La polémica que envuelve a Harry Styles y Olivia Wilde en Venecia

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Desde el inicio de su relación, Harry Styles y Olivia Wilde estuvieron en medio de la polémica, no sólo por la gran diferencia de edad que existe entre ellos, la actriz tiene 38 años, mientras que el ídolo pop 28; también porque el romance se habría surgido mientras trabajaron juntos en la cinta "Don't Worry Darling", en 2020.

Styles tomó el rol principal que dejó el actor Shia LaBeouf y según algunos rumores, la actriz Florence Pugh, protagonista del filme, no se sintió cómoda con esta situación, sobre todo por los arrumacos que había en el set. Pero, el amor entre escaló, Olivia terminó su relación con Jason Sudeskis y para 2021 dejó la casa que compartía con su ex, para vivir junto Styles en California.

Después de la filmación, la pareja se dejó ver junta en unas cuantas ocasiones, ya fuera paseando de la mano, saliendo de viaje o simplemente compartiendo una romántica tarde en un yate el amor entre ambos era evidente; algo que simplemente no se vio durante la premier de la cinta, en La Mostra de Venecia.

A pesar de que este festival ha generado gran expectativa por las diferentes películas que se proyectarán, ninguna era tan esperada como la protagonizada por el intérprete de "Watermelon Sugar", pues significaba verlo de cerca con su novia, justo cuando las especulaciones de un posible truene han comenzado a circular.

Pero los fans se quedaron con las ganas de comprobar qué es lo que pasa en esta relación, ya que tanto Olivia como Harry llegaron a Venecia por separado, incluso, evitaron todo tipo de contacto durante la conferencia de presencia, que se llevó a cabo horas antes de la función.

Aún sin saber si fue por problemas entre los actores o para centrar la atención únicamente en la cinta, y de acuerdo con nuestra corresponsal, Alejandra Musi, se saltaron el protocolo regular para estos casos, en el que la directora va sentada al lado de sus figuras estelares; por el contrario Olivia se sentó en un extremo de la mesa y Harry hasta el otro lado. Además, en ningún momento estuvieron juntos y se dice que durante la sesión de fotografías Harry se negó a pararse al lado de su novia.

Algo similar pasó en la alfombra roja, las dos figuras más esperadas llegaron cada uno por su lado y dentro de la sala de proyecciones tampoco mostraron ninguna cercanía. Es más, tras ser ovacionados por los asistentes, Harry se acercó al actor Nick Kroll para plantarle un beso en la boca, pero con Olivia se mostró sumamente frío.