Perú vence a Paraguay por penales y jugará semifinal

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

GOIANIA, Brasil (AP) — ¿Quién dijo que el mejor fútbol sólo puede verse en la Eurocopa?

Perú se impuso 4-3 sobre Paraguay en una definición por penales para el infarto que erigió el viernes al primer semifinalista de la Copa América. Fue el epílogo del mejor partido en lo que va del certamen continental, con seis goles y resultado abierto durante los 90 minutos.

Los tiros de Gianluca Lapadula, Yoshimar Yotún, Renato Tapia y Miguel Trauco le dieron la victoria a la Blanquirroja, último subcampeón del torneo, en el estadio Pedro Ludovico Teixeira de Goiania.

Aunque el arquero paraguayo Antony Silva atajó los penales de Christian Cueva y Santiago Ormeño, sus compañeros David Martínez y Braian Samudio remataron desviado y la ejecución de Alberto Espínola fue atajada por el arquero peruano Pedro Gallese.

Ángel Romero, Junior Alonso y Robert Piris Da Motta convirtieron para la Albirroja.

Perú jugará la semifinal ante el ganador del partido que disputaban más tarde Brasil y Chile.

“No podemos disfrutar, sino mentalizarnos para lo que se viene”, afirmó el técnico de Perú, el argentino Ricardo Gareca, quien condujo al seleccionado a su cuarta semifinal consecutiva en la Copa América. “Perú tiene claro lo que quiere en el campo de juego, a veces sale y otras veces no. Tenemos incorporada una forma de jugar desde hace años. Somos más fuertes que débiles, más allá de cosas que hay que ajustar”.

El entrenador, que dirigió a la Blanquirroja en las últimas tres ediciones del certamen, pidió que el triunfo de este viernes sirva de impulso para el deporte peruano: “Es un toque de atención para todos, ojalá haya algo que sustente todo esto... Se necesita desarrollar una política deportiva, no sólo en el fútbol sino en el deporte. Ojalá que la gente que le toca asumir el gobierno pueda prestar atención. Un país con deporte, con educación, son países que generalmente tienen futuro”.

Los análisis previos no auguraban el duelo más entretenido y de resultado incierto en lo que va de la Copa América.

Por una lesión, Paraguay no pudo contar con Miguel Almirón, su jugador más desequilibrante. Pero tras un comienzo en el que prevaleció el juego brusco, tomó la ventaja con su especialidad: la jugada de pelota parada.

En un tiro de esquina, David Martínez metió un cabezazo con destino de red que de milagro alcanzó a despejar el arquero Pedro Gallese con ayuda del palo. Pero el capitán paraguayo Gustavo Gómez no desaprovechó el rebote y marcó el gol a los 10 minutos.

A raíz de un descuido de la defensa paraguaya, André Carrillo encontró campo libre para avanzar por el lateral derecho, pisó el área y soltó en balón para que el atacante ítalo-peruano Lapadula anotara el empate anticipándose a Junior Alonso a los 20.

Entre Carrillo, que sería expulsado en el complemento, y Yoshimar Yotún dejaron expuesta a la defensa paraguaya con una jugada que combinó un taco, un toque de primera y que culminó con el segundo tanto de Lapadula a los 30.

Antes del descanso, Paraguay se quedó con diez jugadores. El árbitro uruguayo Esteban Ostojich echó al capitán Gómez por un codazo a Lapadula.

“Es obvio que el trámite del partido se ve afectado por la actuación del árbitro”, opinó el entrenador de Paraguay, el argentino Eduardo Berizzo. “Nos expulsa un futbolista por protestar, eso en el fútbol actual no se ve más”.

La Albirroja no se resignó ante la adversidad y empujó al rival contra su arco en los primeros minutos del complemento. Otra vez un tiro de esquina fue la vía para llegar al gol. Carlos González alcanzó a peinar la pelota y Junior Alonso, descuidado por los defensores peruanos, ajustició a Gallese a los 53.

A diez del final, Yotún sacó un fortísimo zurdazo, la pelota se desvió en la espalda de Robert Rojas y se metió en el arco paraguayo.

Perú parecía tener la victoria asegurada hasta que Carrillo cometió una infracción innecesaria en el mediocampo y vio la roja.

En una de las últimas jugadas, Martínez desbordó por izquierda y tiró el centro para que Gabriel Ávalos, recién ingresado, anotara el 3-3 y llevara la definición del pleito a los tiros de penal.

“Ninguna deuda, me siento orgulloso de la actitud, del coraje que tiene el equipo, aun con diez, en un partido en el que todas las adversidades sucedían en contra nuestra. Fuimos, nos recuperamos, empatamos dos veces el partido y los penales no premian el gran esfuerzo que hizo el equipo”, destacó Berizzo, quien pese a la eliminación evaluó como positivo “actuaciones muy buenas de futbolistas” y la consolidación “de una manera de jugar”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.