La pequeña Amal llega a Nueva York con un mensaje de esperanza y humanidad

·9  min de lectura
La Pequeña Amal y sus titiriteros recorren la Terminal 4 del Aeropuerto Internacional Kennedy, el miércoles 14 de septiembre de 2022, cuando los recibieron miembros de la Orquesta de la Ópera Metropolitana y su coro de niños. (Todd Heisler/The New York Times)
La Pequeña Amal y sus titiriteros recorren la Terminal 4 del Aeropuerto Internacional Kennedy, el miércoles 14 de septiembre de 2022, cuando los recibieron miembros de la Orquesta de la Ópera Metropolitana y su coro de niños. (Todd Heisler/The New York Times)

Cuando asomó la cabeza por encima de las barreras metálicas, la pequeña Amal abrió los ojos al ver la terminal de llegadas del aeropuerto internacional Kennedy el miércoles. Miró a la izquierda, luego a la derecha y tomó su gran maleta verde con calcomanías de arcoíris y sol. Estaba un poco nerviosa y un poco perdida, como suelen estarlo los recién llegados a Nueva York.

Pero, entonces, se escuchó algo de música. Mientras la pequeña Amal atravesaba la terminal, la Orquesta de la Ópera Metropolitana; su director musical, Yannick Nézet-Séguin, y su coro de niños comenzaron a interpretar música de bienvenida: el coro final de la ópera de Philip Glass sobre los primeros años de vida de Gandhi, “Satyagraha”, cuyo título se traduce más o menos como “resistencia”.

Amal, una marioneta de una refugiada siria de 10 años, parecía estar fascinada por la música, así como los numerosos viajeros que paseaban con sus maletas parecían estar fascinados por la marioneta de 3,6 metros que se alzaba ante ellos. Sin embargo, se mostraba inquieta, un poco reacia a acercarse a la orquesta. Al menos, hasta que un miembro del coro —una chica que llevaba una camisa amarilla girasol— se acercó a ella y la tomó de la mano.

Amal ha viajado por Europa y se ha reunido con refugiados ucranianos en Polonia. Ahora ha llegado a la Gran Manzana con grandes planes. Durante el resto de este mes, recorrerá los cinco distritos, visitando a niños, artistas, políticos y líderes de la comunidad, mientras inicia la búsqueda de su tío y, según esperan sus creadores, ayuda a destacar la experiencia, las dificultades y la belleza de millones de refugiados desplazados.

Su extenso paseo por la ciudad de Nueva York incluirá más de 50 eventos de bienvenida como el del miércoles en el aeropuerto. Recogerá flores en un jardín comunitario en Queens, cruzará el Puente Alto en el Bronx, viajará en el ferri de Staten Island, bailará en las calles de Washington Heights y se encontrará en medio de una procesión nupcial siria en Bay Ridge.

“Ella dará visibilidad a algo que la gente no quiere ver”, comentó Amir Nizar Zuabi, director artístico de Walk Productions, que presenta el arte público en el que participa Amal, junto con St. Ann’s Warehouse en Brooklyn.

Amal ya ha viajado una gran distancia (8046 kilómetros desde Turquía al Reino Unido el año pasado) en busca de su madre. Y el miércoles, cuando ingresó a la terminal de llegadas, fue recibida por un comité de bienvenida de primer nivel.

La Pequeña Amal y sus titiriteros recorren la Terminal 4 del Aeropuerto Internacional Kennedy, el miércoles 14 de septiembre de 2022. (Todd Heisler/The New York Times)
La Pequeña Amal y sus titiriteros recorren la Terminal 4 del Aeropuerto Internacional Kennedy, el miércoles 14 de septiembre de 2022. (Todd Heisler/The New York Times)

Para aquellos que no están familiarizados con la historia de la Pequeña Amal y su viaje, a continuación, un vistazo de quién es Amal, dónde ha estado, adónde va y por qué.

La creación de Amal

Amal, cuyo nombre significa “esperanza” en árabe, es controlada por hasta cuatro personas, incluyendo a una sobre zancos. Diseñada por la Handspring Puppet Co., con sede en Sudáfrica, Amal es delicada —sus brazos y la parte superior del cuerpo están hechos de cañas de bambú— y a veces necesita mantenimiento.

La marioneta es la protagonista de lo que aparentemente es un proyecto teatral itinerante destinado a recordar a un público fatigado por las noticias sobre los niños que huyen de la violencia y la persecución. Los refugiados sirios acapararon una gran atención en 2015 y 2016 en su huida del país. La Marcha por Europa siguió una ruta similar a la que siguieron algunos sirios que huyeron.

Casualmente, Amal comenzó su caminata europea en el verano de 2021, poco después de la toma de poder de los talibanes en Afganistán, lo que provocó una nueva crisis migratoria en Europa. A lo largo de cuatro meses, Amal cruzó el continente, deteniéndose en campos de refugiados, plazas y la Royal Opera House de Londres. Hasta la fecha, ha participado en más de 190 actos en más de 80 pueblos, ciudades y aldeas de doce países.

“Nos impresionó la cantidad de gente que salió a la calle para recibirla”, afirmó Zuabi en una entrevista reciente a través de Zoom. “Quedó muy claro que, mientras los gobiernos hablan a un cierto nivel sobre este tema, la gente de las ciudades está dispuesta a comprometerse”.

Ahora Amal continúa su viaje en Nueva York.

Al igual que en Europa, muchas de las paradas de la Pequeña Amal están planeadas e incluyen visitas con líderes artísticos e institucionales; otros encuentros pueden ser más espontáneos. Según los funcionarios, también hay planes en marcha para realizar un viaje posterior por Estados Unidos.

“Es un gran espectáculo de teatro que se lleva a cabo de forma gratuita en tus calles”, explicó Zuabi. “No es necesario viajar muy lejos para ir a un teatro elegante y vestirse; puedes bajar en pijama si quieres”.

Julio de 2021: Turquía

La primera parada de Amal fue en Gaziantep, una ciudad en el sur de Turquía a 64 kilómetros de la frontera con Siria. Es donde se han asentado muchos refugiados sirios. En un momento, visitó un parque donde los niños sirios le cantaban; otro grupo le entregó un baúl hecho a mano lleno de regalos para su viaje.

Agosto de 2021: Grecia

Amal encontró cierta resistencia en Grecia. Había planeado visitar Meteora, sitio del Patrimonio Mundial griego, conocido por los monasterios ortodoxos encaramados sobre rocas imponentes. Sin embargo, un consejo local prohibió su pícnic programado con el argumento de que una “muñeca musulmana de Siria” no debería actuar en un espacio importante para los creyentes ortodoxos griegos. (La religión de Amal nunca se ha especificado).

Más tarde, en Larisa, en el centro de Grecia, la gente le arrojó huevos, frutas e incluso piedras. Luego, en Atenas, sus eventos planeados generaron protestas y contraprotestas.

Septiembre de 2021: Roma

Al llegar a Roma, Amal fue al Vaticano, caminó por la Plaza de San Pedro, se abrazó a una estatua de bronce que representaba a 140 inmigrantes y se reunió con el papa Francisco, un firme partidario de los refugiados. Se dirigió al Teatro India, uno de los teatros más conocidos de Roma, donde las pinturas, los “collages” y las obras digitales del artista sirio Tammam Azzam brillaban en una pared detrás de ella. Las obras eran visiones dantescas del hogar devastado por la guerra que había dejado atrás.

Octubre de 2021: Francia

En una plaza del pueblo, con lugareños que se asomaban por las ventanas de los apartamentos, Amal bailó al ritmo de la música interpretada por un grupo de raperos refugiados y migrantes. Luego se dirigió a la playa, donde se le unieron 30 marionetas más de su tamaño. Joyce DiDonato, la cantante de ópera estadounidense, ofreció una serenata.

Noviembre de 2021: Inglaterra

Para terminar su largo viaje, Amal fue a Mánchester, donde miles de admiradores la esperaban en el Castlefield Bowl, muchos esperando que se reuniera con su madre. Cuando dio sus últimos pasos, una bandada de golondrinas títeres de madera la rodeó y luego, en una explosión de humo, apareció la imagen del rostro de una mujer: su madre en espíritu, si no en persona.

“Hija, estás tan lejos, tan lejos de casa y hace frío, así que mantente caliente”, entonó una voz suave en árabe. “Estoy orgullosa de ti”.

Mayo de 2022: Ucrania

Desde que completó su viaje de 2021, Amal ha viajado a Leópolis, Ucrania, y a varias ciudades de Polonia para visitar a familias y niños refugiados ucranianos que se vieron obligados a huir después de la invasión rusa de Ucrania.

14 y 21 de septiembre: Queens, Nueva York

Después de su llegada al aeropuerto Kennedy el miércoles, la pequeña Amal partirá hacia Jamaica, Queens, con su gran maleta. Es posible que sus amigos del Centro para las Artes y el Aprendizaje de Jamaica le ayuden a moverse por la ciudad. Pero, ¿cómo le irá en Astoria cuando caiga la noche?

La Pequeña Amal regresará a Queens el 21 de septiembre para visitar Corona y Jackson Heights.

15 de septiembre al 1.° de octubre: Manhattan, Nueva York

La Pequeña Amal no se irá de Nueva York sin ver todos los lugares de interés. Durante su estancia en Manhattan, ha planeado visitas a Grand Central Terminal, la Biblioteca Pública de Nueva York, Times Square, el Lincoln Center y la Catedral de San Patricio.

Más adelante en su viaje, irá al Ayuntamiento y visitará Washington Heights, Harlem, Chinatown y varios vecindarios más.

19 de septiembre al 2 de octubre: Brooklyn, Nueva York

Resulta que Amal tiene algunas raíces en Brooklyn: en 2018, St. Ann’s Warehouse presentó una obra fuera de Broadway, “The Jungle”, que introdujo al personaje de Amal.

La obra volverá a St. Ann’s a principios del próximo año.

“Nos fuimos como si la necesitáramos aquí”, señaló Susan Feldman, presidenta y directora artística de St. Ann’s Warehouse, institución organizadora de la caminata de la Pequeña Amal en Nueva York.

“Si me preguntas qué es lo mejor que puedes hacer, sería caminar con ella”, dijo Feldman. “Los mejores momentos son cuando la gente la ve por primera vez”.

Durante su estadía en el distrito, Amal hará paradas en el Museo de los Niños de Brooklyn, el Parque del Puente de Brooklyn, el Cementerio Green-Wood y varios vecindarios de Brooklyn. También hará múltiples visitas a St. Ann’s Warehouse, incluso en su último día en la ciudad, el 2 de octubre.

25 y 26 de septiembre: el Bronx, Nueva York

Amal visitará Mott Haven en busca de la costa. También está interesada en cruzar el Puente Alto, pero es posible que necesite ayuda de la comunidad para superar su miedo a las alturas.

30 de septiembre: Staten Island, Nueva York

Amal viajará en el ferri de Staten Island y se dirigirá a Snug Harbor, donde será recibida por un desfile.

© 2022 The New York Times Company