Plebiscito en Chile: Gabriel Boric apunta a la izquierda moderada para salir de la crisis política tras la derrota del “apruebo”

·5  min de lectura
El presidente chileno, Gabriel Boric, a su llegada al Palacio de La Moneda
El presidente chileno, Gabriel Boric, a su llegada al Palacio de La Moneda

SANTIAGO, Chile.- Después de la aplastante derrota que sufrió la propuesta de nueva Constitución impulsada por su sector, el presidente chileno Gabriel Boric sostuvo una serie de reuniones de urgencia con aliados políticos para intentar encauzar la crisis política en la que se sumió su gobierno.

Luego de los primeros resultados negativos, el mismo domingo Boric se reunió con su comité político para analizar los escenarios y durante la mañana del lunes sostuvo un encuentro con los presidentes de las dos cámaras del Congreso, el senador Álvaro Elizalde (Partido Socialista) y el diputado Raúl Soto (Partido por la Democracia).

“El presidente va a convocar a los distintos partidos actores de la sociedad civil para escuchar sus puntos de vista y nos ha pedido que en el Congreso Nacional se desarrolle un diálogo que permita establecer un camino institucional para avanzar en el proceso constituyente”, dijo Elizalde, mientras que el presidente Cámara de Diputados adelantó un escenario más drástico.

Boric programó varias reuniones para avanzar en un nuevo itinerario
Boric programó varias reuniones para avanzar en un nuevo itinerario - Créditos: @Presidencia Chile

“Tenemos otra oportunidad y probablemente sea la última”, comentó Raúl Soto, quien al igual que Elizalde pertenecen a sectores de centroizquierda más moderados y que con certeza serán integrados en el nuevo gabinete, una de las primeras medidas que Boric ejecutará en medio de la crisis.

Cambios en el gabinete

En ese sentido, ya se anticipa la salida de Giorgio Jackson en la Secretaría General de Gobierno -encargado del manejo político de La Moneda y de la relación del Ejecutivo con el Congreso- y de Izkia Siches, la ministra del Interior y cuya gestión ha estado lastrada por el aumento de la violencia en La Araucanía y una serie de errores no forzados.

La medida que apunta al cambio de dos rostros icónicos de la nueva generación de políticos que acompañaron a Boric en la asunción al poder y que también irrumpieron en las protestas estudiantiles, obedece según los analistas a un giro de Boric hacia sectores más afines a la centroizquierda y que en el pasado participaron de la exConcertación, el bloque socialdemócrata que lideró Chile después de la dictadura de Augusto Pinochet.

Durante su discurso emitido en cadena nacional durante la noche del domingo, Boric reafirmó su anhelo. “Me comprometo a poner todo de mi parte para construir, en conjunto con el Congreso y la sociedad civil, un nuevo itinerario constituyente que nos entregue un texto que, recogiendo los aprendizajes del proceso, logre interpretar a una amplia mayoría ciudadana. Y sé que en eso todos y todas nos van a acompañar”, manifestó el mandatario.

Boric dio un discurso anoche tras el resultado adverso
Boric dio un discurso anoche tras el resultado adverso - Créditos: @MARCELO SEGURA

Así, uno de los aspectos más determinantes será la relación que el gobierno entable con el Congreso, que desde ahora se transformará en el espacio donde se discutirán cualquier intento de nuevo proceso constitucional o de reformas más estructurales. Los legisladores aprobaron un proyecto de ley en agosto que facilita la modificación de la constitución actual, reduciendo la mayoría legislativa requerida.

Se requiere que el comité político del gabinete tenga experiencia suficiente para evitar errores no forzados y comprender la importancia de conducir un proceso en circunstancias muy complejas. En segundo lugar, debe contar con personas que tengan capacidad de diálogo, ya que la discusión se traslada al Congreso. Esto supone plantear con claridad sus ideas, pero especialmente saber escuchar al resto de los actores políticos. Deben reconocer las posiciones de quienes estuvieron en el rechazo y recoger los planteamientos formulados por quienes estaban por ‘rechazar para reformar’”, analizó Raúl Burgos, académico del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).

“El gobierno debe demostrar un sentido de realidad, es decir, entender que el triunfo categórico del ‘rechazo’ requiere negociación para llevar adelante el nuevo proceso. Eso implica establecer prioridades en cuanto al debate constitucional, ceder en ciertos planteamientos e ideas, y evitar posiciones maximalistas que influyeron en la derrota del apruebo”, añadió el Burgos.

La derecha, en espera

Desde la oposición, en tanto, fue una jornada en la que diversos dirigentes sacaron cuentas alegres con el triunfo del “rechazo” y representantes del ala más de derecha dejaron en claro que no están del todo seguros de avanzar hacia una nueva Carta Magna. “No más mentiras constitucionales”, dijo Rojo Edwards, presidente del Partido Republicano

El colectivo de centroderecha Chile Vamos se desmarcó de esa premisa y anunció que participarán del nuevo proceso, pero declinaron reunirse con Boric a la espera de los ajustes en el equipo de La Moneda. “El gesto más importante que va a hacer Boric será el cambio de gabinete. Ahí veremos hasta qué punto escuchó el mensaje”, aseguraron.

Los militantes del "rechazo" celebraron los resultados en las calles
Los militantes del "rechazo" celebraron los resultados en las calles - Créditos: @MARTIN BERNETTI

“Para todos aquellos que pusieron en duda el compromiso de la centroderecha con la continuidad del proceso constituyente, les queremos decir con mucha fuerza que nosotros cumplimos nuestros compromisos, y vamos a cumplir y refrendar la voluntad de que el proceso constituyente continúe”, dijo Javier Macaya, senador y presidente de la Unión Demócrata Independiente (UDI).

“No se preocupen respecto de cuestiones formales, de si la reunión con el gobierno puede terminar siendo esta semana o en algunos días, vamos a tener que juntarnos con él. Pero también sabemos que ellos tienen que ordenar la casa, no se pueden divorciar de algo que empujaron con mucha fuerza; tiene que ser un llamado a la humildad”, añadió el político.

Con todo, los mercados también reaccionaron ante el resultado del plebiscito y la bolsa de Santiago de Chile abrió con una fuerte alza. El IPSA, principal índice bursátil del país, aumentó un 6,7, mientras el peso chileno se convirtió en la segunda moneda que más se apreció en el mundo durante la jornada con una ganancia de 1,52% respecto al dólar que bajó cerca de 15 pesos.