¿Qué es el ‘pearling’, la modificación del miembro viril del rapero mexicano “Babo”?

¿Qué es el ‘pearling’, la modificación del miembro viril del rapero mexicano “Babo”?

El rapero mexicano Eduardo Dávalos De Luna, mejor conocido como “Babo” de la agrupación Cartel de Santa, ha desatado una serie de reacciones en las redes sociales, luego de que se filtrara la segunda versión de su vídeo musical titulado Piensa en mí, el cual contenía escenas bastante explícitas.

En su más reciente producción, en la versión presuntamente censurada, el cantante de 45 años de edad muestra a mujeres desnudas y deja al descubierto su miembro viril. El contenido era exclusivo para miembros de su canal de OnlyFans, pero rápidamente fue compartido por los usuarios en la plataforma Twitter.

¿Qué es el ‘pearling’?

A raíz de esta polémica, los internautas se cuestionaron acerca de la forma y textura que tenía la superficie del pene de “Babo”. La práctica es conocida como ‘pearling’, y consta en insertar pequeñas cuentas o perlas debajo de la piel, muy similares a los implantes subdérmicos.

Según expertos, estas modificaciones a los genitales aumentarían el placer sexual del receptor pero también del emisor, durante un acto íntimo, aunque aún no está comprobado científicamente.

El procedimiento es, en apariencia sencillo, pues se logra al hacer una incisión y separar un poco la piel para alojar la pieza y lograr el relieve deseado en la zona.

Las piezas conocidas como cuentas, ‘beads’ o perlas que se implantan deben de ser de silicón, teflón y hasta vidrio; incluso, hay personas que se colocan elementos fabricados con acero quirúrgico y titanio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El precio por colocarse una de estas piezas varía, según el material empleado y la zona donde se desea. De acuerdo con especialistas, el costo podría oscilar entre los 3.000 pesos mexicanos o hasta los 10.000, lo equivalente a 150 o 500 dólares estadounidenses.

A pesar de que, una de las zonas más comunes en las que se practica ‘pearling’ es el cuerpo o tallo del pene e, incluso, en el prepucio; algunas mujeres también realizan esta acción, al colocarse perlas en la zona de los labios de los genitales femeninos.

El tiempo de recuperación, después de ser sometido a este procedimiento, es de un mes y medio o hasta dos meses, por lo que expertos recomiendan no tener relaciones sexuales antes de ese tiempo. Debido al flujo sanguíneo que recorre los genitales, la cicatrización puede ser más tardada.