Portugal y España sufren una ola de calor y crece el riesgo de incendios forestales

·3  min de lectura
Foto del martes de un termómetro marcando 47 grados de temperatura en una plaza en Ourense, España

Por Catarina Demony y Miguel Pereira

LISBOA, 12 jul (Reuters) -El aumento de las temperaturas en Portugal obligó a las autoridades a poner el martes a más de la mitad del país en "alerta roja" y a desplegar cientos de bomberos para combatir los incendios que se están produciendo en la región central, en medio de una ola de calor que también se extiende por España.

Con temperaturas superiores a los 40 grados centígrados en muchas partes, un importante incendio forestal que comenzó la semana pasada en la zona de Santarém, al norte de Lisboa, se reavivó el martes debido a los fuertes vientos. Otro incendio cercano provocó el cierre de las dos principales rutas que conectan Lisboa con la ciudad norteña de Porto.

Alrededor de 1.600 bomberos, apoyados por 430 vehículos y 25 aviones, enfrentaron 19 incendios activos, según el sitio web de la Protección Civil, mientras la alerta roja, el nivel más alto, señalaba una situación meteorológica extremadamente peligrosa.

España también enfrenta un alto riesgo de incendios forestales, siendo las regiones de Extremadura y Castilla y León las que más preocupan, según las autoridades. La provincia gallega de Ourense, en el noroeste del país, estaba en "alerta roja", ya que se espera que las temperaturas alcancen los 42 grados.

"Efectivamente ha sido una temporada con más calor que otros años. (...) Está costando", dijo Edison Vladimir, repartidor de 42 años en Madrid.

En la capital portuguesa, repleta de turistas, la gente intentaba mantenerse fresca consumiendo agua o helados o dirigiéndose a la orilla del río o a las playas cercanas.

En una pequeña zona de playa junto al río Tajo, una pareja británica y su hijo pequeño disfrutaron del sol de la mañana antes que hiciera demasiado calor para salir.

"Estuvimos pendientes del tiempo antes de venir y sabíamos que iba a hacer calor, (...) está bastante parecido en el Reino Unido, pero allí no tenemos aire acondicionado", dijo Megan Slancey, de 28 años.

La oficina meteorológica británica ha emitido un aviso de calor extremo, mientras las temperaturas siguen aumentando esta semana y a principios de la próxima en gran parte de Inglaterra y Gales.

Clare Nullis, portavoz de la Organización Meteorológica Mundial, dijo el martes en una rueda de prensa de las Naciones Unidas que aunque la ola de calor, la segunda de Europa este año, estaba afectando principalmente a Portugal y España, era probable que se extendiera a otros lugares.

"Está afectando a gran parte de Europa y se intensificará", dijo Nullis.

Según un informe de la ONU de febrero de 2022, se espera que el número de incendios forestales extremos aumente un 30% en los próximos 28 años, ya que el cambio climático provocado por el hombre está provocando sequías.

"No cabe duda de que el clima ha cambiado en los últimos años", dijo Paul de Almeida, un sudafricano de 51 años que está de visita en Lisboa. "Tenemos que tomar medidas para solucionarlo".

(Información adicional de Guillermo Martínez y Michael Gore en España, Elena Rodríguez en Madrid, Emma Farge en Ginebra y Patrícia Rua en Portugal; editado en español por Ricardo Figueroa y Benjamín Mejías Valencia)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.