Políticos de Estados Unidos, ONU y OEA expresan condolencias por muerte de Isabel II

·6  min de lectura
Jon Hrusa/AP

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, varios políticos estadounidenses y destacadas personalidades del mundo lamentaron este jueves la muerte de la reina Isabel II, quien falleció a los 96 años, en el castillo de Balmoral, Escocia, y destacaron el legado de la monarca.

Biden resaltó que Isabell fue “una estadista de inigualable dignidad y constancia que profundizó la alianza fundamental entre el Reino Unido y los Estados Unidos. Ella ayudó a que nuestra relación fuera especial”.

“Las siete décadas de su reinado histórico fueron testigos de una era de avance humano sin precedentes y la marcha hacia adelante de la dignidad humana. Su legado ocupará un lugar preponderante en las páginas de la historia británica y en la historia de nuestro mundo”, dijo el gobernante en un comunicado.

Consideró que en un mundo en constante cambio, fue una presencia constante y una fuente de consuelo y orgullo para generaciones de británicos, ”incluidos muchos que nunca han conocido su país sin ella. La reina Isabel II lideró siempre con gracia, un compromiso inquebrantable con el deber y el poder incomparable de su ejemplo”.

Como muestra de respeto a la memoria de la Reina Isabel II, Biden ordenó que la bandera de Estados Unidos esté a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios públicos, en sedes militares, estaciones navales, y en todos los buques, hasta la puesta del sol, el día del entierro.

También ordenó que la bandera ondee a media asta durante el mismo período de tiempo en todas las embajadas, delegaciones, oficinas consulares y otras instalaciones de Estados Unidos en el extranjero.

El expresidente Donald Trump y su esposa, Melania, dijeron estar profundamente “entristecidos al conocer que su Majestad la reina Elizabeth II” falleció y expresaron sus condolencias a la familia real y a los ciudadanos del Reino Unido.

Trump resaltó que el “reinado histórico y excepcional de la reina Isabel dejó un tremendo legado de paz y prosperidad en Gran Bretaña”.

“Su liderazgo y diplomacia imperecedera garantizaron y promovieron alianzas con Estados Unidos y otros países del mundo”, dijo en un comunicado publicado en la cuenta de Instagram de Melania Trump.

Consideró que la reina siempre será recordada por su fe plena en su país y su inquebrantable devoción hacia los ciudadanos de su nación.

El Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, expresó su profunda tristeza por el fallecimiento de Isabel II y destacó que siendo la jefa de Estado del Reino Unido que más tiempo ha vivido y reinado, fue altamente admirada por su “gracia, dignidad y dedicación en todo el mundo”.

“Fue una presencia tranquilizadora a lo largo de décadas de cambios radicales, incluyendo la descolonización de África y Asia y la evolución de la Commonwealth”, destacó el titular de la ONU.

Guterres informó que la reina Isabel II fue “una buena amiga de las Naciones Unidas” y recordó sus visitas a la sede de Nueva York en dos ocasiones, con más de cincuenta años de diferencia.

“Estaba profundamente comprometida con muchas causas benéficas y medioambientales y se dirigió de forma emotiva a los delegados en las conversaciones sobre el clima de la COP26 en Glasgow”, recordó el jefe de la ONU.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), también publicó en su cuenta de Twitter un mensaje corto expresando sus condolencias a la familia real y los ciudadanos del Reino Unido y de la Commonwealth.

Congresistas de luto

Varios congresistas de Estados Unidos, incluyendo legisladores de la Florida, se sumaron al luto que embarga al mundo por la muerte de la reina.

El senador Bob Menéndez (D-N.J.), presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, manifestó que la reina, que ha sido la monarca más longeva del Reino Unido, personificó la esencia del liderazgo británico durante más de siete décadas y deja un orgulloso legado de servicio a su pueblo y de firme amistad y respeto por Estados Unidos.

Recordó que el Congreso de Estados Unidos tuvo el honor de recibir a Su Majestad para celebrar el bicentenario, y de nuevo cuando hizo una intervención ante la sesión conjunta del Congreso en 1991.

“Su gran afecto por líderes estadounidenses, del Presidente Truman hasta el Presidente Biden, y su palpable compromiso con la relación especial entre nuestros pueblos contribuyeron en gran medida a la amistad duradera entre nuestras naciones”, expresó Menéndez.

“Hoy nos unimos en luto con millones de personas de todo el mundo que la querían, admiraban y respetaban al duelo de Su Majestad, y rezamos para que sus seres queridos encuentren consuelo al reflexionar sobre su extraordinaria vida y al saber que la Reina se ha reencontrado con su querido marido, el Duque de Edimburgo. Que descanse en paz”, agregó.

El senador Rick Scott (R-Fl) aseguró que durante los últimos 70 años, la reina Isabel II representó la dignidad, estabilidad y sabiduría como líder del pueblo británico y que a pesar de que el mundo ha experimentado un cambio político y cultural inmenso, su liderazgo se mantuvo firme.

“Bajo su reinado, Estados Unidos y el Reino Unido fortalecieron significativamente nuestra relación especial y nuestros ideales compartidos de democracia y libertad se extendieron a innumerables naciones. La muerte de la Reina es una pérdida inmensa para el mundo entero. Hoy, Ann y yo nos unimos a muchos otros para llorar la pérdida de la reina Isabel II, recordar su legado y rezar por la familia real y el pueblo del Reino Unido”.

El senador Marco Rubio (R-Fl) dijo que desde los 14 años, cuando la entonces heredera hizo su primer discurso público radial durante la Segunda Guerra Mundial, la Reina Isabel II vivió una vida de devoción a su nación y dedicación a la gente a la que sirvió.

“El compromiso mutuo entre EEUU y el Reino Unido con las instituciones libres está constantemente bajo amenaza en un mundo acosado por peligros. Por más de siete décadas, la valentía y la inspiración de la Reina Isabel II guiaron a nuestro aliado más cercano mientras navegaban en un mundo en constante cambios. Jeanette y yo lamentamos el fallecimiento de Su Majestad la Reina Isabel II y extendemos nuestras más profundas condolencias al pueblo británico”, manifestó en un comunicado.

La representante María Elvira Salazar (R-Fl) lamentó que la humanidad ha perdido a una de “sus figuras más influyentes. La reina Isabel II deja un gran legado: fue una fuerza estabilizadora para el mundo entero. Mis oraciones están con el Reino Unido. Que descanse en paz”.