¿Qué sigue para el príncipe Harry y Meghan Markle después de la muerte de la reina Isabel II?

·6  min de lectura
La familia real en el Día de la Commonwealth 2020, el último compromiso público oficial de los Sussex antes de dejar de ser miembros activos de la realeza (Phil Harris/Daily Mirror/PA) (PA Archive)
La familia real en el Día de la Commonwealth 2020, el último compromiso público oficial de los Sussex antes de dejar de ser miembros activos de la realeza (Phil Harris/Daily Mirror/PA) (PA Archive)

El duque y la duquesa de Sussex arrastraron a la familia real a uno de los períodos más desafiantes de la historia real moderna durante los últimos años del reinado de la reina Isabel II.

La saga Megxit, la ruptura entre Harry y su hermano, el duque de Cambridge, las acusaciones de racismo contra un miembro de la realeza no identificado y las acusaciones de que la institución no ayudó a Meghan cuando tuvo pensamientos suicidas provocaron una crisis de los Windsor.

En todo momento, los duques de Sussex se esforzaron por elogiar públicamente a la reina, incluso nombraron a su hija Lilibet en su honor, el cual es su apodo familiar desde la infancia.

En su controvertida entrevista con la presentadora estadounidense de un programa de entrevistas Oprah Winfrey, emitida cuando el duque de Edimburgo estaba internado en el hospital por complicaciones de salud, Harry habló de su respeto por su abuela.

Meghan dijo: “La reina siempre ha sido maravillosa conmigo” y dijo que la llamaba por teléfono “solo para saber cómo estaba”.

Ella dijo que la reina le regaló unos aretes de perlas “hermosos” y un collar a juego en su primer compromiso conjunto y compartió una manta con ella en un automóvil.

Pero más tarde Harry pareció insinuar, en un podcast sobre salud mental, que su padre, el príncipe de Gales, la reina y el duque de Edimburgo habían fracasado como padres, mientras la familia aún estaba de luto por la muerte de Felipe.

Meghan con la reina Isabel II en Chester en su primer compromiso oficial conjunto en 2018 (PA Archive)
Meghan con la reina Isabel II en Chester en su primer compromiso oficial conjunto en 2018 (PA Archive)

“Si he experimentado algún tipo de dolor o sufrimiento debido al dolor o sufrimiento que tal vez mi padre o mis padres sufrieron, me aseguraré de romper ese ciclo para no transmitirlo, básicamente. Es mucho dolor y sufrimiento genético que se transmite de todos modos”, dijo.

La reina, a quien no le gustaban las confrontaciones, no habló sobre ningún sentimiento privado en público y mantuvo un gran afecto por su nieto, a menudo descarriado.

Sin embargo, se mantuvo firme cuando los duques de Sussex presionaron inicialmente para convertirse en miembros de la realeza que trabajaban a tiempo parcial, e insistió en que no podían tener ambos beneficios.

Harry con una. gran sonrisa mientras su abuela la reina Isabel II les pasa revista a él y a otros oficiales durante el Desfile del Soberano en Sandhurst en 2006 (James Vellacott/PA) (PA Archive)
Harry con una. gran sonrisa mientras su abuela la reina Isabel II les pasa revista a él y a otros oficiales durante el Desfile del Soberano en Sandhurst en 2006 (James Vellacott/PA) (PA Archive)

Fiel a la tradición, la reina también los despojó de sus prestigiosos patrocinios reales y a Harry de sus títulos militares, lo que entristeció al duque.

Después de sus afirmaciones de racismo y de que no ayudaron a Meghan cuando estaba batallando, la reina emitió un comunicado público en el que declaró que “algunos recuerdos pueden variar” y dijo que los duques de Sussex “siempre serán miembros de la familia muy queridos”.

Pero, ¿qué significa el fallecimiento de la reina para la futura relación de los duques de Sussex y su posición dentro de la familia real?

Los duques de Sussex durante su entrevista con Oprah Winfrey (PA Media)
Los duques de Sussex durante su entrevista con Oprah Winfrey (PA Media)

Los títulos de Harry y Meghan no han cambiado y, aunque el duque ha pasado del sexto al quinto lugar en la línea de sucesión al trono, todavía está demasiado lejos en la línea como para esperar que algún día se convierta en el rey.

Los hijos de los duques de Sussex, Archie y Lili, son ahora, como nietos de un monarca, un príncipe y una princesa.

Pero no se sabe si usarán los títulos, a los que no tenían derecho cuando nacieron.

Tras el fallecimiento de la reina, Harry y Meghan se quedan con Carlos como rey y director de la familia real, y William ha sido elevado al papel clave de heredero aparente.

Si bien Harry y Meghan parecían haber invertido su tiempo en desarrollar un vínculo con la reina, su relación con Charles y William ha sido muy problemática.

En abril de 2022, Harry, después de reunirse en persona con la reina por primera vez en dos años, le dijo a la cadena estadounidense NBC que se había asegurado de que ella estuviera “protegida” y que tuviera a “las personas adecuadas a su alrededor”.

El Príncipe de Gales ya es rey y el duque de Cambridge, el heredero al trono (Matt Dunham/PA) (PA Archive)
El Príncipe de Gales ya es rey y el duque de Cambridge, el heredero al trono (Matt Dunham/PA) (PA Archive)

Eludió una pregunta sobre si extrañaba a Carlos y William, ya que se reunió con su padre por solo 15 minutos mientras estuvo brevemente en el Reino Unido.

En la entrevista de Oprah en 2021, Harry dijo que se sintió decepcionado por Carlos y que “ha habido mucho dolor”, y dijo que su padre dejó de atender sus llamadas en la preparación para su anuncio del Megxit.

En un acto que probablemente enfureció a William, Meghan acusó a la duquesa de Cambridge de hacerla llorar en el período previo a su boda, y al palacio de no corregir los informes de que había sido al revés.

En 2019, Harry reveló su ruptura con William y le dijo a un equipo de documentales de ITV que él y William estaban en “caminos diferentes” y que tenían días buenos y malos.

También le dijo a Oprah que amaba a su hermano pero que su relación era “a la distancia en este momento”, y agregó que “el tiempo cura todas las cosas, con suerte”.

La realeza también se está preparando para las memorias de Harry, que se publicarán más adelante en 2022, y existen temores de que puedan reabrir viejas heridas y provocar una nueva crisis.

Harry viajó a Balmoral para reunirse con su padre, su hermano y su familia junto al lecho de la reina, pero Meghan se quedó en el sur.

Se espera que el duque, en duelo por su abuela, asista al funeral de la reina, y es probable que Meghan también lo acompañe.

Ella no asistió al funeral de Felipe en 2021, cuando estaba en una etapa muy avanzada del embarazo de su hija Lili.

El duque de Sussex (derecha) siguiendo al Land Rover Defender que transportó el féretro del duque de Edimburgo en abril de 2021 (Leon Neal/PA) (PA Archive)
El duque de Sussex (derecha) siguiendo al Land Rover Defender que transportó el féretro del duque de Edimburgo en abril de 2021 (Leon Neal/PA) (PA Archive)

La ausencia de la duquesa se consideraría como un desaire y una falta de respeto, pero una aparición pública con Harry junto al resto de la familia real podría resultar inmensamente difícil.

Cuando falleció el rey Jorge VI, su hermano, anteriormente conocido como Eduardo VIII, regresó para el funeral, pero su esposa estadounidense, la duquesa de Windsor, anteriormente conocida como Wallis Simpson, por quien abdicó al trono, estuvo ausente.

Ella permaneció en Estados Unidos, donde vivían en ese momento.

La exactriz de Suits, Meghan, fue la primera estadounidense divorciada en casarse con un miembro principal de la realeza desde Simpson, y tanto ella como Harry se mudaron al otro lado del Atlántico a California después de renunciar como miembros principales de la realeza en marzo de 2020.

Harry podría aprovechar la oportunidad de reconciliarse con su familia en medio de su dolor y angustia compartidos por el fallecimiento de la reina Isabel II.

Como nuevo jefe de los Windsor, Carlos podría, si lo considera oportuno, ofrecer la bienvenida a Harry y Meghan como miembros de la realeza que trabajan a tiempo parcial, aunque esto podría entrar en conflicto con sus acuerdos comerciales de Netflix y Spotify y una nueva vida lejos de la monarquía.e

El período posterior a la muerte de la reina podría ser un momento para construir puentes, pero queda por ver si no se han quemado hace mucho tiempo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: La muerte de Isabel II deja a los británicos desorientados, con una inmensa sensación de pérdida