Polémica por la cifra de infectados en Irán

LA NACION

TEHERÁN.- Mientras crece la preocupación entre expertos por la falta de explicación para el grupo de casos confirmados de coronavirus en Irán, el gobierno del presidente Hassan Rohani negó ayer categóricamente que 50 personas hayan muerto a causa del virus en la ciudad de Qom y prometió absoluta transparencia en el manejo de las cifras de la epidemia.

Los datos oficiales de Teherán -12 muertos entre los 61 casos confirmados en cinco ciudades, incluida la capital- fueron desmentidos por Ahmad Amirabadi Farahani, representante ultraconservador de Qom. Farahani acusó al gobierno de "mentir al pueblo" y aseguró que "unas 50 personas" habían muerto hasta el domingo en la ciudad, que según él ya tendría 250 casos confirmados.

"Niego categóricamente esta información. Nadie está calificado en absoluto para comentar esta clase de noticia", respondió el viceministro de Salud, Iraj Harirtchi. El funcionario aseguró que los parlamentarios no tenían acceso a estadísticas sobre el brote y que podrían estar confundiendo las cifras del Covid-19 con las de la gripe.

Harirtchi informó también que 900 personas están siendo testeadas, aunque no dio datos sobre la cantidad de personas en cuarentena. El funcionario no informó de la existencia de casos en la ciudad de Mashhad, al nordeste, pero las autoridades de Kuwait dijeron ayer que dieron positivos los tests en tres personas que volvían de esa ciudad.

La ciudad de Qom es considerada territorio santo y es un destino popular para el estudio religioso entre chiitas de todo el mundo. Es la capital de la provincia homónima, que, según datos del Ministerio de Salud iraní, registra la mayor cantidad de casos de Covid-19 en el país (34).

Las críticas de Farahani, sin embargo, no terminan con la disputa por el número de infectados y fallecidos, sino que abarcan la totalidad de la respuesta oficial a la epidemia. "Creo que el desempeño del gobierno en su control del virus no ha sido exitoso. Ningún enfermero tiene acceso al uniforme protector apropiado", declaró Farahani. El gobierno aún no ha respondido a estos comentarios.

Agencias AFP, AP y Reuters