El poderoso sindicato de maestros mexicano convoca una marcha contra la reforma

Uno de los sindicatos de maestros más grandes de México convocó a una marcha el miércoles como parte de su amplia campaña contra la aplicación de una reciente reforma educativa, que consideran atenta contra sus derechos laborales, dijo el domingo a la AFP uno de sus dirigentes. (AFP | Yuri Cortez)

Uno de los sindicatos de maestros más grandes de México convocó a una marcha el miércoles como parte de su amplia campaña contra la aplicación de una reciente reforma educativa, que consideran atenta contra sus derechos laborales, dijo el domingo a la AFP uno de sus dirigentes.

"Hemos convocado a compañeros de todo el país para una marcha en la capital del país que concluirá entregando a legisladores miles de solicitudes que hemos hecho a la justicia de amparos" (recursos legales para protección de derechos humanos), dijo José Antonio Altamirano, integrante de la cúpula de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

El 15 de marzo, los docentes entregaron a los legisladores, también después de una marcha, más de 100.000 solicitudes de esa figura legal para protegerse de "las consecuencias de la reforma y aunque aún no han sido brindados por el poder Judicial, el miércoles (entregarán) otros tantos para que vean el tamaño de (su) inconformidad", añadió Altamirano.

Los opositores de la reforma han efectuado esta semana varias movilizaciones. Una de ellas provocó un momento de tensión cuando 1.000 policías desalojaron a unos 3.000 maestros y estudiantes que bloquearon una importante autopista que conecta Ciudad de México con el balneario de Acapulco, en el estado de Guerrero (sur).

Los maestros dicen contar con el apoyo de varios sectores, entre ellos organizaciones de indígenas, trabajadores de otras áreas, e incluso de un grupo de nativos de Guerrero que se autodenomina "policía comunitaria", creada hace años para velar por la aplicación y protección de sus usos y costumbres.

La reforma educativa, aprobada por los principales partidos políticos en diciembre, contempla un sistema de evaluación de profesores para que sean contratados y ascendidos por sus cualidades profesionales y no por designación sindical, como ha sucedido durante décadas, entre otras medidas.

Los maestros aseguran que no se oponen a la reforma en su totalidad, sino que piden que algunas aplicaciones, como las evaluaciones, tomen en cuenta las condiciones laborales y sociales de cada región.

La CNTE ha advertidode que si no se da marcha atrás en al menos algunas de las medidas de la reforma, declararán el paro de los maestros agremiados de todo México, un país que se ha distinguido por estar a la zaga en indicadores educativos entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Uno de los sindicatos de maestros más grandes de México convocó a una marcha el miércoles como parte de su amplia campaña contra la aplicación de una reciente reforma educativa, que consideran atenta contra sus derechos laborales, dijo el domingo a la AFP uno de sus dirigentes.