Por tener a sus hijos enjaulados en cunas modificadas arrestan y luego exoneran a una pareja en California

Ramón Zendejas y Mercadies Williams al parecer necesitaban tener a sus hijos gemelos, de menos de dos años de edad, severamente controlados y en un solo sitio de la casa. Y para ello llevaron al extremo de mantener a los dos pequeños hijos recluidos en cunas modificadas, en una condición que oficiales de policía asemejaron a  “jaulas para perros”.

Según el relato de la televisora ABC News, autoridades del Condado de Modoc, una zona rural bastante remota en el extremo noreste de California, acudieron el viernes pasado con una orden judicial de cateo a la casa de Zendejas y Williams, ambos de 25 años. Al hacer la inspección hallaron metanfetaminas, equipo rudimentario para producir aceite de marihuana y armas, evidencia que propició que la pareja fuera arrestada y acusada de cargos por posesión ilícita de armamento, posesión de drogas y manufactura de sustancias controladas.

Las cunas modificadas en la que una pareja del norte de California mantenía encerrados a sus dos gemelos de menos de dos años de edad. (Alguacil del Condado Modoc)

Pero lo que consternó a los oficiales fue que, al revisar la casa, entraron una habitación donde hallaron a los pequeños gemelos encerrados en cunas modificadas que, empotradas contra la pared y el techo y reforzadas con madera adicional, les impedían salir de ellas. Fueran esas cunas las que las autoridades describieron tajantemente “como jaulas para perros”.

Por ello, las autoridades añadieron el cargo de poner en peligro a menores a las acusaciones contra Zendejas y Williams.

Con todo, días después Williams fue liberada y hasta el pasado martes Zendejas seguía arrestado aunque para ambos la situación legal se había despejado parcialmente. Como se informó en ABC7, tras el arresto de la pareja y las indagatorias sucesivas las autoridades comenzaron a cambiar de opinión e incluso llegaron a considerar que el incidente fue sacado de proporción.

La orden de cateo se originó en un reporte de las autoridades de protección infantil de California que dijeron haber detectado casquillos de bala en la propiedad de Zendejas y Williams, y dado que la pareja al parecer no tenía permitido poseer armas ni municiones, se desató la acción policial en esa casa.

Pero después las autoridades les retiraron los cargos de manufactura de sustancia controlada, presumiblemente porque el hallazgo del presunto laboratorio no validó esa acusación, y luego también les fue removido el cargo de poner en peligro a sus hijos menores.

No es muy claro el por qué, pero versiones del alguacil del Condado Modo reproducidas por ABC sugieren que los pequeños gemelos eran muy activos, no permanecían en sus cunas y andaban por doquier en la casa. Por ello los padres habrían transformado sus cunas en las jaulas que fueron halladas por la policía no tanto para causarles daño sino, se dice, justo para evitar que se pusieran en riesgo en otros lugares de la casa, donde habían objetos y actividades que podían serles dañinos.

Pero el propio alguacil afirma que eso es mera especulación y en todo caso los oficiales que realizaron el cateo en la vivienda quedaron impactados por la forma en que esos dos menores estaban retenidos, si bien también dijeron que los gemelos estaban en buen estado de salud.

En paralelo, el fiscal de Distrito del Condado Modoc dijo a la televisora KRCR  que la acusación de poner en peligro a los menores no se sostenía, que fue una exageración de los oficiales que hicieron el cateo y que las citadas “jaulas para perros” en realidad no eran sino cunas que pueden comprarse en Amazon.

¿Cunas que se compran en Amazon o cunas modificadas en jaulas? Juzgue el lector en relación a lo sucedido en una casa en el Condado Modoc, California. (Alguacil del Condado Modoc / ABC)

Toca al lector juzgar por las imágenes si esas cunas son o no jaulas, más allá de si se venden en Amazon, y si la retención dentro de ellas de los menores justificaba la acusación.

En todo caso, al parecer los cargos por posesión de drogas persisten y aunque no hay claridad al respecto en la información disponible, posiblemente también los de posesión de armas. La pareja deberá responder por ellos y las autoridades de protección infantil han tomado, por lo pronto, a los dos niños bajo su custodia.