El PIB de Corea del Sur recupera el crecimiento, un 1,9 %, pese a la pandemia

Agencia EFE
·4  min de lectura

Seúl, 27 oct (EFE).- En el tercer trimestre la economía de Corea del Sur creció por primera vez (un 1,9 %) desde el inicio de la pandemia gracias al impulso de las exportaciones, aunque las cifras publicadas hoy subrayan a su vez la persistente vulnerabilidad generada por el coronavirus.

El producto interior bruto (PIB) creció en Corea del Sur un 1,9 % en julio-septiembre en relación con el trimestre anterior, según el dato reportado por el Banco de Corea (BoK), que supone el mayor avance intertrimestral de julio-septiembre desde 2010 y contrasta con la contracción del 3,2 % registrada en abril-junio.

El PIB del país asiático, el segundo en registrar grandes brotes de COVID-19 en el mundo, en febrero, ya se había encogido también un 1,3 % en los tres primeros meses de 2020.

Pese al avance trimestre a trimestre, cabe apuntar que con respecto al mismo periodo de 2019 la cuarta economía de Asia se contrajo en julio-septiembre un 1,3 % debido a los efectos del coronavirus.

LAS EXPORTACIONES CRECEN

En todo caso, la recuperación experimentada en esos tres meses respondió a que las exportaciones, pilar de la economía surcoreana, crecieron un 15,6 % con respecto a abril-junio gracias al aumento en los envíos de automóviles o semiconductores, la principal exportación surcoreana.

A su vez las importaciones aumentaron un 4,9 %, lo que atestigua una mejoría de los intercambios comerciales a nivel global después de que muchos países interrumpieran los confinamientos hacia el principio del verano.

No obstante, se teme que el ritmo de esta recuperación pueda empezar a moderarse debido a las nuevas oleadas de infecciones de coronavirus que están experimentando Europa y EE.UU., dos de los principales mercados para las exportaciones surcoreanas.

De hecho, el director de estadística del BoK, Park Yang-su, advirtió hoy en rueda de prensa de que la entidad de momento mantiene intactas sus previsiones de crecimiento para 2020.

"Teniendo en cuenta estos factores de riesgo, la tasa de crecimiento anual se mantiene en el mismo rango de nuestras proyecciones previas", explicó Park en declaraciones que recoge la agencia Yonhap.

En su última previsión publicada en agosto la entidad emisora pronosticó que la economía surcoreana se contraería un 1,3 % en todo 2020 con respecto al año anterior.

Para que se cumpla ese vaticinio, el PIB del país asiático debería cerrar el año creciendo en torno a un 1,5 % en el actual trimestre en comparación con julio-septiembre.

CONSUMO DÉBIL

Además de subrayar la enorme dependencia de las exportaciones, los datos publicados por el BoK revelaron que el gasto en el entorno nacional aún se mostró débil en el tercer trimestre debido al repunte de casos de COVID-19 que experimentó Corea del Sur a mediados de agosto.

Grandes brotes originados en una polémica iglesia presbiteriana y unas manifestaciones multitudinarias en Seúl llevaron entonces al Gobierno a reforzar el distanciamiento social y a imponer en la región capitalina, donde se concentra la mitad de la población nacional, cierres a la hostelería a las 21.00 horas durante dos semanas.

De ahí que en el tercer trimestre el consumo privado se contrajera un 0,1 % en relación con los tres meses anteriores.

En este sentido, el ministro de Finanzas, Hong Nam-ki, dijo hoy en rueda de prensa que el Ejecutivo activará medidas para potenciar el gasto de los hogares en los últimos tres meses del año.

BUENA GESTIÓN SANITARIA

En cualquier caso, el gasto y la inversión no han sufrido retrocesos al nivel de otras grandes economías gracias a la excelente gestión de la pandemia que han realizado las autoridades en Corea del Sur, donde solo han fallecido por COVID 460 personas y apenas se han detectado unos 26.000 casos desde enero.

Prueba de ello es que otros indicadores mostraron hoy avances, como la inversión de capital corporativo, que creció un 6,7 %.

También lo hizo el gasto público, en este caso un 0,1 %, después de que el Gobierno haya aprobado cuatro paquetes presupuestarios extra por un valor combinado de unos 67 billones de wones (unos 50.190 millones de euros/59.285 millones de dólares) desde que comenzó la pandemia.

(c) Agencia EFE