El ascensor de un rascacielos de Chicago cae 84 pisos con 6 personas dentro: "Pensé que moriríamos"

Jaime Mayor y su esposa, Mana Castillo, jamás imaginaron que durante las vacaciones en Estados Unidos se llevarían el susto de sus vidas y de la manera más inesperada.

El equipo que rescató a las personas atrapadas en el ascensor. Katy Martinez/via REUTERS

La pareja, que se encontraba de visita en Chicago y había viajado desde México, decidió hospedarse en Hancock Tower, el cuarto edificio más alto de la ciudad para poder disfrutar de las vistas.

Justo antes del incidente, ambos se encontraban en el piso 95 en el Signature Room, por lo que necesitaban utilizar el ascensor para descender hasta el lobby. Minutos después de haber ingresado, notaron que un material similar al polvo comenzaba a caer desde el techo.

Un elevador del edificio Hancock de Chicago (en la imagen) descendió desde el piso 95 hasta el 11 con seis personas dentro. (Foto: Inquisitr)

“Al principio creí que íbamos a morir”, dijo Montemayor, quien además relató que estaban bajando cuando repentinamente sintió que caían por un vacío. “Luego escuché un ruido”.

Aunque el elevador continuaba descendiendo rápidamente, pudo evitarse una tragedia por el sistema de seguridad. Varios cables de elevación sostienen la cabina en caso de que algo imprevisto suceda. Es decir, si falla alguno, los otros podrán cargar el peso del ascensor.

La razón principal por la dejó de funcionar adecuadamente fue una cuerda rota del polipasto, que no es más que una máquina compuesta por dos o más poleas y una cuerda o cadena que se utiliza para levantar o mover una carga.

El mal funcionamiento dio paso a que se desestabilizara el ascensor, donde también estaban otras personas. Finalmente, se detuvo, pero fue entre un piso y otro, y lograron activar el servicio de emergencia.

El rescate duró casi tres horas, y afortunadamente las seis personas que se encontraban dentro lograron salir ilesos.

Los rescatistas tuvieron que martillar un muro de concreto. “Fue una situación precaria en la que tuvimos un cable roto en la parte superior del elevador por lo que no pudimos hacer un rescate de ascensor a ascensor, tuvimos que romper una pared”, dijo el Jefe de Bomberos de Chicago, Patrick Maloney.

Los rescatistas rompieron una pared y abrieron la puerta para sacar a las personas atrapadas dentro del ascensor. Katy Martinez/via REUTERS

Tras el incidente, todos se enteraron de que habían descendido desde el piso 95 hasta el 11.

Así lucía la puerta del ascensor/Katy Martinez/via REUTERS

Anualmente, Chicago inspecciona los 22,000 elevadores que existen en la ciudad. El del incidente había sido revisado en Julio y no había detectado ningún problema. Sin embargo, se sabe que en el 2014 y el 2017 los inspectores recibieron una petición para revisar los elevadores del edificio por un fallo eléctrico.

Este no es el primer accidente que se reporta recientemente en el país en un ascensor. En el 2011, una mujer perdió la vida en un edificio en Manhattan mientras ingresaba en un elevador.

La cabina comenzó a subir antes de que ella se hubiera montado, por lo que fue arrastrada dos pisos hacia arriba y luego puesta en el mismo lugar. Los paramédicos le brindaron asistencia médica pero no logró sobrevivir.

Otro terrible caso ocurrió en Brooklyn en el 2016. Una madre y su bebé cayeron por el hueco de un elevador en un edificio de ese barrio neoyorquino. La progenitora estaba tratando de ingresar con el coche de su hija en un elevador que estaba fuera de servicio. No se sabe si había un cartel que lo anunciaba.

La bebé no pudo resistir el impacto de la caída, cerca de un metro y medio, y sufrió graves lesiones que le arrancaron la vida.