Piden a texanos ahorrar agua en medio de la ola de calor que afecta al estado

·2  min de lectura

Tras el cierre inesperado de una planta de tratamiento, se les ha pedido a los residentes de algunos condados del norte de Texas que ahorren agua “inmediatamente”.

El Distrito Municipal de Agua del Norte de Texas (NTMWD), que presta servicios a algunos de los suburbios del norte de Dallas, emitió la petición el sábado, lo que afectó a alrededor de dos millones de clientes, según The Dallas Morning News.

Las temperaturas en la región están aumentando, y se pronostica que lleguen muy por encima de los 100°F (38°C) durante días.

NTMWD enfatiza que el agua aún es apta para utilizar, y que debe haber suficiente suministro todavía para los usos necesarios.

El problema involucra la acumulación de sedimentos en un tanque en una de las plantas de tratamiento. NTMWD informó que las cuadrillas están trabajando para solucionarlo.

Han solicitado específicamente que las personas reduzcan el uso de agua al aire libre mientras tanto.

El calor, potencialmente peligroso, está afectando actualmente a Texas. Gran parte del estado atraviesa otra ola de altas temperaturas. Buena parte del área de Dallas, incluidos los suburbios del norte, se encuentran actualmente bajo una advertencia de calor excesivo de parte del Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

Esas temperaturas persistirán durante toda la semana, y habrá un mayor riesgo de incendios forestales el miércoles.

La semana pasada, el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas, que controla la red eléctrica del estado, pidió dos veces a los clientes que ahorraran electricidad, pues los suministros de energía alcanzaron su capacidad máxima. La demanda de electricidad puede aumentar durante las olas de calor debido a que más personas encienden sus acondicionadores de aire para mantenerse frescos.

Se espera que eventos de calor como este se vuelvan más comunes conforme la crisis climática empeora y los gases de efecto invernadero elevan las temperaturas globales.

Pero el calor no es el único riesgo climático en Texas. En su llamado al ahorro, NTMWD destacó la sequía que vive actualmente el área y señaló que las condiciones secas, junto con los altos niveles de uso de agua al aire libre, han llevado al límite al sistema de agua.

Un evento similar ocurrió el mes pasado en Odessa, Texas, al otro lado del estado, luego de que una tubería de agua se rompiera, en medio de un calor de 100°F (38°C).

Actualmente, la mayoría de los suburbios del norte de Dallas están experimentando una sequía “moderada” o “grave”, según el monitor de sequía del gobierno de EE.UU. En estas condiciones, aumenta el riesgo de incendios forestales y las operaciones agrícolas y ganaderas enfrentan condiciones más duras, señala la agencia.

A medida que el mundo alcanza los 2°C de calentamiento por encima de las temperaturas del siglo XIX, las olas de calor y las sequías que antes ocurrían cada 10 años ahora ocurrirán cada dos y cinco años, respectivamente, según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, una autoridad líder en ciencia climatológica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.