Premier británico promete atajar inflación e inmigración

Archivo - El primer ministro británico, Rishi Sunak, parte de su oficina en el número 10 de la calle Downing el 20 de diciembre de 2022, en Londres. (James Manning/PA vía AP, Archivo) (ASSOCIATED PRESS)

LONDRES (AP) — El primer ministro británico, Rishi Sunak, prometió el miércoles acabar con la inmigración ilegal, reducir la tasa de inflación a la mitad y hacer crecer la economía del país.

En su primer discurso importante de 2023, en el que estableció las prioridades del gobierno conservador para el próximo año, Sunak se centró en abordar la desaceleración de la economía de Reino Unido y prometió reducir la deuda nacional. También prometió aprobar nuevas leyes para evitar que los inmigrantes lleguen a las costas británicas en embarcaciones pequeñas, así como reducir el enorme rezago del servicio público de salud de Gran Bretaña.

“Esas son las prioridades de la gente. Son las prioridades de su gobierno ”, afirmó Sunak. “Sin trucos, sin ambigüedades, debemos cumplirles a como dé lugar. Reconstruiremos la confianza en las políticas a través de la acción”, agregó.

Sunak —quien asumió el cargo en octubre después de un año tumultuoso en la política de Reino Unido, que atestiguó la renuncia de otros dos primeros ministros— enfatizó que brindará estabilidad. Aseguró que su máxima prioridad será “reducir a la mitad la inflación este año para aliviar el costo de vida y brindar seguridad financiera a la gente”.

La predecesora de Sunak, Liz Truss, se vio obligada a renunciar después de menos de dos meses en el cargo, luego de que en septiembre anunció un paquete desastroso de recortes de impuestos sin respaldo financiero. Sus políticas provocaron el desplome de la libra esterlina, elevaron el costo de los préstamos y desencadenaron una intervención de emergencia del banco central británico.

Desde que Sunak reemplazó a Truss a fines de octubre, la economía británica se ha calmado, pero aún enfrenta una crisis del costo de vida y un creciente malestar laboral a medida que trabajadores clave del sector público, desde enfermeras y conductores de ambulancias hasta trabajadores ferroviarios, organizan huelgas para exigir salarios que se mantengan a la par de una inflación vertiginosa.