Pelosi insinúa que las críticas de China por su viaje a Taiwán son sexistas

·2  min de lectura

Nancy Pelosi insinuó que la furiosa respuesta de China a su viaje a Taiwán puede ser sexista.

En una conferencia de prensa conjunta con la presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen el miércoles, Pelosi comentó que las visitas recientes de importantes legisladores estadounidenses no habían provocado las fanfarronadas y amenazas vistas en los últimos días.

“Creo que armaron un gran alboroto porque supongo que soy la presidenta”, dijo. “No sé si eso fue motivo o excusa, porque no dijeron nada cuando vinieron hombres”.

Beijing advirtió que Estados Unidos estaba “jugando con fuego” y lanzó simulacros con fuego real cuando Pelosi aterrizó en Taiwán el martes en la noche, presentando la visita de la presidenta de la Cámara como una ofensa a sus ambiciones de “reunificarse” con Taiwán.

La retórica provocativa contrastó marcadamente con visitas anteriores de legisladores estadounidenses, como cuando un grupo bipartidista que incluía a Robert Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y Lindsey Graham, realizó un viaje no anunciado a Taiwán en abril.

Luego, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió una reprimenda relativamente tranquila para decir que EE.UU. debería “detener los contactos oficiales con Taiwán y evitar seguir por un camino peligroso”.

En el sitio de redes sociales chino Weibo, a menudo se hace referencia a Pelosi como una “vieja bruja”, según el sitio de noticias con sede en EE.UU. SUPChina.

Nancy Pelosi se reunió con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, antes de partir el miércoles (Getty Images)
Nancy Pelosi se reunió con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, antes de partir el miércoles (Getty Images)

La autora Leta Hong Fincher escribió en un artículo de opinión de 2018 para el Washington Post que el control del poder del presidente Xi Jinping era parte de un “culto a la personalidad hipermasculina”.

“El Partido Comunista perpetúa agresivamente las normas de género tradicionales y reduce a las mujeres a sus roles como herramientas reproductivas para el estado, esposas obedientes, madres y criadoras de bebés en el hogar, para minimizar el malestar social y dar a luz a futuras generaciones de trabajadores calificados”.

La periodista china-estadounidense Melissa Chan tuiteó que el autoritarismo chino estaba “inextricablemente vinculado a la misoginia”.

“Amigos, no tiene que ser uno u otro. Beijing puede alterarse porque Pelosi es la presidenta de la Cámara, lo que hace que la visita sea diferente, Y el hecho de que sea una mujer es un desencadenante adicional”, dijo.

Pelosi dijo que Estados Unidos no debería dejarse intimidar por las amenazas chinas y demostrar que está comprometido con la seguridad de Taiwán.

“No sé si el ruido de sables del presidente de China se deba a ciertas inseguridades en cuanto a su propia situación política. Realmente no importa”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.