Las pastillas que se volvieron una gran adicción entre los futbolistas

·3  min de lectura
Ryan Cresswell de Southend celebra una anotación. (Foto: Action Images / David Field Livepic)
Ryan Cresswell de Southend celebra una anotación. (Foto: Action Images / David Field Livepic)

El ex defensor inglés Ryan Cresswell hizo una advertencia sobre el peligro que enfrentan varios futbolistas por su adicción a las pastillas para dormir, después de que por su consumo frecuente casi pierde la vida.

Cresswell, que jugó para el Rotherham, Southend y Northampton, ya lleva un año sin consumir esas pastillas, después de pasar una segunda temporada en una clínica de rehabilitación por su dependencia. El ex futbolista ha vuelto a involucrarse en el mundo del fútbol como entrenador del Sheffield FC, el club de fútbol más antiguo del mundo, y se siente optimista sobre su futuro, según declaraciones que retoma el diario británico The Guardian.

Su historia de dependencia con las pastillas inició con los analgésicos que tomaba para tratar un problema crónico de rodilla, en los tiempos en que hacía parte de la nómina del Northampton. Luego empezó a tomar pastillas para dormir, combinadas con alcohol y fue ahí cuando todo su mundo se derrumbó.

Tuvo que ingresar a un centro de rehabilitación por primera vez, pero tuvo una recaída que casi lo lleva a la tumba a los 34 años y un milagro del destino lo salvó de morir.

"Analgésicos, somníferos y bebida. Estaba en una escapatoria fuera de mi elemento. No puedo creer que hice lo que hice", dijo y agregó que cuando entró en rehabilitación por primera vez pensó que "había tocado fondo, pero ni siquiera me había tirado a la piscina".

"Cuando entré por segunda vez, me estaba aferrando a mi vida. Era una cuestión de vida o muerte. No quería morir. Algunas personas tienen pensamientos pasajeros acerca de no querer estar más aquí, yo estaba viviendo en esos pensamientos" de suicidio.

Ryan Cresswell de Northampton Town en acción durante un partido en diciembre de 2015. (Foto: Pete Norton/Getty Images)
Ryan Cresswell de Northampton Town en acción durante un partido en diciembre de 2015. (Foto: Pete Norton/Getty Images)

Cresswell sabe lo fácil que es volverse adicto a las pastillas para dormir y está bastante seguro de que no es el único en el mundo del fútbol que tuvo o tiene una adicción a ellas. "Creo que hay un gran problema en el fútbol con los somníferos y quiero decir desde arriba, tan alto como quieras llegar", agregó en sus declaraciones publicadas por The Guardian.

"Para mí, comenzó con una después de cada juego, lo cual fue genial y creo que tiene un buen propósito usarlas. Pero luego pasó de uno después de los juegos, a uno por día a dos por día y luego supe que era adicto a ellas. No era yo quien lo deseaba, era mi cuerpo, sabía que no era lo correcto. Es horrible", recordó.

El ex futbolista y ahora entrenador indicó que ahora hay muchachos de 22 o 23 años en la Premier League, Championship y otras ligas que están tomando demasiados analgésicos y no será hasta dentro de tres años que se den cuenta de que tienen un problema real de adicción.

"Los sudores y los temblores de la noche vendrán y tendrán que superarlos solos", advirtió.

Cresswell lo ha superado, pero sabe que todavía tiene mucho trabajo por hacer y por eso aún asiste a las reuniones regulares de Alcohólicos Anónimos (AA). "Es un logro que no necesita ser reconocido porque es lo correcto. No es un logro, es algo que había que hacer", señaló.

"Si puedo contar lo que me pasó y eso evita que otro jugador en la actualidad pase por lo mismo, entonces eso será suficiente", puntualizó.

Si tú o alguien que conoces está considerando quitarse la vida, contacta inmediatamente con tu Línea Nacional de Prevención al Suicidio:

México: (55) 5259-8121, o visita http://www.saptel.org.mx/

EEUU: 988 (línea gratuita en inglés y español) o visita suicidepreventionlifeline.org

Argentina: 135 (línea gratuita) (011)5275-1135 o visita https://www.casbuenosaires.org.ar/

VIDEO: Terror en México: bajan a familia con un menor para incendiar su auto