Anuncios

Petro plantea posible ronda de negociación con el ELN en el Vaticano tras visita al papa Francisco

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, pasa junto a los guardias suizos a su llegada al patio de San Dámaso antes de su reunión con el Papa Francisco en el Vaticano, el viernes 19 de enero de 2024. (Foto AP/Gregorio Borgia)

BOGOTÁ (AP) — El presidente Gustavo Petro planteó el viernes la posibilidad de realizar en el Vaticano una ronda de las negociaciones de paz que adelanta su gobierno con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional, luego de una audiencia privada con el papa Francisco.

“Hemos hablado de la paz de Colombia... Buscando una posición mucho más activa tanto del Estado Vaticano como de la Iglesia católica en el proceso de paz de Colombia. Es posible que hagamos una ronda, ya se hablará con el ELN”, señaló el mandatario a la prensa tras salir de la reunión con el pontífice.

Petro no dio más detalles al ser cuestionado por la prensa sobre la respuesta del papa a su propuesta. Sólo mencionó que el pontífice “está de acuerdo en que demos pasos más profundos” en los procesos de paz en Colombia.

La Iglésia católica acompaña en Colombia el diálogo con el ELN que se retomó en noviembre de 2022 tras la llegada al poder de Petro —primer presidente de izquierda y exmilitante de una guerrilla—. Se trata de la continuación de un diálogo que había iniciado años antes y se suspendió en 2019 luego de que la insurgencia atentara contra una escuela de policías causando 22 muertes.

Cada ronda de negociaciones con el ELN se ha realizado fuera de Colombia y ha tenido como sede a los países garantes del diálogo como Venezuela, Cuba y México.

El presidente colombiano dijo estar muy interesado en que una ronda de negociaciones se realice en el Vaticano por “muchas razones que tienen que ver con la historia del ELN”.

El ELN se alzó en armas en 1964 bajo la inspiración de la revolución cubana y acogió ideas de la Teología de la Liberación. El sacerdote Camilo Torres, uno de los seguidores de esa corriente, se unió a las filas de la guerrilla y murió en 1966, durante su primer combate. Su figura sigue siendo reivindicada por la guerrilla.