“Son rostros de niños de aquí mismo, de Miami-Dade”.

Cientos de trabajadores de la salud acreditados en escuelas asistieron a una conferencia de desarrollo profesional organizada por Children’s Trust en la preparatoria Ronald W. Reagan Doral el miércoles por la mañana. La conferencia de tres días, que se desarrollará a distancia el jueves y el viernes, se centrará en la salud mental, la prevención de la violencia armada y la salud escolar.

Profesionales de la salud mental en las escuelas

Esta es la primera vez desde 2019 que la conferencia anual de profesionales de la salud escolar vuelve a ser presencial, dijo el director general de Children’s Trust, James Haj. Las sesiones son un repaso para los profesionales y una oportunidad para establecer redes, fomentar relaciones y explorar recursos.

El Children’s Trust financia 146 clínicas de 141 escuelas de Miami-Dade de alta necesidad, dijo Haj. Las clínicas, que se gestionan a través de asociaciones con hospitales como el Hospital Infantil Nicklaus, están abiertas durante el horario escolar para todos los niños en edad escolar. Los estudiantes pueden acudir para recibir tratamiento médico, así como para atender sus necesidades de bienestar social, emocional y mental.

“Si se enferman o hay una necesidad, vienen a la clínica para recibir todos los servicios que necesitan”, dijo. “Sus padres no tienen que venir a recogerlos. Pueden volver a clase y seguir el ritmo de la instrucción”.

La conferencia ofrece orientación de expertos y ofrece retroalimentación al personal de salud de las escuelas, dijo Eduardo Barrios, un enfermero que atiende a tres escuelas primarias de Miami-Dade para Nicklaus, el hospital infantil cerca de South Miami. La información que se presenta es relevante para el trabajo de Barrios, que proporciona atención a niños desfavorecidos. Los enfermeros escolares pueden detectar problemas incluso antes que la familia de un niño.

“Así que cualquier cosa, desde la atención dental hasta la necesidad de una yeso o lentes”, dijo Barrios. “Tiene un gran impacto en los logros académicos [de los estudiantes]”.

Esta capacitación y colaboración permiten a los profesionales de la salud escolar ver al ser humano de forma integral, dijo Lissette Collazo-Maza, una trabajadora social que presta servicios de salud mental en 13 escuelas. Los niños de familias inmigrantes pueden recurrir a estos servicios porque muchos no tienen seguro.

“No tienen que ir a ningún otro lugar”, dijo. “Nosotros estamos allí. Pueden estar en la escuela y, al mismo tiempo, recibir serviocios físicos y también mentales”.

Prevención de la violencia armada en Miami-Dade

Miami pierde un aula de estudiantes al año, unos 30 alumnos, por la violencia con armas de fuego, dijo Plantin, asesora ejecutiva principal de U-Turn Youth Consulting Firm. Pero los enfermeros escolares, los profesionales de la salud mental y los educadores pueden ayudar a cambiar eso.

Los agresores son cada vez más jóvenes, dijo. Y la pandemia del COVID-19 agravó la violencia con armas de fuego.

“Estamos gritando y chillando por el tiroteo de Uvalde”, dijo. “Pero los estamos perdiendo todos los días. . . Uvalde importa, pero los tiroteos comunitarios que ocurren todos los días, también importan”.

La violencia juvenil, dijo, es un problema de salud pública. Los niños están en las calles, ganando más dinero que sus padres ilegalmente. Y el dinero suele ser la causa de la violencia armada.

Plantin ha visto a niños acercarse a ella y compartir su visión de la vida. Muchos le dicen que no tienen el lujo de vivir; solo intentan sobrevivir.

“Se trata de una generación de jóvenes que no temen a la muerte”, dijo.

Exhortó a los profesionales a cuestionar sus prejuicios. Los chicos de las zonas más pobres no son los únicos que delinquen. Los chicos ricos también lo hacen, pero tienen los recursos legales para salir de los problemas que no tienen muchos chicos negros y de otras minorías. Algunas personas también justifican la violencia de las armas diciendo que la gente a la que disparan está haciendo cosas malas. ¿Pero qué cosas malas estaban haciendo los niños de 6 años que aparecen en la pantalla?

Proteger a los niños en la escuela

Todas las escuelas de Miami-Dade cuentan con un agente de policía jurado totalmente capacitado, dijo el mayor Joseph Bevilacqua, de la Policía Escolar de Miami-Dade.

“Las escuelas públicas de Miami-Dade son hoy más seguras que nunca”, dijo Bevilacqua.

La Policía Escolar ha adoptado medidas para prevenir incidentes con víctimas masivas desde antes de Parkland y Uvalde, dijo. Algunas medidas incluyen

  • Puntos únicos de entrada

  • Detección al azar de metales

  • Puertas de las aulas cerradas con llave

  • Registros al azar en busca de armas de fuego y narcóticos

  • Equipos de evaluación de amenazas

  • Simulacros de confinamiento por agresor activo

  • Capacitación de la policía en respuesta a agresores activos

  • Colaboración con los profesionales de la salud mental de la escuela

Todas las cámaras de la escuela y los autobuses rastreados por GPS se supervisan desde los centros de mando, dijo Bevilacqua. La Policía también rastrea las redes sociales e investiga todas las amenazas, que se rastrean antes que comiencen las clases a la mañana siguiente.

Los agentes están capacitados para acudir a una situación de agresor activo, incluso si están solos. Bevilacqua señaló a un agente de recursos escolares en el fondo de la sala.

“Él va a identificar la amenaza, incluso antes de que el tipo baje el arma”, dijo.

Un hombre toma una foto con su teléfono móvil durante una conferencia sobre seguridad escolar y bienestar mental en la Preparatoria Ronald W. Reagan Doral, en Doral, Florida, el miércoles 3 de agosto de 2022.
Un hombre toma una foto con su teléfono móvil durante una conferencia sobre seguridad escolar y bienestar mental en la Preparatoria Ronald W. Reagan Doral, en Doral, Florida, el miércoles 3 de agosto de 2022.

Es necesario hacer más para abordar la violencia armada, dijo Plantin. Miami-Dade está por delante de otros condados, pero las escuelas necesitan hacer de la salud mental una prioridad. Los profesionales de la salud escolar tienen que conectar con los niños, empatizar sin justificar, relacionarse con ellos y servir sin esperar nada a cambio.

“Cuando no lo hagamos nosotros, lo harán las armas”, dijo. “Porque las calles los aceptarán con gusto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.