Petro se convierte en el primer presidente de Colombia en reunirse con Maduro desde 2016

Gustavo Petro y Nicolás Maduro
Petro es el primer mandatario colombiano en viajar a Caracas desde 2013.

Gustavo Petro se convirtió este martes en el primer presidente de Colombia en visitar Venezuela y en reunirse con su homólogo, Nicolás Maduro, desde agosto de 2016.

El último mandatario colombiano en hacer ese viaje fue Juan Manuel Santos, quien hace seis años se encontró con Maduro en la ciudad venezolana de Puerto Ordaz.

"Es mucho lo que hay que hablar después de tanto tiempo", dijo Petro antes de partir de viaje desde el aeropuerto militar de Catam.

Y tenia razón, a juzgar por la extensa lista de temas que trató junto a Maduro durante una reunión en el Palacio de Miraflores de Caracas que se extendió por varias horas.

Al finalizar el encuentro, ambos gobernantes suscribieron una declaración conjunta y comentaron de forma general en una comparecencia televisada los asuntos que trataron.

Los temas abarcaron desde las relaciones económicas hasta la posibilidad de hacer un frente común de cara a la Cumbre del Clima, COP27, que se inicia esta semana en Egipto.

¿Regreso de Venezuela a la CAN y a la CIDH?

Aunque tras el encuentro Petro y Maduro no anunciaron acuerdos concretos, sí revelaron varias propuestas relevantes que tocan la relación bilateral, pero también que van más allá.

Petro y Maduro
Petro fue recibido con honores de jefe de Estado.

Concretamente, Petro planteó el retorno de Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones (CAN), un mecanismo de integración regional del que Caracas se retiró unilateralmente durante el gobierno de Hugo Chávez.

"Queremos invitar a Chile, a Ecuador, a Bolivia, a Perú [miembros de la CAN] para que acepten el reintegro de Venezuela en la Comunidad Andina como miembro con todos sus derechos y deberes", dijo Petro.

Maduro también se refirió a este tema diciendo que era una "buena noticia" para la CAN y para Sudamérica.

Otra propuesta que Petro presentó durante la reunión fue la posible reincorporación de Venezuela al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

La salida de Venezuela de este mecanismo de protección de los derechos humanos se inició durante el gobierno de Chávez en 2012 y se concretó bajo Maduro en 2013.

El alejamiento del gobierno bolivariano había empezado antes, en 2010, cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos publicó un informe en el que denunciaba el deterioro de la democracia en Venezuela.

Entonces, Chávez acusó a la institución de ser un instrumento del "imperio" para agredir a su gobierno.

Este martes, Maduro dijo que había sido "muy receptivo" ante la iniciativa de Petro para que Venezuela reconsidere su posición sobre el Sistema Interamericano y aseguró que seguirá siendo receptivo "durante las próximas semanas".

En referencia a las relaciones bilaterales, ambos mandatarios hicieron mención a la necesidad de fortalecer el proceso de reapertura de fronteras que iniciaron en septiembre.

"La frontera está en manos de las mafias", dijo Petro, quien agregó que también van a reconstruir las relaciones entre las agencias de inteligencia.

El mandatario colombiano anunció que próximamente organizarán un encuentro bilateral de empresarios en Cartagena.

Reconstruir las relaciones

Durante su comparencencia en el Palacio de Miraflores, Maduro y Petro reconocieron tanto la existencia de diferencias entre ambos países como la conveniencia de superarlas.

Petro y Maduro durante su comparecencia en Miraflores.
Petro y Maduro durante su comparecencia en Miraflores.

"Colombia y Venezuela si algo tenemos es un destino común en nuestros pueblos y los gobiernos estamos obligados en la diversidad de nuestras visiones siempre a trabajar por el bien común", dijo Maduro.

Petro, por su parte, consideró "antinatural" que ambos países hayan estado separados, pues están formados por un mismo pueblo.

"Cualesquiera que sean las formas políticas que se adopten en una u otra nación, la amistad de los dos pueblos debe mantenerse", apuntó.

"Aquí estamos para recomenzar un camino que es difícil, pero que hay que andar", añadió luego.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela se deterioraron severamente en los últimos años.

De hecho, la última vez que un presidente colombiano había estado en Caracas fue en 2013, cuando Santos acudió a los funerales de Hugo Chávez.

Desde entonces, la relación de Maduro con sus homólogos colombianos se hizo cada vez más tensa hasta derivar en una ruptura de relaciones diplomáticas con el gobierno de Iván Duque, antecesor de Petro, en febrero de 2019.

Entonces, el gobierno de Duque al igual que otro medio centenar de países alrededor del mundo objetó la legitimidad de Maduro -cuya reelección en 2018 fue considerada como fraudulenta por gran parte de la comunidad internacional- y reconoció como mandatario interino al opositor Juan Guaidó, quien era presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Desde su llegada al Palacio de Nariño, Petro indicó su interés en reactivar las relaciones bilaterales con Venezuela, dando un primer paso el pasado 26 de septiembre con la reapertura de la frontera común que estaba cerrada desde hacía más de 7 años.

Venezuela y Colombia comparten una frontera común de 2.200 kilómetros y llegaron a tener un intercambio comercial superior a US$7.000 millones en 2008, que para 2021 había caído hasta los US$400 millones.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.