De película: caminaban por la playa y encontraron una botella con un mensaje

LA NACION
·2  min de lectura

Como muchas personas alrededor del mundo, Trina Davis Williams tenía un sueño: encontrar una botella con un mensaje. Y el destino le cumplió su deseo: mientras caminaba por la playa con sus hijos halló una y su contenido superó sus expectativas.

Casas a un euro: nueva oportunidad en un pueblo italiano con pocos requisitos

Oriunda de Hamilton Parish, Bermuda, Trina siempre suele recorrer las playas de la zona junto a K'ah y Kazai, sus hijos de siete y cuatro años, respectivamente. Más allá de caracoles, algas y la espuma del incesante mar, esta terapista nunca había encontrado nada fuera de lo común. Pero el 12 de diciembre eso cambió.

"De regreso al vecindario decidimos hacer una parada en un pequeña playa cerca de Bay Corner. Al llegar a la arena quedé sorprendida por la cantidad de basura que flotaba entre las algas. Mientras sacaba fotos del agua repleta de residuos vi la botella que yacía a un costado. A modo de broma me dije 'Me pregunto si tendrá un mensaje'. Siempre estoy buscando tesoros y ese fue mi día suerte", comentó Davis Williams al medio Royal Gazette.

En familia, Trina, K'ah y Kazai se sentaron y con suma tranquilidad se dispusieron a abrir la botella, que contenía no solo una carta, sino también un tarjeta postal y tapones para los oídos como los que usan los buzos.

La tarjeta, una fotografía de tripulantes, les permitió saber que la botella provenía del Albatross VI, un buque de investigación para la pesca comercial que había emprendido su última navegación en noviembre de 2008. Luego, tras 46 años de servicio, fue desmantelado.

El principal astrónomo de Harvard aseguró que el asteroide Oumuamua es "tecnología alienígena avanzada"

En lo que al texto, tenía la firma de Orlando Thompson, un miembro de la tripulación. Como los demás marinos, Thompson había decidido lanzar una botella al agua para como "souvenir" de la última travesía de la embarcación. Los tapones también formaban parte de un homenaje ya que como ingeniero mecánico los usaba para su trabajo diario.

Sin éxito, Davis Williams intentó contactar a Thompson, quien había incluido su dirección y teléfono en el texto. A través de un artículo, The Royal Gazzette logró localizar al remitente y pudo saber que viven East Falmouth, en el estado de Massachusetts.

Días antes a la Nochebuena, Davis Williams pudo comunicarse con Thompson y le reveló un detalle que lo colmó de emoción. La profesional le adelantó que el fragmento que conserva de la botella será parte de la decoración de su boda, que tendrá una temática náutica.