PolitiFact: Verificamos 10 afirmaciones del debate entre Ron DeSantis y Charlie Crist para gobernador de Florida

Rebecca Blackwell/AP

En el único debate de candidatos a gobernador de Florida, el actual gobernador republicano Ron DeSantis esquivó las preguntas sobre si desea llegar a la Casa Blanca y prometió “jubilar” a su rival demócrata Charlie Crist.

Crist, quien se desempeñó como gobernador de Florida de 2007 a 2011, intentó que DeSantis respondiera, en varias ocasiones, si se postularía para presidente en 2024. La moderadora Liz Quirantes dijo que los candidatos acordaron no hacerse preguntas durante el debate, presentado por WPEC-TV, Canal 12 en Fort Pierce, Florida.

DeSantis, quien pasó la mayor parte de su campaña de reelección ignorando a su oponente, atacó las políticas de “Biden-Crist” por el aumento de la inflación y los precios del combustible. Crist hizo énfasis en su apoyo al derecho al aborto (una posición que no siempre ha sostenido), en contraste con la prohibición del aborto después de las 15 semanas, sin excepciones por violación o incesto, que DeSantis firmó este año.

Algunos de los ataques de los candidatos sobre los impuestos, la educación, el aborto y la gestión de la pandemia necesitaban una verificación de hechos.

Crist: DeSantis aumentó los impuestos en “mil millones de dólares a cada consumidor de nuestro estado”.

PolitiFact calificó una afirmación similar como Mayormente Falsa. DeSantis firmó un proyecto de ley en 2021 para revisar el impuesto a las ventas en línea de Florida, que el estado estimó generaría alrededor de mil millones de dólares anuales.

Pero la ley no estableció un nuevo impuesto; sino que transfirió la responsabilidad de remitir el impuesto sobre las ventas de los consumidores al vendedor remoto. La ley SB 50 obligaba a los vendedores sin presencia física en Florida a recaudar y remitir impuestos sobre artículos entregados a clientes en el estado. Antes de la revisión, las personas estaban obligadas a remitir dichos impuestos al estado, aunque pocos lo hacían.

Porque la veracidad de los hechos importa, el Nuevo Herald se asocia con PolitiFact en Español

DeSantis: Crist, como gobernador, “firmó el mayor aumento de impuestos y tasas en la historia del estado de Florida”.

Crist, quien era republicano en ese entonces, firmó un presupuesto de la legislatura liderada por republicanos que aumentó los impuestos y las tasas en $2,200 millones para compensar las pérdidas causadas por la recesión económica y la crisis inmobiliaria. Casi la mitad del monto provino de las tasas de matrícula de automóviles, que el sucesor de Crist, el gobernador republicano Rick Scott, revirtió. El presupuesto de 2009 aumentó el impuesto a los cigarrillos, así como las tasas para las licencias de pesca y las entradas a los parques estatales, entre otros cargos.

Crist: “Usted es el único gobernador en el estado de Florida que cerró nuestras escuelas, nuestros negocios. Nunca hice eso como gobernador. Usted es el tipo que cierra”.

El ataque de Crist sobre las restricciones de COVID-19 de DeSantis pareció extraño considerando otros puntos del debate cuando dijo que DeSantis no fue lo suficientemente lejos.

DeSantis es el único gobernador en la historia actual que dirigió el estado durante una gran pandemia mortal, que provocó el cierre de escuelas y negocios no esenciales en todo el país. (Crist fue gobernador durante la pandemia de gripe porcina, pero esa fue mucho menos mortal y hubo menos propagación).

DeSantis cerró las escuelas a mediados de marzo de 2020, y quedaron cerradas durante el resto de ese año escolar. También en la primavera de 2020, DeSantis ordenó que los habitantes de Florida evitaran moverse fuera de su domicilio, de forma que solo se desplazaran en caso de ser necesario para los servicios esenciales. DeSantis levantó la última de las restricciones comerciales en septiembre de 2020.

En ese entonces, Crist indicó que habría sido más agresivo para tratar de reducir la transmisión. Como mencionó DeSantis en el debate, Crist firmó una carta con otros representantes demócratas de Florida en julio de 2020 en la que se instaba a DeSantis a “imponer de inmediato la orden de usar mascarilla en todo el estado y órdenes de quedarse en casa recomendadas por los funcionarios de salud pública en partes del estado donde el brote está causando estragos”.

DeSantis: Crist “apoya la financiación del aborto por parte de los contribuyentes hasta el momento del nacimiento”.

Esto es engañoso y necesita contexto. En una entrevista con CBS Miami, Crist dijo que apoyaba la norma establecida en el caso Roe v. Wade, que permitía el aborto hasta que un feto fuera “viable”, o cuando un feto pueda sobrevivir fuera del útero. Según la Biblioteca Nacional de Medicina, por lo general, el feto es viable alrededor de las 24 semanas de embarazo. Crist dijo que apoyaba el aborto más allá de la viabilidad del feto “en los casos en que la vida o la salud de la madre” se vea amenazada.

Crist también votó a favor de derogar la Enmienda Hyde, que prohíbe el uso de fondos federales para el aborto. En la disposición no se aborda en qué etapa del embarazo una persona puede obtener un aborto.

Crist: DeSantis “hizo que fuera más difícil enviar las boletas por correo”.

Crist se refería a una ley de 2021 que incluía algunas reglas nuevas para votar por correo postal. Limita el uso de los buzones electorales al horario de votación anticipada y obliga a los votantes a solicitar boletas por correo con más frecuencia que en el pasado. Los votantes deben proporcionar información de identificación cuando soliciten boletas por correo.

La ley tiene como objetivo acabar con la práctica que los críticos llaman “recolección de boletas”, que consiste en que los agentes políticos recogen las boletas que los votantes completaron y las entregan. Esa práctica ya es ilegal en el Condado Miami-Dade desde hace muchos años. La ley dice que una persona solo puede entregar dos boletas que no sean las suyas, a excepción de los miembros de la familia inmediata.

La ley dejó sin cambios algunos derechos de voto, incluido el derecho de que cualquier votante registrado puede solicitar una boleta por correo sin justificación. Más de un millón de floridanos ya emitieron su voto por correo para las elecciones de noviembre.

DeSantis: Crist “ha apoyado la idea de… ‘redistribuir los fondos lejos de la policía’”.

DeSantis parece estar refiriéndose a un plan que Crist apoyó para crear una unidad de trabajadores sociales y de salud mental para responder a las llamadas no violentas realizadas al departamento de policía de St. Petersburg. Sin embargo, el plan no reasignó los fondos fuera del departamento. El programa es administrado y financiado por el departamento. El jefe de Policía de St. Petersburg, Anthony Holloway, dijo a PolitiFact que el presupuesto del departamento aumentó debido al programa.

Crist dijo a los periodistas en junio de 2021: “Debemos tener una financiación adecuada. Y tenemos que hacer lo correcto para asegurarnos de que se aplique la ley y que funcione bien, de forma segura y más inteligente”.

Crist: “Según la revista Forbes, Florida es el estado más caro del país para vivir, más que California, más que Nueva York”.

La campaña de Crist dijo que el candidato tenía la intención de hacer referencia a un artículo de CBS que mencionaba un informe de Realtor.com.

Realtor.com calificó a Miami como el mercado de alquiler menos asequible de EEUU en febrero y señaló otros mercados de alquiler de rápido crecimiento en Florida. Cabe mencionar que el alquiler no es el único indicador de asequibilidad: también se tienen en cuenta los impuestos inmobiliarios, el costo de vida, el transporte, los servicios públicos y la comida.

Los estados más caros para vivir son Hawai, California, Massachusetts, Nueva York y Alaska, según un estudio reciente de Credit Karma. Florida no se encuentra entre los 10 estados menos asequibles.

DeSantis: Los resultados muestran que Florida es “el número tres en lectura de cuarto grado y el número cuatro del país en matemáticas de cuarto grado”.

DeSantis citó correctamente la clasificación de Florida en 2022 en la Evaluación Nacional del Progreso Educativo, la evaluación continua más grande y representativa a nivel nacional del conocimiento de los estudiantes en las materias básicas.

En lectura de cuarto grado, Florida empató con Wyoming y quedó por detrás de Massachusetts. En matemáticas de cuarto grado, la puntuación de Florida solo fue superada por Massachusetts, Nebraska y Wyoming.

En el caso de las métricas de octavo grado, el estado fue más bien promedio. Y DeSantis omitió que Florida, al igual que el resto de la nación, vio descensos en las puntuaciones entre 2019 y 2022.

Crist: “El seguro de propiedad bajo su mandato se ha duplicado en el estado de Florida. Se ha duplicado, Ron”.

Cuando DeSantis asumió como gobernador en 2019, los propietarios de viviendas de Florida pagaban una prima de seguro promedio de $1,988, según el Insurance Information Institute. A partir de agosto, la tasa de seguro promedio de los propietarios de viviendas del estado es de $4,231, tres veces mayor que la del promedio nacional. En general, las primas de seguro se han más que duplicado.

La legislatura aprobó nuevas leyes de seguro de propiedad en abril durante una sesión especial de tres días impulsada por DeSantis, aunque no garantizó un alivio del seguro de propiedad para los consumidores. La semana pasada, DeSantis pidió otra sesión especial para estabilizar el mercado.

DeSantis: “¿Por qué han subido los precios del combustible y del gas natural? Las políticas energéticas de Biden-Crist”.

El golpe de DeSantis ignora que las fuerzas globales juegan un papel más importante en los costos del combustible que las políticas presidenciales. Al comienzo de la pandemia del coronavirus, a principios de 2020, los precios del combustible cayeron al desplomarse la demanda.

Los precios subieron durante la recuperación posterior y siguieron subiendo debido a la invasión rusa de Ucrania. La guerra presionó a los países occidentales para que buscarán petróleo en otros lugares, lo que hizo subir los precios y redujo el suministro mundial de petróleo. Juntos, Rusia y la OPEP, el grupo de países exportadores de petróleo, representan un poco más de la mitad de la producción mundial. La OPEP se ha negado a producir más petróleo, lo que va en contra de la petición del presidente Joe Biden.

La producción nacional de petróleo ha aumentado, pero no lo suficientemente rápido como para satisfacer la demanda. Las compañías petroleras se han mostrado reacias a invertir por adelantado en instalaciones y suministros adicionales que podrían producir más petróleo, porque hacerlo sería menos rentable y más riesgoso.