Un policía que fue carcelero de Lula da Silva en prisión se convirtió en uno de sus guardias de seguridad en la campaña

·2  min de lectura
Luiz Inacio Lula da Silva, en un acto de campaña en San Pablo. (AP/Marcelo Chello)
Luiz Inacio Lula da Silva, en un acto de campaña en San Pablo. (AP/Marcelo Chello) - Créditos: @Marcelo Chello

RÍO DE JANEIRO.- Durante la reciente visita del expreisdente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva a Curitiba, el sábado pasado, uno de sus guardias de seguridad llamó la atención de aliados que solían visitarlo cuando estaba preso en la capital del estado de Paraná (sur): el agente de la Policía Federal (PF) Paulo Rocha Júnior.

“Paulão”, como se lo conoce, sería un profesional más del grupo si no fuera por la amistad que el agente de la Policía Federal (PF) Paulo Rocha Júniorcon el líder del Partido de los Trabajadores (PT) y candidato para las elecciones del 2 de octubre durante el período en que el exmandatario estuvo tras las rejas.

Luiz Inacio Lula da Silva, en un acto en San Pablo. (AP/Marcelo Chello)
Luiz Inacio Lula da Silva, en un acto en San Pablo. (AP/Marcelo Chello) - Créditos: @Marcelo Chello

En ese momento, él era uno de los agentes que se turnaba para custodiar la celda de Lula, en el último piso de la Superintendencia de la PF en Curitiba. El acercamiento se dio especialmente los fines de semana, cuando al expresidente se le prohibió recibir visitas. En esos días, los dos hablaban de todo tipo de temas: fútbol, familia, noviazgo, política e incluso el programa de televisión “Domingão do Faustão”, que Lula solía ver.

En 2019, el agente incluso fue retirado del cargo y asignado a trabajar en una misión en otra ciudad. En su momento, la medida fue interpretada por el PT y sus abogados como una represalia por parte de la dirección de la PF.

La elección de “Paulão” y los demás policías que trabajan como seguridad para Lula fue hecha por representantes de la campaña del PT con la PF. Según los asistentes del expresidente, la solicitud de “Paulão” para unirse al equipo provino del propio Lula. Forma parte del equipo coordinado por el delegado Andrei Passos.

Luiz Inacio Lula da Silva, junto a su esposa, Rosangela da Silva, en San Pablo. (AP Photo/Marcelo Chello)
Luiz Inacio Lula da Silva, junto a su esposa, Rosangela da Silva, en San Pablo. (AP Photo/Marcelo Chello) - Créditos: @Marcelo Chello

La idea es que el trabajo del agente con Lula no se quede ahí. Tras el final de la campaña, hay posibilidades de que “Paulão” sea transferido al grupo del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI) que acompaña al PT, ya que todo expresidente tiene derecho a ese tipo de servicio. Como Lula perdió a un miembro de su equipo por el Covid-19, el policía puede ocupar ese puesto.

Bela Megale

O Globo/GDA