Polémica en Mendoza: el exgobernador que se plantó y no firmó el documento en apoyo a Cristina Kirchner

·4  min de lectura
Los exgobernadores de Mendoza Julio Cobos, Roberto Iglesias, Arturo Lafalla, Rodolfo Gabrielli y José Octavio Bordón
Los exgobernadores de Mendoza Julio Cobos, Roberto Iglesias, Arturo Lafalla, Rodolfo Gabrielli y José Octavio Bordón - Créditos: @Gobierno de Mendoza

MENDOZA.- Ya alejado de la política, dejó un mensaje contundente, en medio de la conmoción por el intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. A contramano de lo que se esperaba, el histórico dirigente radical Roberto Iglesias, exgobernador mendocino, decidió patear el tablero y no firmar el documento que rubricaron todos los exmandatarios de la provincia cuyana en apoyo a la expresidenta .

La decisión del “mula”, como lo apodaron durante sus años en el terreno político por su “firmeza, cayó como un baldazo de agua fría entre los demás exmandatarios, quienes buscaban calmar las aguas y dar un mensaje conciliador. Es que Iglesias, más allá de repudiar el hecho de violencia contra Cristina, planteó algo clave, que fue desestimado por sus pares: agregar en el documento una mención a la causa judicial que tiene en vilo a la vicepresidenta por la causa Vialidad .

Roberto Iglesias, exgobernador de Mendoza
Roberto Iglesias, exgobernador de Mendoza - Créditos: @Los Ándes

En este sentido, el exgobernador cuyano, quien comandó la provincia entre 1999 y 2003, fue contundente. “Me llamaron para sumarme al documento y me pareció bien, porque en Mendoza la convivencia es distinta. Por eso, apoyé repudiar la violencia en general y más aún, contra la vicepresidenta, porque es más grave. Pero, querían quedarse sólo en el repudio. Por eso, si en la provincia somos muchos más correctos y respetuosos, no podíamos dejar de lado decirle que se atenga a la Justicia: que lleve su problemática al tribunal y no a la Recoleta o al resto del país”, expresó el radical en diálogo con LA NACION, tras despegarse del escrito firmado el viernes por José Octavio Bordón (1987-1991), Rodolfo Gabrielli (1991-1995), Arturo Lafalla (1995-1999), Julio Cobos (2003-2007), Celso Jaque (2007-2011), Francisco Pérez (2011-2015) y Alfredo Cornejo (2015-2019).

En el documento, se señala: “Rechazamos todo tipo de violencia y nos solidarizamos con la vicepresidenta de la Nación, víctima hoy de esa irracionalidad. Instamos a toda la dirigencia política, sindical y social, a encontrar caminos de diálogo sostenidos en la tolerancia y el respeto, excluyendo todo tipo de agresión y descalificación del que piensa distinto”.

Por eso, al desestimar la sugerencia sobre la causa judicial, Iglesias decidió abrirse y cuestionar el rechazo de sus pares, haciendo hincapié en la importancia de que los tribunales se expidan sobre el pedido de condena de 12 años de prisión contra CFK por corrupción en la obra pública durante más de una década.

“Ella es la que nos metió en este embrollo. Si hiciera lo que tuviera que hacer, no estaríamos así. No imagino a Raúl Alfonsín ni a Arturo Frondizi decir que hay que voltear a la Corte; ellos irían a la Justicia como corresponde. Es verdad también que ninguno de ellos tenía la más mínima posibilidad de pasar por eso”, remató el exmandatario provincial, recordando que uno de los siete ex gobernadores firmantes del comunicado, el kirchnerista “Paco” Pérez, enfrenta un proceso judicial sin haber puesto obstáculos al proceso en su contra. “Me parecía fundamental mencionar lo de la Justicia.

Empezaron los alegatos de las defensas en el caso Vialidad: “La fiscalía violó la Constitución Nacional”

El exgobernador Pérez fue al tribunal, que tiene que resolver si lo condena o no. En cambio, Cristina, no puede dar el ejemplo. Entonces, si no te gusta algo, qué queda para los demás: volteamos la Justicia y hacemos estas barbaridades, con amenazas casi mafiosas”, se despachó Iglesias, quien estuvo en el sillón de San Martín al comienzo de siglo, en medio de la crisis económica nacional, y permitió que el radicalismo luego siguiera gobernando.

Por eso, el ex mandatario mendocino, fue más allá, dejando atrás el comunicado al que no le estampó la firma, para reclamar que las investigaciones judiciales sean sólidas y sin interferencias, en relación también al intento de magnicidio. “Hay que exigir una investigación absolutamente transparente; que todos los argentinos sepamos que lo que la justicia investiga es como debía ser. Ya tenemos infinidad de casos, como Maldonado, Nisman, la Amia o la Embajada de Israel, donde los argentinos nos sentimos indefensos de Justicia. Queremos investigaciones con toda la claridad”, completó Iglesias, también exdiputado nacional y titular de la UCR local, en la época en que Cobos se acercaba a Néstor Kirchner.

De hecho, luego vino un quiebre en el centenario partido, cuando Cobos se convertía en vicepresidente de CFK. Por esos años, el peronismo volvía a tomar fuerza y la provincia finalmente quedó en manos del justicialista Jaque. Luego, Iglesias, intentó regresar al ruedo político, dos veces como candidato a gobernador y después, en 2013, a diputado nacional. Finalmente, al no ser elegido dio un paso al costado de la arena política.