Anuncios

No habrá "plan B" cuando agencia de ayuda a los palestinos se quede sin fondos en marzo: responsable en Líbano

Estudiantes caminan juntos en una escuela dirigida por UNRWA dentro del campo de refugiados palestinos de Mar Elias en Beirut

Por Maya Gebeily y Emilie Madi

BEIRUT, 22 feb (Reuters) - La agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos no tiene un "plan B" más allá de marzo en caso de que los países donantes que retuvieron la financiación tras las acusaciones israelíes mantengan su postura, dijo el jueves la jefa de su oficina en Líbano.

Israel acusó a 12 de los 13.000 empleados de la UNRWA en la Franja de Gaza de participar en el ataque dirigido por Hamás que desató una guerra. Los cargos se produjeron tras años de peticiones israelíes para que se disolviera la agencia, y mientras los gazatíes enfrentan una hambruna generalizada y a un goteo de ayuda en el territorio bombardeado.

Un total de 16 países suspendieron la financiación a la espera de una investigación de la oficina de supervisión de la ONU que, según Dorothee Klaus, jefa del Líbano, estará lista en unas semanas.

"Esperamos que el mayor número posible de donantes indiquen a la agencia que están reconsiderando el congelamiento de fondos, y que se restablezca la financiación a la agencia. Esperemos que de tal manera que no tengamos un problema de flujo de efectivo, y los servicios continúen sin interrupción", destacó. "No tenemos un plan B".

Es posible que su oficina ya no pueda financiar la distribución trimestral de efectivo al 65% de los refugiados palestinos en Líbano.

"Este será el primer indicador para la comunidad de que UNRWA no tiene liquidez, y este sería el primer servicio que no podremos proporcionar en el primer trimestre", dijo Klaus.

Aunque UNRWA ya ha enfrentado problemas de liquidez en el pasado, la suspensión colectiva ha provocado una crisis sin precedentes y sería un error pensar que otras agencias podrían llenar el vacío, dijo.

En el Líbano gestiona 12 campos de refugiados y presta servicios que van desde la atención sanitaria y la escolarización hasta la recolección de basura. Si se acaba la financiación, en un par de días habría basura llenando las calles de los campamentos, dijo Klaus.

(Reporte de Maya Gebeily y Emilie Madi. Editado en español por Javier Leira)