"Postura de México genera divisiones"

·2  min de lectura

Pedro Villa y Caña

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 19 (EL UNIVERSAL).- Las posturas que México ha tenido frente a gobiernos como los de Venezuela y Cuba traicionan valores fundamentales de la Constitución, pues se consiente la violación de derechos humanos, lo que contribuye al desprestigio y pérdida de autoridad moral de nuestro país y que quedó evidenciado ayer en la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), afirmaron internacionalistas.

En entrevista con EL UNIVERSAL, expertos consideraron que la posición de México frente a Venezuela y a la Organización de los Estados Americanos (OEA) "definitivamente genera división" y no ayuda a la integración de la región, pues "recupera un discurso de Guerra Fría".

Para Francisco Valdés Ugalde, académico del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y miembro del Consejo Superior de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), bajo "la anacrónica" Doctrina Estrada se consiente que algunas dictaduras violen los derechos de sus ciudadanos y cancelen la libertad y la democracia.

Pía Taracena, académica e investigadora de la Universidad Iberoamericana, consideró que la posición de México frente a Venezuela y la OEA "definitivamente genera división" y no ayuda a la integración de la región, pues "recupera un discurso de Guerra Fría, pero ya no estamos en la Guerra Fría.

"La OEA necesita reformas, sí, pero aquí es claramente una postura de presión contra el secretario general [Luis Almagro]. El tema es complicado, ya que se cumplieron 20 años de la Carta Democrática Interamericana, la cual estipula las reglas del juego democrático y algunos países firmantes la han roto: Venezuela, uno de ellos. México abrió una narrativa de confrontación entre la ideología y las reglas".

José Antonio Crespo, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), indicó que en la reunión de la Celac de ayer se confrontaron los países más democráticos de la región frente a los países más autocráticos y en donde la propuesta del presidente López Obrador de llamar a una integración económica genera confusión.

"Hubo la confrontación de los países más democráticos frente los países más autocráticos que defienden sus puntos de vistas respectivos. Unos en términos de la autonomía respecto a Estados Unidos, en contra del imperialismo, y los otros países en defensa de los derechos humanos, libertades básicas, elecciones, como fue el caso del presidente de Uruguay [Luis Lacalle Pou]".

Fernanda Cardoso, directora regional de Ciencia Política y Relaciones Internacionales del Tec de Monterrey, consideró que la Celac lleva varios años "sumamente dividida" entre los estratos que pertenecen al Grupo de Lima, que apelan a paradigmas de derecha liberal, libre mercado y otro grupo que apela a paradigmas progresistas que están más identificados con la Alba.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.