Un periodista se tentó al aire al dar una noticia y las redes no lo dejaron pasar

·3  min de lectura
Un periodista estaba dando una noticia, pero el comentario de su compañero lo hizo tentar y tuvieron que pedir una pausa
Un periodista estaba dando una noticia, pero el comentario de su compañero lo hizo tentar y tuvieron que pedir una pausa - Créditos: @Twitter

Un curioso episodio ocurrió en el noticiero Está Pasando (TN), conducido por Sandra Borghi y Pepe Gil Vidal, cuando su compañero Ignacio González Prieto desarrollaba la noticia que conmocionó a los habitantes de Ingeniero Huergo, Río Negro. El comunicador relataba la información hasta que el comentario de su compañero lo interrumpió y no pudo continuar porque se tentó al aire.

Eduardo Feinmann, ante el acampe en la casa de Cristina Kirchner: “¿No era que volvían mejores?”

En las últimas horas, se dio a conocer la noticia de un hombre de cuarenta años, que buscaba mujeres lactantes por redes sociales con fines de abuso. Un grupo de mujeres de la ciudad sureña denunció que un hombre, bautizado como el “vampiro blanco”, realizaba publicaciones en las redes sociales para comprar leche materna para consumir, bajo el pretexto de que padecía un problema de salud.

Sin embargo, la Campaña por la Emergencia Nacional en Violencia contra las Mujeres de ese lugar, advirtió que se trataba de un movimiento que tenía fines de abuso.

“Se necesitan madres lactantes o embarazadas que quieran generar ingresos para trabajar, se paga diariamente $4.000. Más información por mensaje privado″, era un mensaje que compartía en Facebook el hombre de 40 años. “¿Hace cuánto estás lactando y cuántos años tenés? Solo se pide tener buena salud”, decía otro mensaje.

El encargado de desarrollar la noticia y hacer el correspondiente análisis en la señal era González Prieto. “Hay casos de vampirismo en distintas partes del mundo”, señaló el comunicador y Pepe Gil Vidal acotó: “el caso del vampiro lácteo podría ser”, dijo, haciendo referencia al hombre.

Benjamín Rojas salió a pasear por Rosario, se cruzó con una canción de Chiquititas y se puso a bailar: “Ahí comenzó todo”

Sin embargo, ese comentario con el correr de los segundos le jugó una mala pasada al especialista en criminalística. “Tengamos en cuenta que las parafilias, es donde se estudian patrones con el objeto de llegar al acto sexual...”, intentó seguir con el relato, pero no pudo continuar y mientras sonaba la cortina de fondo, se escuchó que el comunicador intentó contener sus risas, pero no pudo.

Luego de algunos segundos en los que quedaron los chats del “vampiro blanco” en la pantalla, los conductores del noticiero retomaron la palabra y, con seriedad, pidieron ir a la pausa para salir del paso. El fragmento se viralizó en redes sociales como Twitter y TikTok.

Los dos memes sobre el dólar que hicieron tentar a Pablo Rossi

Por otro lado, mujeres lactantes que denunciaron al hombre relataron su experiencia para el Diario Río Negro: “Vi la publicación en el Facebook y pagaba $3200. Yo escribí y una chica que supuestamente es enfermera me dijo que fuera, que me podía ir a esperar a la parada de Huergo. Le dije que iba en moto. Cuando llegué al lugar, el muchacho me atendió y yo pasé sola adentro. Estaba mi marido afuera, no sabía con qué me iba a encontrar. Estaban la supuesta enfermera y el sujeto. Adentro había un televisor grande y cámaras por todos lados”, señaló una víctima.

A mí me escribió porque tenía una enfermedad y la leche materna era su tratamiento, pero tenía que ser directa del pecho porque si no perdía sus nutrientes”, relató otra mujer al medio local.

No obstante, tras el caso que conmocionó a la ciudad ubicada a 34 kilómetros de General Roca, los especialistas advirtieron que está totalmente prohibida la comercialización de leche humana.

La respuesta de Sandra Borghi

La conductora del programa de TN se hizo eco de la noticia de González Prieto y se expresó a través de Twitter. Fue en realidad una respuesta al tuit del actor Federico Bal, quien junto al video del periodista riéndose, escribió: “Nada que me dé más risa como las tentadas al aire. Imagino la cantidad de señas, y barbaridades que le decían por cucaracha a este hermoso hombre”.

Ante ese tuit, Sandra Borghi acotó: “Fue descomunal… te juro que terminamos todos en el piso”.