Anuncios

Cómo es el plan de "des-extinción" para reintroducir el ave dodo en Mauricio

(CNN) -- Una audaz colaboración entre genetistas y conservacionistas planea recuperar el extinto dodo y reintroducirlo en su hábitat natural en Mauricio.

La empresa estadounidense de biotecnología e ingeniería genética Colossal Biosciences, que busca la "des-extinción" de múltiples especies, incluido el mamut lanudo, se ha asociado con la Mauritian Wildlife Foundation para encontrar un lugar adecuado para estas grandes aves no voladoras.

Científicos buscan revivir mamut lanudo, pero ¿es ético? 2:57

El dodo está extinto desde 1681 debido a una combinación de la depredación humana y por parte de animales introducidos por humanos, convirtiéndolo en un caso de extinción clásico. Pero según los socios, su regreso a Mauricio podría beneficiar al entorno inmediato del dodo y a otras especies.

Colossal anunció por primera vez su intención de resucitar al dodo en enero de 2023. Aún no está claro cuándo podrá hacerlo, pero se conocieron nuevos detalles sobre cómo planea recrear la especie.

Beth Shapiro, paleogenetista principal de Colossal, ha secuenciado el genoma completo del dodo. Además, la compañía dice que ha secuenciado el genoma del solitario, un pariente extinto del dodo de la isla Rodrigues, cerca de Mauricio, y de la paloma de Nicobar, el pariente vivo más cercano del dodo, que reside en islas del sudeste asiático que abarcan los océanos Índico y Pacífico.

La paloma de Nicobar, originaria de las regiones costeras de las islas Andamán y Nicobar, es el pariente vivo más cercano al dodo. (Arterra/Universal Images Group/Getty Images)

Los genetistas de Colossal han descubierto que las células que actúan como precursoras de los ovarios o testículos en la paloma de Nicobar pueden crecer con éxito en un embrión de pollo. Ahora están investigando si estas células (llamadas células germinales primordiales o PGC) pueden convertirse en espermatozoides y óvulos.

Este es un paso vital en la creación de animales hibridados mediante la reproducción. Los científicos ya habían introducido PGC para crear un pollo engendrado por un pato, para lo cual se inyectaron PGC de pollo a un embrión de pato, lo que produjo un pato adulto con esperma de gallo. Luego se cruzó con una gallina, que dio a luz a un polluelo.

Colossal planea seguir un camino similar. Primero, comparará los genomas del dodo y del solitario con los de la paloma de Nicobar para identificar en qué se diferencian. Luego editará los PGC de Nicobar para que exprese los rasgos físicos de un dodo.

Descubren una nueva especie de pangolín que podría salvarlos de la extinción

Luego, las PGC editadas se insertarán en los embriones de un pollo y un gallo estériles. Con la introducción de las PGC editadas, el pollo y el gallo serán capaces de reproducirse y, en teoría, su descendencia se parecerá al dodo gracias al ADN de paloma hibridado en sus sistemas reproductivos.

"Físicamente, el dodo restaurado será indiferenciable del que conocemos", dijo Matt James, director de animales de Colossal, en un correo electrónico.

James describió el proyecto como "un asombroso motor de innovación para la genética, la genómica y la biología celular aviar", en parte porque "la mayoría de las tecnologías que utilizamos para la clonación en mamíferos no existen hoy en día en las aves". Sin embargo, se negó a establecer un cronograma sobre cuándo será creado el primer embrión.

Construyendo un nuevo hogar para el dodo

Parque Nacional Black River Gorges, Mauricio. (Holger Hollemann/dpa/Picture Alliance/AP)

Mientras el laboratorio de Colossal continúa su investigación, un equipo de la Mauritian Wildlife Foundation (MWF) se ocupará de preparar un nido proverbial.

Vikash Tatayah, director de conservación de la fundación, dijo que el MWF se acercó a Colossal a principios de este año para establecer una asociación y está planeando un estudio de viabilidad sobre dónde será mejor ubicar a las aves de Colossal cuando nazcan.

"Mauricio no es una isla grande, tiene 60 kilómetros por 30 kilómetros", dijo Tatayah. "Gran parte ya fue tomada por la caña de azúcar, edificios, aldeas (y) embalses".

"El sitio ideal no existe", añadió, argumentando que cada potencial ubicación tiene sus pros y sus contras, mencionando factores como los depredadores, la caza furtiva y otras interferencias humanas.

El Parque Nacional Black River Gorges, con sus zonas de bosque restaurado, es un lugar que se está considerando. Las reservas naturales vecinas de la Isla Redonda y el islote de Aigrettes son otras dos opciones.

La isla y el islote no albergan depredadores naturales, explicó, mientras que en el continente, es posible que sea necesario "excluir, reubicar o incluso controlar" especies invasoras como ratas, gatos salvajes, cerdos y perros, monos, mangostas y cuervos para que el dodo de Colossal pueda prosperar. Por otro lado, Tatayah dijo que a la fundación le gustaría un lugar donde los dodos pudieran ser visibles para el público, y Round Island y Île aux Aigrettes están actualmente deshabitadas.

También existe la posibilidad de que el dodo sea reintroducido en múltiples lugares, añadió.

La isla protegida de Ile Aux Aigrette en el océano Índico, cerca de Mauricio, es un lugar potencial para los dodos de Colossal. (Ben Birchall/PA/AP)

Una vez controlados los factores humanos y los depredadores, a Tatayah le preocupa menos cómo se reintegrará el dodo a su entorno. "(Estaba) coexistiendo y coevolucionando con otras aves, otras plantas y reptiles... así que no los veo siendo competitivos en absoluto", dijo.

De hecho, incluso podría haber beneficios tangenciales, argumentó, citando "relaciones mutualistas que se han roto desde la pérdida del dodo".

El gran pico del ave es un indicador de que consumió frutos con semillas grandes, explicó, y el ave jugaba un papel en la dispersión de las semillas. Algunas de estas especies de plantas están amenazadas o muy amenazadas, añadió, y una hipótesis es que las semillas ya no están siendo lo suficientemente dispersas y listas para la germinación sin el dodo y otras grandes especies extintas (otra es la tortuga gigante abovedada de Mauricio).

"Creo que (el dodo) será una gran ventaja para la restauración de los ecosistemas", dijo Tatayah.

Aunque está de acuerdo en que el dodo podría contribuir a la dispersión de semillas, Julian Hume, un paleontólogo aviar del Museo de Historia Natural de Londres, que ha estudiado el ave, propone cautela.

"A pesar de ser una de las aves más famosas del mundo, todavía no sabemos prácticamente nada sobre el dodo, por lo que es imposible saber cómo interactuó con su entorno", dijo Hume en un correo electrónico.

"La idea de Colossal es sensata", añadió, aunque, "debido a la complejidad de recrear una especie a partir del ADN, incluso si eso fuera posible, sólo puede dar como resultado una criatura parecida a un dodo. Luego se necesitarán años de cría selectiva para convertir una paloma pequeña en un ave grande no voladora. Recuerden, la naturaleza tardó millones de años para que esto sucediera con el dodo".

En cuanto al estudio del ave una vez reintroducida, "en el mejor de los casos, Colossal sólo puede producir un ave con algunas cualidades similares a las del dodo, y un ave que no tiene una idea inherente de cómo vivir en la naturaleza, por lo que sería bastante ingenuo basar cualquier idea en conclusiones sobre su comportamient", dijo Hume.

¿Por qué revivir al dodo?

Una pregunta recurrente es "¿por qué?". ¿Por qué juntar recursos para recrear un ave no voladora muerta hace mucho tiempo y secuestrarla en una isla en medio del océano Índico?

Ben Lamm, director ejecutivo y cofundador de Colossal, argumentó que "recuperar el dodo nos brinda la oportunidad de crear un 'optimismo conservacionista', que esperamos inspire a personas de todo el mundo, específicamente a los jóvenes, en una época en la que el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la política pueden hacer que la situación parezca desesperada".

Añadió que las técnicas iniciadas por el proyecto dodo podrían ayudar a recuperar a otras especies de aves.

Tatayah cree que este proyecto de alto perfil podría impulsar a otros intentos de conservación más amplios en Mauricio. "Según nuestra experiencia, cuando se empieza a salvar una especie, se genera el impulso para la protección y restauración de los hábitats y los ecosistemas", dijo.

"Estamos interesados en la conservación de todo el ecosistema. No queremos encontrar al dodo solo en un campo", añadió Tatayah.

El director de la Mauritian Wildlife Foundation dijo que, en cualquier caso, el regreso del dodo "no ocurrirá de la noche a la mañana... estamos hablando de probablemente una década". Las aves se crearían en Estados Unidos y tendrían que importarse, explicó. Citando la dimensión legal y política del proyecto, dijo que "los años podrían sumarse".

Tatayah enfatizó que las incipientes tecnologías de "des-extinción" no deberían funcionar una salida para métodos de conservación probados y probados —particularmente para especies en peligro de extinción— y las describió como "otra herramienta en la caja de herramientas, pero que no reemplaza a toda la caja de herramientas".

Hume estuvo de acuerdo y añadió que la enorme inversión realizada por Colossal podría utilizarse en otros lugares para ayudar a salvar muchas otras especies "al borde" mediante la conservación convencional.

El paleontólogo no está en contra del movimiento de des-extinción, pero preferiría que se aplicara a especies recientemente extintas como el tilacino (tigre de Tasmania), o especies con poblaciones no viables, como el rinoceronte blanco del norte, al que sólo le quedan dos hembras. (Colossal Biosciences está realizando investigaciones sobre ambos).

"El dodo, a pesar de ser un caso lamentable de extinción causada por el hombre, realmente ha tenido su momento", dijo Hume. Sin embargo, nuestra curiosidad constante es más difícil de extinguir.

"He estudiado al dodo durante muchos años y todavía hay mucho que aprender sobre esta enigmática ave", añadió. "Si alguna vez se recreara uno, sin duda sería el primero en la cola en verlo".