El príncipe Harry confesó en su libro que mató a 25 talibanes en Afganistán y despertó alerta: “Inflama viejos sentimientos de venganza”

El príncipe Harry, durante su servicio en el Ejército británico
El príncipe Harry, durante su servicio en el Ejército británico - Créditos: @Archivo

LONDRES.- Aunque todavía no salió a la venta, ya se filtró mucha información sobre las revelaciones del príncipe Harry en su esperado libro de memorias, y cada nuevo dato parece superador del anterior. Además de contar la agresión física que sufrió por parte de su hermano, Guillermo -heredero al trono británico- durante una discusión y que consumió cocaína a los 17 años, el hijo menor del rey Carlos confiesa que mató a 25 personas durante sus misiones militares en Afganistán, un relato que ya le valió varias críticas.

En Spare (En la sombra, en español), la autobiografía que se publicará el 10 de enero, Harry dice que mató a 25 personas cuando servía como piloto de helicóptero en Afganistán. El duque de Sussex asegura que participó en seis misiones, en todas las cuales hubo muertos, pero dice que las consideraba justificadas, ya que los insurgentes talibanes querían matar a sus compañeros.

“No era una estadística que me llenara de orgullo, pero tampoco me dejaba avergonzado. Cuando me vi inmerso en el calor y la confusión del combate no pensé en los 25 como personas”, escribió Harry, quien sirvió en el Ejército británico durante diez años, y llegó al rango de capitán.

El príncipe Harry y la princesa Beatriz, durante la vigilia junto al féretro de Isabel II
El príncipe Harry y la princesa Beatriz, durante la vigilia junto al féretro de Isabel II - Créditos: @IAN VOGLER

“Eran piezas de ajedrez retiradas del tablero, gente mala eliminada antes de que pudieran matar a gente buena”, dice en su texto, según el Daily Telegraph.

Según el excomandante británico Richard Kemp, Harry empañó su reputación con estas declaraciones y remarcó que incluso que pueden ser peligrosas, al provocar un deseo de venganza de parte de los insurgentes, en el poder de Afganistán desde agosto de 2021.

De hecho, ya hubo repercusiones en el bando talibán. El portavoz Bilal Karami acusó a las fuerzas de los países que alguna vez lucharon en Afganistán de “cometer crímenes” y dijo que “esta confesión muestra que las fuerzas de todos los países ocupantes tienen las mismas historias criminales”.

Por su parte, el líder talibán Anas Haqqani tuiteó en inglés: “¡Señor Harry! Lo que mató no eran piezas de ajedrez, eran humanos; tenían familias que esperaban su regreso”. “Entre los asesinos de afganos, no muchos tienen su decencia para confesar sus crímenes de guerra”, agregó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“La verdad es lo que ha dicho; nuestra gente inocente fueron piezas de ajedrez para sus soldados, líderes militares y políticos. Aún así, fueron derrotados en ese ‘juego’ del ‘tablero’ blanco y negro”, continuó. “No espero que la Corte Penal Internacional (CPI) los investiguen o los activistas de derechos humanos los condenen, porque están sordos y ciegos para ustedes. Pero ojalá estas atrocidades sean recordadas en la historia de la humanidad”.

Cuestionamientos

Kemp, que sirvió en Kabul desde 2003, cuestionó la forma en la que Harry se refirió a los talibanes, como piezas de ajedrez.

“Creo que está equivocado cuando dice en su libro que los insurgentes eran vistos como virtualmente inhumanos –como infrahumanos- como piezas de ajedrez para ser derribadas”, dijo a la cadena BBC. “Ese no es el caso en absoluto. Y no es la forma en que el ejército británico entrena a las personas como él afirma...”, agregó este viernes.

“Creo que ese tipo de comentario que no refleja la realidad es engañoso y potencialmente valioso para aquellas personas que desean dañar a las fuerzas británicas y al gobierno británico, así que creo que fue un error de juicio”, opinó el militar retirado.

El príncipe Harry y Meghan Markle bajan los escalones tras su boda en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor en Windsor, cerca de Londres, Inglaterra, el sábado 19 de mayo de 2018.
El príncipe Harry y Meghan Markle bajan los escalones tras su boda en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor en Windsor, cerca de Londres, Inglaterra, el sábado 19 de mayo de 2018. - Créditos: @Ben Birchhall

En defensa de Harry, dijo que el duque debería estar “orgulloso” de su número de muertes debido al “impacto efectivo” que habría tenido en la campaña, pero remarcó que esta confesión podría impactar sobre la seguridad de él y su familia, porque los talibanes y sus seguidores pueden sentirse “provocadas para intentar vengarse”.

Inflama viejos sentimientos de venganza que podrían haber sido olvidados... sin duda hay personas en el mundo de hoy que ya habrían visto esto y estarán pensando en recuperarlo”, agregó.

Por su parte, el parlamentario conservador Adam Holloway, veterano de Irak, escribió en el Spectator que muchos soldados no creían que fuera apropiado publicar su recuento de muertes. “No se trata de códigos de machos. Se trata de la decencia y el respeto por las vidas que te has quitado”, escribió.

Queen Elizabeth II ; Reina Isabel; Reino Unido; Meghan Markle; príncipe Harry; Londres; Jubileo de la reina;  Boris Johnson; Carrie Johnson;
El príncipe Harry de Gran Bretaña, duque de Sussex, asiste al Servicio Nacional de Acción de Gracias por el reinado de la Reina en la Catedral de Saint Paul en Londres el 3 de junio de 2022 como parte de las celebraciones del jubileo de platino de la Reina Isabel II - Créditos: @VICTORIA JONES

Otro militar que todavía está en servicio le dijo a la BBC que los comentarios de Harry eran “muy poco parecidos a los de un soldado”.

En tanto, el primer ministro Rishi Sunak dijo que no comentaría sobre la confesión de Harry. Solo dijo que que estaba “enormemente agradecido con nuestras fuerzas armadas”.

Estados Unidos y sus aliados de la OTAN lanzaron una operación sobre Afganistán en octubre de 2001 para expulsar a los talibanes -en ese momento en el poder- por considerar que estaban protegiendo a Osama bin Laden, el líder de Al-Qaeda responsable del atentado contra las Torres Gemelas, en Estados Unidos, un mes antes. La invasión duró casi 20 años, y cuando Washington anunció el repliegue total de sus soldados, en 2021, los insurgentes retomaron el poder.

Agencias AFP y DPA