El príncipe Harry reaparició en público por primera vez desde crisis real

LA NACION

LONDRES.- El príncipe Harry realizó hoy su primera presentación en público desde que su abuela, la Reina Isabel II, accediera a los deseos de su nieto y su esposa, Meghan Markle, de alejarse de los roles reales y buscar un futuro más independiente.

En su primer compromiso desde que la crisis salió a la luz, Harry será anfitrión del sorteo de la Copa Mundial de Rugby 2021 en el Palacio de Buckingham.

A su vez, el príncipe Harry emitió dos declaraciones por video sobre dos causas que promueve desde hace tiempo: la salud mental y los Juegos Invictus.

En el primer video, presentó una nueva iniciativa para difundir la importancia de la salud mental para los jugadores de rugby. Busca combinar el deporte con la conciencia sobre la salud mental cuando el suicidio es la principal causa de muerte de hombres de 20 a 49 años en el Reino Unido.

En otro video publicado en la cuenta de Instagram Sussexroyal, lanzó la etapa siguiente de los Juegos Invictus para personal lesionado de las fuerzas armadas activo y retirado. El evento se realizará en Düsseldorf en 2022.

"¡Espero que todos en Alemania estén preparados para lo que será una semana deportiva increíble!'", escribió Harry. "No tengo dudas de que el público alemán apoyará estos juegos y que cada competidor puede esperar una cálida bienvenida y un ambiente increíble".

El anuncio seguido de crisis real

La semana pasada, Harry, de 35 años, y la actriz Meghan Markle, de 38, causaron una crisis en la monarquía británica al anunciar que querían reducir sus deberes reales y pasar más tiempo en América del Norte, a la vez que buscarían volverse independientes en términos financieros.

El anuncio público sorprendió al resto de la familia real y dejó a la reina y a otros Windsor dolidos y decepcionados, según fuentes reales. Un amigo de la pareja dijo que sentían que habían sido alejados.

Luego de una cumbre familiar el lunes en la finca de Sandringham a la que asistieron Isabel II, Harry, su hermano mayor, el príncipe William, y su padre y heredero al trono, el príncipe Carlos, se acordó que la pareja dividiría su tiempo entre Reino Unido y Canadá.

"Aunque hubiéramos preferido que ellos siguieran siendo miembros en funciones a tiempo completo de la familia real, respetamos y entendemos sus deseos de vivir una vida más independiente a la vez que seguirán siendo una parte valiosa de mi familia", dijo la reina Isabel II, de 93 años, en un comunicado.

La pareja ha dicho que quiere un nuevo rol "progresista" y la capacidad de financiarse a sí mismos. Actualmente, no tienen permitido buscar ingresos privados y la mayor parte de su dinero viene del patrimonio privado del padre de Harry.

Agencias AP y Reuters