Anuncios

La petrolera británica BP designa a jefe interino como nuevo CEO

LONDRES (AP) — La gran petrolera británica BP anunció el miércoles que su director general interino Murray Auchincloss ocupará el cargo de manera permanente en reemplazo de Bernard Looney, quien renunció al revelarse que ocultó a la junta directiva sus relaciones con colegas de la empresa.

Auchincloss, un canadiense de 53 años que fue gerente financiero de BP más de tres años, asumió la dirección general en setiembre, tras la renuncia sorpresiva de Looney. Auchincloss se incorporó a BP cuando la empresa se apoderó de la petrolera Amoco en 1998.

“Desde septiembre, la junta de BP ha emprendido un proceso exhaustivo y altamente competitivo para identificar al próximo CEO, estudiando en detalle a varios candidatos de alto calibre”, dijo el presidente del directorio, Helge Lund.

Añadió que la junta estaba “totalmente de acuerdo” que Auchincloss era el “candidato sobresaliente y la persona justa para dirigir BP”.

Auchincloss dijo que la estrategia de diversificación de la empresa para alejarse del petróleo y convertirse en una “compañía integral de energía” no cambiará.

Biraj Borkhataria, analista en RBC Capital Markets, dijo que el nombramiento era el mejor desenlace posible para los accionistas, ya que la contratación de alguien de afuera de la empresa hubiera provocado “mayor incertidumbre acerca de la orientación del negocio y posiblemente más rumores sobre un nuevo cambio de estrategia”.

En cambio, Charlie Kronick, asesor climático senior del grupo ambientalista Greenpeace del Reino Unido, dijo que la medida no significa cambio alguno “en una empresa que aún no efectúa la transición para dejar los combustibles fósiles al paso necesario”.

Looney, dedicó toda su vida laboral a la empresa, en la cual se inició como ingeniero de perforaciones en 1991, renunció tras reconocer que no había sido “totalmente transparente” al revelar detalles de sus relaciones a la junta.

Se le denegaron sueldos, pensiones, bonificaciones y acciones por valor de 32,4 millones de libras (41 millones de dólares) debido a que, según BP, cometió “faltas graves de conducta” al engañar a la junta.