Rusia detiene más de 5.000 personas en protestas por liberación de Navalny

Polina Nikolskaya y Tom Balmforth
·3  min de lectura

Por Polina Nikolskaya y Tom Balmforth

MOSCÚ, 31 ene (Reuters) -La policía antidisturbios rusa disolvió protestas el domingo en apoyo del crítico del Kremlin Alexei Navalny, deteniendo a más de 5.000 personas que desafiaron el frío y la amenaza de enjuiciamiento para exigir su libertad.

En una demostración masiva de fuerza, la policía impuso un gran cierre de seguridad en el corazón de Moscú, cerrando las calles a los peatones cerca del Kremlin, cerrando las estaciones de metro y desplegando cientos de policías antidisturbios mientras nevaba.

En un momento, una columna de manifestantes marchó hacia la prisión en el norte de Moscú donde se encuentra detenido Navalny, coreando "¡Déjenlo ir!". En otra escena, la gente en una multitud levantaron las manos sobre sus cabezas frente a una fila de policías antidisturbios coreando "No somos sus enemigos".

Navalny, de 44 años, fue detenido el 17 de enero tras su regreso a Moscú desde Alemania, donde se estaba recuperando de un envenenamiento con un agente neurotóxico en Rusia. Acusa a Putin de ordenar su asesinato, algo que el Kremlin niega.

La policía de Moscú detuvo al menos a 1.608 personas en la capital, en la que se desplegó un enorme dispositivo policial en respuesta a las concentraciones, informó OVD-Info, un grupo de seguimiento de protestas. OVID-Info dijo que la policía había detenido a 5.021 personas en todo el país.

Entre los arrestados se encontraba la esposa de Navalny, Yulia Navalnaya, quien ya había sido detenida por la policía la semana pasada en una protesta similar.

"Si nos quedamos callados, ellos podrían venir a buscarnos mañana", escribió en Instagram antes de unirse a las protestas.

La protesta es una prueba del apoyo de Navalny luego de que muchos de sus aliados prominentes fueran blanco de una ofensiva esta semana. Varios, incluido su hermano Oleg, están bajo arresto domiciliario.

CONDENA DE PARTE DE EEUU

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, condenó lo que dijo era el uso persistente de tácticas duras contra manifestantes pacíficos y periodistas, y pidió la liberación de Navalny.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia respondió acusando a Estados Unidos de hipocresía, de entrometerse y de buscar alentar las protestas como parte de una estrategia para contener a Rusia.

"Todo el mundo sabe bien lo que hace Estados Unidos en esos casos: abre fuego para matar", dijo.

Occidente le ha dicho a Moscú que libere a Navalny y sus aliados han pedido al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que imponga sanciones a 35 personas que, según ellos, son aliados cercanos de Putin.

En la ciudad de Vladivostok, en el extremo oriental, imágenes de video mostraron a manifestantes coreando "Putin es un ladrón" mientras se tomaban de la mano y marchaban a temperaturas de alrededor de -13 grados Celsius. La policía detuvo a más de 120 personas en la ciudad, dijo OVD-Info.

Decenas de personas acudieron a la ciudad de Yakutsk, en Siberia, a pesar de las temperaturas de -42 grados Celsius. Once fueron detenidos en Tomsk, la ciudad siberiana que visitó Navalny antes de colapsar repentinamente en un vuelo nacional en agosto pasado, afirmó OVD-Info.

Navalny está acusado de violaciones de la libertad condicional que, según él, están inventadas. Un tribunal se reunirá el martes para considerar la posibilidad de condenarlo a una pena de cárcel de hasta tres años y medio.

(Reporte de Gabrielle Tétrault-Farber, Anton Zverev, Polina Ivanova, Maria Tsvetkova, Polina Nikolskaya, Katya Golubkova, Maria Vasilyeva. Escrito por Tom Balmforth. Editado en español por Janisse Huambachano/Darío Fernández)