“Pegarle un corchazo”: los mensajes de Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel que exponen la preparación del atentado

·6  min de lectura
Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel, juntos, horas antes del intento de asesinato a Cristina Kirchner, captados por una cámara de seguridad
Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel, juntos, horas antes del intento de asesinato a Cristina Kirchner, captados por una cámara de seguridad - Créditos: @Justicia Federal

Nuevos intercambios de mensajes entre Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte revelan que comenzaron a urdir el atentado contra Cristina Kirchner en abril, cuando ella compró a la pistola Bersa. Semanas después, llegaron a consultar a agentes inmobiliarios para alquilar un departamento en el barrio de Recoleta, muy cerca de donde vive la vicepresidenta. ¿El objetivo? “Pegarle un corchazo”, según consta en el auto de procesamiento de ambos que firmó la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

El ida y vuelta entre ambos ocurrió el martes 23 de agosto pasado, cuando plantearon que el sábado siguiente, el 27, podrían reunirse con un hombre que les pidió que le dejaran “una seña” como condición para avanzar con el eventual alquiler en Recoleta. El departamento -cuya dirección no surge de los textos judiciales- no terminó de convencer a Sabag Montiel. Pero sí a su pareja. “Vamos y le dejamos una seña, ya fue…”, le contestó. “Estamos re cerca de la mina”, abundó, en alusión a Cristina Kirchner.

Procesaron con prisión preventiva a Sabag Montiel y a Brenda Uliarte por el ataque a Cristina Kirchner

Ese intercambio, completo y tal como ocurrió el 23 de agosto, fue el siguiente, según consta en el expediente:

-Sabag Montiel: “Otra cosa, me contestó el tipo del alquiler de Recoleta para el sábado tenemos que verlo y dice que no tiene… Eh… No sé, tiene que coordinar varias entrevistas y que le dejen una seña viste que se yo, asique le dije que íbamos a tener plata para dejarle una seña”.

-Uliarte: “¿No te gusta el depto.?”

-Sabag Montiel: “No me gusta el depto, el pelo si. Cristina y la gente está reunida en Recoleta. Para pegarle un corchazo”.

-Uliarte: “No amor, laburamos esta semana y el sábado vamos y le dejamos una seña, ya fue…Alto depto ese de Recoleta amore, si vieras donde vive Cristina entendes, Cristina vive en Recoleta, estamos re cerca de la mina. La podemos hacer pija, eh…Si, hay que ir y pegarle un corchazo ¿Sabes que hace falta? Un francotirador, viste que la mina se pone en el balcón, hace falta ahí y pimba, un tiro en la cabeza, hacerla mierda…”.

Procesaron a Sabag Montiel y Brenda Uliarte como coautores de intento de homicidio calificado
Procesaron a Sabag Montiel y Brenda Uliarte como coautores de intento de homicidio calificado - Créditos: @Justicia Federal

Para entonces, el plan llevaba más de cuatro meses de gestación. El 22 de abril, Uliarte le indicó a un contacto identificado como “Serena” que había adquirido un arma de fuego. “Si tengo un fierro lo compre porque mi ex está jede” , le escribió, en alusión a un ex que le resultaría riesgoso. Ese mismo también aludió al arma en un intercambio con otro contacto al que tenía agendado como “Fran”. Le escribió: “Tranqui, no va a pasar nada… es mío el fierro”.

Ya el 5 de julio, Uliarte se mostró más lanzada en un cruce de mensajes con otra persona, a la que guardó en su teléfono como “Nacho”. “Para limpiar Argentina hace falta que corra sangre… de poder se puede hay que encontrar la manera … no necesito pagarlo yo puedo serlo ... se usar un fierro, no soy francotiradora, pero algo es algo… hay que encontrar un hueco ser estratega”, le escribió.

Su interlocutor, “Nacho”, le sugirió que no lo hiciera. Le dijo que estaba delirando.

Brenda Uliarte, con el arma usada por Sabag Montiel
Brenda Uliarte, con el arma usada por Sabag Montiel

El 27 de agosto, cuando supuestamente iban a señar el departamento de Recoleta, se sucedieron los incidentes entre militantes kirchneristas y la Policía de la Ciudad que siguieron a la decisión del jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de poner vallas alrededor del domicilio de la vicepresidenta.

Sabag Montiel estuvo en el lugar con el arma. Le contó a Uliarte que tuvo cerca a Axel Kicillof, que participó de las protestas, y llegó a tocarle el hombro. Y le avisó a su novia que no había podido ejecutar el ataque contra la vicepresidenta.

“Que hija de puta la Cristi…Se da cuenta”, le respondió Uliarte, a lo que su novio responde: “No, no es que se da cuenta, el tema es que hay una cámara de C5N y hay poca gente, y la gente ya se está yendo , y el momento era ese, ahora ya es tarde, o sea ya son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido ¿Entendes? Después vamos a ver en la tele a ver qué pasó porque cuando ella se metió acá, la siguieron y ahí tendría que haber sido”.

Después, empieza a fantasear con lo que hubiera pasado si hubiera disparado.

-Sabag Montiel: “Que gracia me dan todos esos putitos ahí sacándose fotos, cholulos, haciéndose los peronistas con la V vos llegas a tirar con el fierro ahí y llegas a arrancar a los tiros ¿Vos sabes cómo salen todos corriendo? Pánico, el caos que se genera. O sea, es muy difícil… O sea, si yo disparo, después de los tiros van a saber que yo tengo el fierro, voy a tener que sacar el cargador y me van a tener que sacar el fierro, pero no van a tener las balas, entonces eh me van a cagar a piñas, pero más de uno, a ver, me pueden agarrar entre varios, pero otros van a correr y va a ser muy difícil que se yo”

-Uliarte: “Ya llegué amor… ¿Vos decís que no te van a agarrar? La onda es que metas el corchazo y te escapes”.

Procesaron a Sabag Montiel y Brenda Uliarte como coautores de intento de homicidio calificado
Procesaron a Sabag Montiel y Brenda Uliarte como coautores de intento de homicidio calificado - Créditos: @Justicia Federal

Ese mismo día, Uliarte intercambia mensajes de Whatsapp con el contacto guardado como “Amor de mi Vida”, que según se supo después corresponde a Agustina Díaz (ahora también detenida).

-Uliarte: “Hoy me convierto en San Martín, voy a mandar a matar a Cristina…Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo si voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martin en el cuerpo… Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro”.

-Díaz: “¿Qué pasó? ¿De qué me perdí?

-Uliarte: “Mandé a matar a la vice Cristina. No salió porque se metió para adentro. Una bronca te juro la tenía ahí. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo basta de hablar hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi”.

-Díaz: “Bank. Buena idea igual. ¿Cuánto te cobró?”

-Uliarte: “No me cobró lo hizo porque también está re caliente con lo que está pasando. Te juro que a esa la voy a bajar. Me tiene re podrida que ande robando y quedé impune”.

-Amor de mi vida: “Te das cuenta del quilombo en el que te vas a meter, ¿no? Te van a buscar por todos lados si se enteran de que sos complice de la muerte de la Vicepresidenta”.

-Uliarte: “Por eso mandé a alguien”.

-Díaz: “Aunque si, pero quien no va a querer meterle un tiro a esa vieja chorea”.

-Uliarte: “Si llega a pasar me voy a otro país y hasta cambio de identidad. La tengo re pensada”.

-Díaz: “¿Sabes cuanta guita necesitas para eso? No es mando a matar y me mudo del país. Te van a buscar de todas formas y la guita que necesites para todos los trámites”

-Uliarte: “Tengo algo de money, conocidos. Me voy pero antes quiero hacer algo por el país”.