Polémica en Chile por candidatura de un jurista argentino a la Corte de La Haya

·5  min de lectura
Alberto Fernández y Gabriel Boric
Alberto Fernández y Gabriel Boric - Créditos: @silvana colombo

SANTIAGO, Chile.– En cuestión de un par de semanas, el nombre del jurista argentino Marcelo Kohen comenzó a adquirir relevancia en Chile. El abogado rosarino de 64 años, radicado hace décadas en Suiza y principal carta de la Cancillería para integrar la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, quedó en medio de un fuego cruzado a raíz de la polémica decisión del gobierno de Gabriel Boric de no patrocinar la candidatura del chileno Claudio Grossman al principal órgano judicial de la ONU.

Pese al apoyo transversal con el que Grossman contaba a nivel interno para cubrir la vacante provocada por la muerte del juez brasileño Antônio Cançado Trindade -ocurrida el 29 de mayo-, y darle al país la posibilidad que un juez chileno integrara la instancia tras 67 años, La Moneda frenó su respaldo para la votación que se realizará a fin de año.

Luciani aporta pruebas sobre cómo Lázaro Báez competía contra sí mismo y nadie lo controlaba

“Considerando que una elección tan importante requiere planificación anticipada, disposición de votos, recursos presupuestarios y estrategia de campaña, el Ministerio de Relaciones Exteriores lamentablemente no está en condiciones de postular esta candidatura para el proceso eleccionario en curso”, informó la Cancillería chilena en un comunicado de prensa que emitió la semana pasada.

De igual modo, en dicha declaración se establecieron algunos puntos que explicaron la posición de la administración de Boric. Se indicó -en un guiño a Brasil- que “tradicionalmente se ha impuesto la costumbre de que el país que por alguna razón pierde a su experto, provee su reemplazo” y que “una elección a la CIJ implica una campaña de gran envergadura, que se debe trabajar de manera prioritaria y con mucha anticipación”.

Sin embargo, las explicaciones del gobierno y el reconocimiento de que su prioridad era la elección del país en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, generaron el rechazo de diversos sectores hacia la medida que dejó sin apoyo a Grossman, un exagente de la demanda marítima de Bolivia en contra de Chile en La Haya en 2018.

Marcelo Kohen, jurista
Marcelo Kohen, jurista - Créditos: @Twitter Marcelo Kohen

“Demuestra la falta de oficio por parte de la Cancillería. Era una oportunidad única para tener a un chileno que tiene toda la experticia y las capacidades”, señaló Francisco Chahuán, presidente de Renovación Nacional y miembro de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado

Vínculos

En ese contexto de reproches, y en medio de un aumento de la tensión política sobre el desempeño internacional del actual gobierno, la candidatura de la Argentina, y de Marcelo Kohen en particular, comenzó a recibir los primeros dardos.

“Kohen es un jurista de trayectoria, pero no se me escapa que fue asesor de la demanda marítima boliviana contra Chile en La Haya”, dijo a LA NACION Heraldo Muñoz, exministro de Relaciones Exteriores durante el segundo gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, y quien apuntó sobre uno de los principales aspectos que provoca resistencia a la hora de pensar en un apoyo chileno al candidato argentino.

Incluso, fue el propio excanciller de la administración de Sebastián Piñera, Roberto Ampuero, quien planteó la interrogante de forma más concreta en su cuenta de Twitter. “¿Cancillería no respaldó a jurista chileno Claudio Grossman a Tribunal porque ya comprometió su apoyo a Marcelo Kohen, candidato de Argentina, defensor de Bolivia y crítico de Chile?”.

El abogado Jorge Schaulsohn, uno de los rostros de la exConcertación que lideró el país tras la dictadura de Augusto Pinochet, también reforzó esa apreciación. “He oído de buena fuente que Chile no estaría apoyando a Claudio Gossman como juez ante la CPI; porque el gobierno habría comprometido su apoyo al candidato argentino”.

Parte de la prensa chilena de igual forma profundizó en los vínculos de Kohen, quien además es reconocido como experto en el tema de las Malvinas. “En su extenso currículum, Kohen cuenta con haber sido abogado litigante, contratado por Bolivia, en la demanda marítima de Evo Morales contra nuestro país. Kohen no solo los representó en La Haya, sino que tiene una larga relación de simpatía con la causa marítima boliviana”, publicó el portal El Líbero.

Desde la otra vereda, para Samuel Fernández, exembajador, diplomático y experto en temas de política exterior de la Universidad Central, el escenario sigue siendo incierto y el apoyo chileno a Kohen no es claro.

“Nuestro país no ha dicho nada y no hay compromisos por algún candidato. Ahora siempre se toman en cuenta todos los antecedentes ya sean positivos o no, pero la dinámica electoral está más arriba que cualquier contingencia”, señaló Fernández.

Incertidumbre

Con todo, y de manera oficial, Chile aún no ha dado conocer a quién apoyará en las elecciones de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Hasta el momento, la Argentina ha presentado la candidatura de Marcelo Kohen, mientras que Brasil ha postulado al juez Leonardo Caldeira para la vacante del fallecido juez Cançado Trindade.

Para la elección regular de los nuevos miembros de la CIJ para el período 2024-2033, donde existe una vacante para el Grupo de América Latina y el Caribe ocasionada por el término del período del juez jamaicano Patrick Lipton Robinson, se han presentado las candidaturas del abogado y diplomático Juan Manuel Gómez Robledo por México y de Kohen por la Argentina.

“Estoy seguro de que el gobierno de Chile evaluará debidamente todas las candidaturas que se presenten a la Corte, incluida la de Marcelo Kohen, y tomará una decisión basada en nuestros intereses nacionales y los antecedentes de los y las postulantes”, dijo excanciller Heraldo Muñoz.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.