Piden familiares castigo a responsables por muerte de enfermero

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., marzo 6 (EL UNIVERSAL).- Tras ocho meses de encontrar muerto a su hermano Christian en el Semefo de Tlalnepantla, Rosalba Trinidad Franco pide a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México aprehender a los responsables del homicidio.

El joven enfermero de 21 años de edad fue reportado como desaparecido en Toluca en julio del 2020 y su cuerpo fue localizado un mes después flotando en un río, detrás de una casa en Huixquilucan.

En entrevista, Rosalba dijo que pese a que un juez concedió una orden de aprehensión en noviembre del año pasado, contra uno de los responsables, hasta el momento no ha sido cumplimentada.

"Yo entregué a las autoridades todos los detalles que pudimos investigar sobre el asesinato de mi hermano, les entregué los nombres de los policías que lo aprehendieron, el número de las patrullas y hasta placas del taxi en el que viajó, pero durante la pandemia se detuvo toda la investigación y no me reciben en la Fiscalía Central de Atención Especializada, donde llevan el caso", reclamó.

Relató que el 17 de julio del 2020, el joven que trabajaba como enfermero del Hospital Mónica Pretelini salió de su jornada y se reunió con sus amigos para celebrar su cumpleaños, horas más tarde tomó un Didi pero el viaje terminó dos cuadras antes de llegar a su casa en la colonia Nueva Oxtotitlán, en Toluca.

Explicó que junto con su familia investigó sobre lo que pudo haber ocurrido, y siete días después de haber iniciado la búsqueda de su hermano, recibió un mensaje de WhatsApp diciéndole que su hermano se había detenido a cenar en un puesto callejero en la colonia donde vivía, donde lo increparon varios hombres acusándolo de haber intentado asaltar una vivienda y minutos más tarde fue aprehendido por policías municipales de Toluca.

Sin embargo, el juez conciliador no encontró pruebas para detenerlo y lo dejaron en la calle, sin dinero ni teléfono. "Después de que salió de la oficialía no se supo más sobre él".

Por su parte, la Fiscalía de Justicia estatal dijo que hay avances en la investigación, pues cuentan con la orden de aprehensión en contra de uno de los probables involucrados en el homicidio de este joven; sin embargo, sobre las posibles causas de muerte, la dependencia informó que contrario a lo que piensa la señora Rosalba, no fue torturado sino murió por un disparo de arma de fuego en la cabeza.