Policía del alguacil de Broward acusado de DUI y conducción imprudente tras chocar un automóvil por detrás mientras conducía a exceso de velocidad

·2  min de lectura

Un policía del alguacil de Broward fue arrestado meses después de que presuntamente conducía bajo los efectos del alcohol, acelerando a más de 30 mph por encima del límite de velocidad segundos antes de estrellar su unidad sin identificación contra otro automóvil.

El policía Carlos Aurelio Hernández, de 36 años, fue arrestado el martes por cargos derivados del accidente de la madrugada del 15 de mayo, anunció la Oficina del Sheriff el miércoles. Se enfrenta a media docena de cargos, incluido DUI con lesiones corporales graves a otra persona, dos cargos de DUI con daños a la propiedad o a la persona, conducción imprudente que causa lesiones corporales graves y dos cargos de conducción imprudente que causan daños a la persona o la propiedad.

Hernández estaba fuera de servicio conduciendo su unidad sin marcar hacia el oeste en la cuadra 13600 de Pines Boulevard en Pembroke Pines alrededor de las 5:45 a.m. de ese domingo por la mañana en mayo y se estrelló contra la parte trasera de un Kia Sportage 2018, dijo la Oficina del Sheriff.

Los investigadores encontraron que Hernández alcanzó las 77 mph unos cinco segundos antes de chocar contra el Kia y conducía a 71 mph cuando su unidad chocó por detrás con el auto. El límite de velocidad de la carretera es de 45 mph.

El impacto hizo que el Kia se saliera de la carretera, chocara contra un árbol y volcara sobre el techo. El conductor masculino fue llevado al Memorial Regional Hospital para recibir tratamiento por sus heridas, según la Oficina del Sheriff.

El nombre del hombre se oculta bajo la Ley de Marsy, una enmienda constitucional aprobada por los votantes que permite a las víctimas de delitos ocultar su identidad al público.

El aliento de Hernández olía a alcohol varias horas después del accidente, y arrastraba palabras en las grabaciones del despacho, encontraron los detectives.

Se le preguntó a Hernández en el despacho de radio si estaba herido. Él dijo: “Eh. El auto giró frente a mí y um parece estar volcado. Asi que. Sí”, según un informe de arresto.

Hernández se quedó en la escena del accidente después de decirles a los detectives que no resultó herido, dice el informe del arresto. Pero tres horas más tarde, cuando supo que había una investigación por DUI, pidió que lo llevaran al Memorial Regional Hospital.

El Cuerpo de Bomberos de Pembroke Pines llevó a Hernández al hospital donde fue evaluado. Los resultados de esa evaluación se eliminan del informe.

Después del accidente, Hernández fue suspendido sin paga, dijo la Oficina del Sheriff. Ahora ha sido suspendido sin paga después de su arresto. Fue contratado en septiembre de 2017 y su salario actual es de $71,186.42.

Hernández estaba detenido en la Cárcel Principal de Broward en espera de su liberación bajo fianza.