Portugal reimpone restricciones ante aumento de casos de COVID-19

·2  min de lectura
Personas que llevan máscaras protectoras debido a la enfermedad por coronavirus (COVID-19) caminan por la pandemia en el centro de Lisboa, Portugal, el 25 de noviembre de 2021.

Por Catarina Demony y Patricia Vicente Rua

LISBOA, 25 nov (Reuters) - Portugal, que tiene una de las tasas de vacunación más altas del mundo contra el COVID-19, anunció que volvería a imponer restricciones para detener un aumento en los casos y ordenó a todos los pasajeros que viajen al país que muestren un certificado de una prueba negativa a su llegada.

"No importa el éxito de la vacunación, debemos ser conscientes de que estamos entrando en una fase de mayor riesgo", dijo el jueves el primer ministro, Antonio Costa, en una conferencia de prensa. "Hemos visto un crecimiento significativo (en casos) en la UE y Portugal no es una isla", agregó.

El país informó reportó 3.773 nuevos casos el miércoles, la cifra diaria más alta en cuatro meses, antes de caer a 3.150 el jueves. Sin embargo, las muertes se mantienen muy por debajo de los niveles observados en enero, cuando enfrentó su batalla más dura contra el COVID-19.

Alrededor del 87% de la población de Portugal, de poco más de 10 millones, está completamente inoculada contra el coronavirus y el rápido despliegue de la vacunación en el país ha sido ampliamente elogiado. Eso le ha permitido levantar la mayoría de las restricciones impuestas para combatir la pandemia.

Pero a medida que otra ola de la pandemia se extiende por toda Europa, el gobierno reintrodujo algunas reglas antiguas y anunció otras nuevas para limitar la propagación en el período previo a la temporada navideña. Las medidas entrarán en vigor el miércoles 1 de diciembre.

Hablando sobre la nueva norma de viajes, Costa dijo que las aerolíneas recibirían una multa de 20.000 euros (22.416 dólares) por pasajero si transportan a cualquier persona que no lleve una prueba de COVID-19, incluyendo aquellos que estén completamente vacunados. Los pasajeros pueden realizarse un PCR o una prueba rápida de antígenos, 72 horas o 48 horas, respectivamente, antes de la salida.

Costa anunció además que quienes estén completamente vacunados también deben presentar prueba de un test negativo de coronavirus para ingresar a clubes nocturnos, bares, grandes eventos y residencias de cuidado, y que se requeriría el certificado digital de la UE para hospedarse en hoteles, ir al gimnasio o cenar en espacios cerrados de restaurantes.

El trabajo a distancia, que ahora se recomienda siempre que sea posible, será obligatorio durante la primera semana de enero y los estudiantes regresarán a las escuelas una semana más tarde de lo habitual para controlar la propagación del virus después de las festividades.

Costa dijo que Portugal debe seguir apostando por la vacunación para controlar la pandemia. Las autoridades de salud esperan dar vacunas de refuerzo del COVID-19 a una cuarta parte de la población para fines de enero. "La vacunación nos ha permitido salvar vidas", aseguró el primer ministro.

(1 dólar = 0,8922 euros)

(Reporte de Catarina Demony, Patrícia Vicente Rua y Sérgio Gonçalves, Editado en Español por Manuel Farías)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.